¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Alguien le recuerda a China que China y Hong Kong son supuestamente “un país, dos sistemas”

White Paper, by Badiucao for China Digital Times. The political cartoonist  depicts the cover of the white paper, with a logo used by Occupy Central protesters reinterpreted as a noose. Non-commercial use.

El Libro blanco realizado por Badiucao para China Digital Times. El caricaturista político ha combinado la cubierta del libro con el símbolo utilizado por los manifestantes del movimiento de ocupación, transformado en la soga de una horca. Uso no comercial.

Este año se conmemora el 30 aniversario de la Declaración conjunta sino-británica sobre Hong Kong [en], un acuerdo diplomático que garantiza la autonomía política y económica de la ex colonia británica — la idea de “un país, dos sistemas” — tras su entrega a la China comunista.

Pero un reciente documento oficial del gobierno de Pekín da a entender que puede haber una interpretación imprecisa con respecto a lo que se estipuló en dicho acuerdo sobre “autonomía”, lo cual ha suscitado la preocupación de muchos ciudadanos de Hong Kong.

Este libro blanco [en] sitúa a Hong Kong en la misma posición que cualquier otra región administrativa municipal y provincial, sobre las cuales el gobierno central de China tiene amplia jurisdicción. El documento también manifiesta que el “amor a la patria” es el criterio principal para los administradores de Hong Kong, incluidos jueces y funcionarios del poder judicial.

Pocos jueces de Hong Kong son ciudadanos chinos, por lo que resulta un tanto extraño pedirles que sean fieles a otro país que no sea el suyo. Si bien la nacionalidad china es un requisito imprescindible para los altos mandatarios de la administración (según el sistema legal conocido como la Ley Básica), no ocurre así con los jueces. El Colegio de Abogados de Hong Kong, un organismo reconocido legalmente, criticó el documento por socavar las bases de la independencia judicial de esta región administrativa y señaló que no es responsabilidad del poder judicial cumplir con ningún objetivo político del gobierno.

De acuerdo con el principio de “un país, dos sistemas” de la Declaración conjunta sino-británica, el sistema capitalista de Hong Kong y su estilo de vida no se podrán modificar durante un período de 50 años, hasta el año 2047. La Ley Básica establece expresamente que Hong Kong será independiente en su sistema judicial y que “el derecho común, las normas de equidad, las ordenanzas, la legislación subordinada y el derecho consuetudinario se mantendrán inalterados”.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores chino informaron a la prensa que [zh] el primer ministro chino Li Keqiang, durante su visita al Reino Unido, tenía prevista la firma de un documento que ratificara la Declaración conjunta sino-británica. Dicho documento, según Martin Lee Chu-ming, miembro fundador del Partido Democrático de Hong Kong, disiparía el debate sobre este asunto por parte de la comunidad internacional. Martin Lee también instó al gobierno del Reino Unido a que no se permitiera vender Hong Kong por un acuerdo comercial sino-británico.

Al finalizar la visita del primer ministro chino, el gobierno británico no llegó a firmar ningún documento que garantizara el éxito de la Declaración conjunta. Sin embargo el primer ministro británico David Cameron hizo una breve declaración al respecto. Evan Fowler comentó [en] la respuesta diplomática en el diario House News:

La actitud actual de Gran Bretaña, de Europa y de Estados Unidos, es cada vez menos intervencionista. Existen muchas otras crisis internacionales más prioritarias para Occidente que el caso de Hong Kong. [… ] Esto no significa que Gran Bretaña apoye la posición de China. Se trata de promover la “prosperidad y la estabilidad de Hong Kong”. Conviene destacar que se trata “de Hong Kong”. [… ] En caso de que Gran Bretaña observara una actitud contraria por parte de China, se reserva el derecho a reclamar a su gobierno, en virtud de la Declaración conjunta.

La opinión pública de Hong Kong se manifestó mayoritariamente en contra del libro blanco. En la China continental, sin embargo, los portavoces de los partidos afirmaron que todos los sectores de Hong Kong acogieron con satisfacción el libro blanco de Pekín. La escritora tibetana Woeser retuiteó una imagen que circulaba por la red, con el fin de contrarrestar esta falsedad:

Una imagen ampliamente difundida en Facebook: “¡Retiren su libro blanco!”. Los portavoces de los partidos se atreven a decir que “todos los sectores de Hong Kong acogieron con satisfacción el libro blanco del gobierno central: aclaración de malentendidos”.

Los caracteres chinos “retirar” (收) y “cubrir” (皮), colocados juntos, en cantonés significan “Que les den…”.

El experiodista Au Kar-lun, en su columna del House News, expuso su interpretación acerca de la intención política del libro blanco:

當年,強調「兩制」之特殊地位,強調香港有權、強調自治,目的是要香港人留下,叫香港人放心;今天,強調「一國」是前提,強調中央有權,一國壓倒兩制,權在我手,給你的,不是承諾,只是賞賜。懂了沒有?

Hoy en día, el “país poderoso” hace hincapié en la idea de “un solo país”, sobre el cual el gobierno central tiene plena soberanía. La idea de un único país está por encima de la de dos sistemas, ellos tienen la sartén por el mango. El poder que tenemos es un regalo que nos dan, que hay que recibir como un gesto de agradecimiento, no como un compromiso. Creo que me entienden.

Kristine Chan resumió los problemas principales del libro blanco desde la perspectiva de Hong Kong y lo llamó [zh] la nueva Ley Básica [en]:

這洋洋數萬字寫的就是從中央的視角談談如何直接管治香港。政治方面完全收緊對香港管治權的控制,一國先於兩制,沒有所謂剩餘權力(residual power),即是說有什麼中港紛爭都由中央決定,香港人只可以做中央容許的事。[…] 這份文件除了政治宣言以外,亦列出了中央對香港的經濟及民生論述。中共的恩主心態低調地宜揚著:「要不是97年亞洲金融風暴我救了你們,之後不斷在金融(人民幣)、貿易(CEPA)、旅遊(自由行)給你著數,你早就玩完了!」[…] 請問香港有否高度自治、港人治港?請問這份白皮書有否諮詢過香港人、有否從香港社會出發?請問港府同內地政府簽協議有沒有香港人的同意?[…]不難想像,香港政府已經搶出來說這是「新基本法」,香港人的自治權蕩然無存。

Miles de palabras que describen cómo gobernar Hong Kong desde el punto de vista del gobierno central. China refuerza su control político sobre Hong Kong y da prioridad a la idea de un “único país” por encima de la de “dos sistemas”. Desaparece el poder residual, lo que implica que el gobierno central tiene el control para decidir acerca de todas las cuestiones transfronterizas. A Hong Kong se le permite actuar únicamente según las directrices del gobierno central. [… ] Aparte de hacer una declaración política, el documento también habla de la economía y la sociedad de Hong Kong. El gobierno central se presenta como un mandatario benevolente: “Les hemos salvado de la crisis financiera asiática de 1997. En caso de que no haberse implementado políticas financieras favorables (mercado de cambio del yuan), acuerdos comerciales (acuerdo de asociación económica reforzada) y de turismo (visado de turista), Hong Kong no habría sobrevivido. [… ]

¿Es cierto que Hong Kong tiene un “alto grado de autonomía” y “son sus ciudadanos quienes la dirigen”? ¿Se tomaron la molestia de consultar a los ciudadanos de Hong Kong al redactar el libro blanco? ¿Se tiene en cuenta la perspectiva de la sociedad local? ¿Los ciudadanos de Hong Kong tuvieron voz y voto en los acuerdos firmados entre el gobierno de Hong Kong y el gobierno de China continental? [… ] No es difícil imaginar que el gobierno de Hong Kong se haya tomado el libro blanco como la “Nueva Ley Básica”, que implica que esta región administrativa dejará de tener autonomía.

Charles Mok citó el poema de su amigo, añadiendo una caricatura política:

Las palabras de mi buen amigo Fong Su acerca del libro blanco: “El viento del norte se muestra feroz en junio mientras las nubes oscuras cubren Hong Kong. El libro blanco contiene miles de palabras. Cuídate de la mano negra ya que encierra mucho peligro. El único país sólo finge, los dos sistemas son una falacia. La base no tiene ley, la autonomía se ha esfumado”.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.