¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿No se enteró de la violencia extrema contra los musulmanes en Sri Lanka? Nunca lo hará leyendo los medios locales

Screenshot of the YouTube video of the the speech of BBS Secretary Galagodaaththe Gnanasara Thero

Captura de pantalla del video de YouTube del discurso del Secretario de BBS Galagodaaththe Gnanasara Thero.

Al menos cuatro personas resultaron muertas [en], 78 heridas y un gran cantidad de locales comerciales y hogares musulmanes incendiados en recientes enfrentamientos entre musulmanes y budistas de la línea dura en la ciudad costera de Aluthgama [eng] en Sri Lanka, pero no espere enterarse de estos sucesos en los medios masivos de Sri Lanka. 

Esos medios de noticias proporcionan escasa o ninguna información acerca de los incidentes violentos que están ocurriendo, según Ayesha Perera [en] del sitio de noticias ciudadanas Firstpost. Groundviews [en], un sitio alternativo de periodismo ciudadano con sede en Colombo, la capital de Sri Lanka, informó que “las razones van desde órdenes provenientes de lo más alto del poder a la autocensura por temor a las represalias.” Tomaron capturas de pantalla [en] de algunos de los principales diarios mientras ocurrían los disturbios para probar el punto. 

Ante la ausencia de cobertura local, los medios sociales [en] y los medios internacionales de noticias se han convertido en fuentes indispensables de información. En Twitter, los informes sobre los incidentes de violencia fueron compartidos mediante la etiqueta #Aluthgama [en].

Bomberos luchan por controlar el fuego en otro comercio musulmán.

Tercer día. La falta de liderazgo político es terrible. También lo es la incompetencia de la policía y la cobardía de los budistas mahanayakes.

Asistencia/ayuda para los afectados por la violencia entre comunidades en los pueblos del sur de Sri Lanka, #Aluthgama todavía muy basada en la comunidad  

La tensión en Aluthgama ya era elevada antes de los enfrentamientos, alimentada por informes [en] acerca de un hombre musulmán que presuntamente atacó a un monje budista. Después que los budistas cingaleses locales se quejaron por la inacción policial, el 12 de junio de 2014, las autoridades arrestaron [en] a un sospechoso y a otras dos personas y la situación pareció calmarse. 

Pero la organización nacionalista budista Bodu Bala Sena (BBS) [en] reavivó la ira el 15 de junio de 2014 con una manifestación en Aluthgama. El secretario del grupo Galagodaaththe Gnanasara Thero, un monje budista, pronunció un fuerte discurso contra la comunidad musulmana [en]. Dijo en referencia a la fuerte presencia policial en el área: 

I would like to say that it is Sinhala Police in this country. And the army in this country is Sinhala Army. Hereafter, if a Marakkalaya (offensive way of addressing Muslims) or any other Paraya (another abusive way of addressing foreigners) keeps so much as a hand on a Sinhala Person, let alone a Monk, it would be the end of all these fellows.

Me gustaría decir que en este país la policía es cingalesa y que el ejército en este país es el ejército cingalés. Entonces si un marakkalaya (modo ofensivo de referirse a los musulmanes) o cualquier otro paraya (otra forma abusiva de referirse a extranjeros) llega a poner una mano sobre un cingalés, especialmente sobre un monje, sería el fin de todos estos personajes.

El usuario de YouTube Sri Lankan Expat subió el discurso [en] con subtítulos en inglés: 

Después de la manifestación, los partidarios de BBS marcharon por las zonas de mayoría musulmana [en] cantando lemas contra los musulmanes y los enfrentamientos eventualmente se desataron [en]. Numerosos comercios y hogares musulmanes, así como también una mezquita, fueron sometidos a vandalismo e incendiados [en]. La violencia continuó durante la noche [en] dejando como saldo tres musulmanes muertos. Miles de musulmanes se refugiaron [eng] en escuelas cercanas y en otros lugares.

La siguiente noche, a un tamil de 58 años lo confundieron con un musulmán y fue azotado hasta morir, elevando el número de muertos a cuatro, según el Colombo Telegraph [en].

La Asociación de Corresponsales Extranjeros de Sri Lanka subió fotografías a su página Facebook [en] mostrando la devastación. El corresponsal de la BBC en Sri Lanka, Charles Haviland también tuiteó fotografías:

El local comercial de Lanka Motors incendiado en Aluthgama, SriLanka, después de los violentos ataques contra los musulmanes de los budistas extremos. 

Las autoridades de Sri Lanka decretaron el toque de queda [eng] en Aluthgama y el pueblo vecino de mayoría musulmana de Beruwala para aliviar las tensiones. BBS, que alega que estaba protestando en forma pacífica cuando fue atacado a pedradas, culpó a la policía [en] por los disturbios en Aluthgama y advirtió, “No nos obliguen a decirle a la gente que boicotee los comercios musulmanes.”

Los musulmanes representan el 10 por ciento de la población, principalmente budista, de Sri Lanka. Por décadas, los musulmanes en Sri Lanka han estado viviendo en forma pacífica entre una complaciente población cingalesa y tamil. Sin embargo, en los últimos años, un sentimiento anti-musulmán [en] ha venido creciendo entre sectores de la clase política. 

El fenómeno coincide con el surgimiento del extremismo budista [en], BBS ha estado en los titulares de los diarios desde 2012 por una serie de protestas y ataques violentos contra los musulmanes. El grupo logró, en 2013, hacer que las autoridades abandonaran el etiquetado halal musulmán y convocaron a sus compañeros budistas a realizar un boicot contra tales productos manufacturados y vendidos en cadenas de venta minorista. 

El bloguero Tisaranee Gunasekara [en] cuestionó el por qué la policía y las fuerzas especiales no pudieron evitar los disturbios en Aluthgama. “La turba actúa cobardemente. Al primer signo real de acción decidida de la policía y de la Fuerza especial de tareas los violentos hubieran desaparecido,” escribió.  

Indrajit Samarajiva [en], un bloguero de Sri Lanka, advirtió que dejar actuar a los grupos extremistas como les plazca tendrá consecuencias nefastas: 

What’s scary is that the government tolerates and even supports groups like this. It was this misconception that radicals can be controlled which led to so much bloodshed and toppled governments in the past. It is this appeasement of racism which sows the seeds of discord and war.

Lo que asusta es que el gobierno tolera e incluso apoya a grupos como este. Fue el error de pensar que los revolucionarios pueden ser controlados lo que provocó tanto derramamiento de sangre y derrocó gobiernos en el pasado. Es este aplacamiento del racismo el que siembra la semilla de la discordia y de la guerra. 

Algunos grupos están adoptando posiciones tendientes a contrarrestar los disturbios. Sri Lanka Unites [en], un movimiento juvenil, está alentando a sus seguidores a hablar en contra del odio. Campaña por la Justicia, un grupo contra el racismo dió a conocer [en] que organizó una protesta para el 18 de junio de 2014.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.