¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Podría Snowden convertirse en el Alfred Kinsey de Rusia?

Snowden as the modern day's Alfred Kinsey? Images mixed by author.

¿Snowden como un Alfred Kinsey de los tiempos modernos? Imágenes mezcladas por el autor.

Edward Snowden es el Alfred Kinsey de la Era de Internet. Esto es lo que el periodista ruso Dmitri Gubin [ru] argumentó en un artículo de su blog [ru] la semana pasada, imaginando las consecuencias que la total vigilancia del gobierno podría tener sobre las normas sociales futuras.

Kinsey es famoso por su investigación al principio de la década de 1950 sobre el comportamiento sexual humano, que contribuyó a una revolución en Occidente contra las nociones tradicionales de sexualidad. Kinsey alcanzó sus grandes avances aplicando métodos rigurosamente científicos para el estudio de la sexualidad, lo que fue posible mediante la recolección de una gran cantidad de datos.

En su artículo, Gubin se pregunta si la gran cantidad de datos acumulados por el gobierno espiando en internet, como el programa de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) PRISM o el proyecto del Servicio de Seguridad Federal (FSB) SORM [en], podrían transformar la sabiduría convencional acerca de nuevas áreas del comportamiento humano. 

Как часто мы ругаем власть? Материмся? Плачем? Изменяем слову, делу и телу? Напиваемся в хлам? Повышаем голос? Завидуем? Как часто меняем свои взгляды в течение жизни — и нормально ли их менять?

¿Cuán a menudo criticamos a las autoridades? ¿Y maldecimos? ¿Gritamos? ¿Con cuánta frecuencia nos arrepentimos de nuestras palabras? ¿Y de nuestros actos?¿Cuán a menudo bebemos hasta perder el conocimiento? ¿Qué pasa respecto a elevar nuestras voces? ¿Y a envidiar a los demás? ¿Con cuánta frecuencia cambiamos de opinión en la vida? ¿Es normal cambiar de punto de vista?  

Когда мы получим ответы на эти вопросы, возможно, пересмотрим свои представления о том, что мы есть. А также изменим рамки одобряемого и осуждаемого с точки зрения интересов общества, то есть общественной морали. И ФСБ с его СОРМом, и ФБР, и ЦРУ, и АНБ нам в этом окажутся невольными, но помощниками. Как и все социальные сети, с которых вылетит твит – не поймаешь, паблик черненький не смоешь и платочком не сотрешь, а сотрешь — так есть кэш Гугла и Яндекса, а введут запрет выдавать кэш после требования пользователя — есть еще перепосты и скриншоты.

Ну хорошо, скажете вы, с Фейсбуком и ВКонтакте все ясно. Но как получить интересующую информацию из ФСБ, ФСО и прочих закрытых организаций? Да очень просто! На каждое АНБ и ФСБ найдется свой Сноуден. При таких масштабах работ – не может не найтись.

When we get answers to these questions, it’s possible to reconsider our ideas about who we are. Also, we can change the scope of what is accepted and condemned, from the point of view of society’s interests, that is, from the perspective of public morality. And the FSB with its SORM, along with the FBI, CIA, and NSA, are all unwitting helpers in this process. The same goes for all the social networks. You can’t catch every tweet, you can’t wash the public space clean, and even if you succeed in erasing something, there is always the cache on Google and Yandex. Impose a ban on caches and there will still be reposts and screenshots.

That’s all well and good with Facebook and Vkontakte, you say. But how will we get interesting information from the FSB, FSO, and other closed organizations? Oh, but it’s simple! In every NSA or FSB, you’ll find a Snowden. In such large-scale projects, it’s impossible not to find one.

Cuando logremos responder estas preguntas, serár posible reconsiderar nuestras ideas acerca de quiénes somos. También podemos cambiar la gama de lo que se considera aceptable y condenable, desde el punto de vista de los intereses de la sociedad, es decir desde la perspectiva de la moral pública. Y el FSB con su SORM, junto con el FBI, la CIA y la NSA, todos contribuyen de manera involuntaria a este proceso.Lo mismo ocurre con todas las redes sociales. No puedes atrapar cada uno de los tuits, no puedes limpiar por completo el espacio público e incluso si lograras borrar algo, siempre queda la memoria caché de Google y Yandex. Pon una prohibición sobre los cachés y habrá aún reposteos y capturas de pantalla.

Está todo bien con Facebook y Vkontakte, dices. Pero ¿cómo obtendremos información interesante del FSB o de la Organización de Seguridad Federal (FSO) y de otras organizaciones cerradas? Oh, ¡pero es simple! En cada NSA o FSB, encontrarás un Snowden. En proyectos a gran escala, es imposible no encontrar uno. 

Usando Internet, la vigilancia del gobierno ahora se entromete en rincones de nuestras vidas que previamente eran inaccesibles para los ajenos. Al grabar nuestro comportamiento en línea, las autoridades son capaces de discernir en nuestras acciones patrones de comportamiento, llegando a entendernos de una manera en que ni nosotros nos conocemos. Si el estudio de Kinsey pudo mostrar que la realidad del comportamiento humano difiere de lo que las tradiciones prescriben, ¿qué pueden decirnos PRISM y SORM acerca del “extremismo” y del “terrorismo”? ¿Qué pueden aportar acerca de la prevalencia de las bromas sobre Vladimir Putin? Es más ¿qué revela la total desintegración de la privacidad acerca de toda clase de comportamiento político?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.