¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Por qué la prensa necesita protección en Trinidad y Tobago?

World Press Freedom map, at the Newseum in Washington, DC. Photo by Mr.TinDC, used under a CC license.

Mapa de World Press Freedom (Libertad de prensa global), en el Newseum de Washington DC. Imagen de Mr.TinDC, utilizada bajo licencia de Creative Commons.

Después del asesinato de Dana Seetahal a principios del pasado mayo, el periodista Mark Bassant [en], empezó a investigar la historia con tenacidad. Al momento de publicar el original de este artículo, el periodista testificaba [en] que su vida se había visto amenazada a causa de su reportaje de investigación [en].

El blog Activized no acogió bien esa noticia. En una publicación titulada #PROTECTTHEPRESS [en] (Protejan la prensa), el bloguero Brendon O'Brien interpretaba el significado que la noticia tenía para el país:

Si eres un trinitense normal, significa que nuestro país se ha echado a perder. Si tan solo eres un aspirante a periodista, significa mucho más…

La gente no entiende cuál es el propósito del periodismo. No sirve solo para informar a la gente de lo que está pasando, ni para ridiculizar a los famosos, ni siquiera para informar a la gente de cosas interesantes. Se trata de democracia. Sí, por si no lo sabían, las noticias (como todo lo demás) están relacionadas con el poder. Pero mientras la mayoría de las cosas tratan sobre luchas por un poder menoscabado, el cometido del periodismo es compartir, proteger y atenuar el poder. Para expresarlo de forma mucho más simple, el trabajo de un periodista es asegurarse de que el voto de un ciudadano cuente tanto como sea posible y de que los ciudadanos sepan todo lo que deben saber antes de votar por cualquier cosa nunca más.

El periodismo de investigación puede ser más que una forma de periodismo, es crucial para la defensa de la democracia… Tal vez Mark Bassant estaba haciendo su trabajo demasiado bien…

La publicación explica [en] por qué Bassant pudo haberse convertido en un objetivo:

Estaba intentando levantar el velo de una posible organización criminal que podía ejecutar una tarea, e incluso a una persona, con estrategia y predisposición férrea. Estaba intentando revelar la ineficacia de nuestros mecanismos de protección actuales a la hora de defender a todos los ciudadanos, o incluso a la hora de responder a una amenaza criminal desarrollada con rapidez. Estaba intentando ofrecer a los ciudadanos la información que necesitaban para pedirles a los sistemas las respuestas que se merecían para así sentirse seguros. Él, como incontables periodistas antes, intentó a su propio modo llevar eso a la luz, pero parece que nosotros incluso nos estamos deslizando todavía más hacia la oscuridad.

El bloguero culpaba directamente a las autoridades del gobierno, y no solo por la ineficacia de la administración a la hora de frenar el problema del crimen:

En los últimos años, el gobierno ha intentado privar al llamado Cuarto Poder [en] de las herramientas que necesita para defender la democracia [en]. Esto significa, como mínimo, que a los votados les interesa tanto el poder como para incapacitar al sistema que protege a aquellos que votaron por ellos. En cierto modo, ese es el mismo sistema inhibido para el que trabajaba Mark Bassant, el mismo que asaltó la oficina y la casa del periodista en busca de información concerniente a un artículo que Bassant estaba escribiendo [en] (a propósito, un asalto ejecutado por un antiguo político y director de medios de comunicación).

O'Brien continuaba [en]:

Si nuestra integridad y seguridad periodística quedan comprometidas, no hay herramienta que pueda conservar el orden en la constante lucha sociopolítica de poder de la que el hombre común suele escapar. Y, si los poderes fallan a la hora de atenuar las amenazas a su propia gente, entonces los periodistas no estarán seguros en la búsqueda de la verdad en ningún caso.

El bloguero permaneció firme en su convicción de que no importaba lo críticos que fuesen los medios con el gobierno, porque la libertad de prensa debería quedar sin trabas:

La noticia no ha sido amigable con el gobierno. No debería haberse esperado algo así, para ser honesto. Su trabajo es mostrarnos quiénes son esas personas, hacernos saber qué están haciendo y permitirnos decidir si estamos de acuerdo con ello.

Aun así, O'Briend también culpaba a la ciudadanía [en]:

Parte del problema es ese: todavía no estamos tomando las decisiones que protegerán nuestra democracia. No estamos lo bastante descontentos con la noticia para asegurar que los periodistas no tienen que contar esas historias nunca más. Así que, por nuestro bien, los periodistas todavía cuentan esas historias. Ellos hacen su trabajo, no importa lo potencialmente peligroso que sea (y en Trinidad y Tobago es aún mucho peor). Así es cómo Mark Bassant llegó al punto donde tuvo que informar sobre una abogada experimentada que había sido acribillada a balazos en su propia casa. Así es cómo llegó al punto donde tiene que temer por su propia vida en su propio país natal. De esa forma, nosotros podemos defender nuestros derechos en nuestro propio país natal.

O'Brien tenía algunas sugerencias sobre el siguiente paso que se debía dar:

Hay muchas cosas que tienen que pasar ahora. Nuestro gobierno debe elaborar (por fin) estrategias para prevenir el crimen organizado aprovechándose de su poder y desafiando el contrato social que los ciudadanos han firmado con su democracia. Al mismo tiempo, esta democracia debe regatear su parte en ese contrato social. Con o sin él, los ciudadanos del país deben responder a la inconveniente verdad no con apatía, sino con un disgusto entusiasta. Es nuestro trabajo contraatacar y pedir más o mejor cuando nos provean de información que demuestre que estamos consiguiendo menos de lo que nos merecemos.

O'Brien terminaba con una metáfora [en]:

La democracia es nuestro vehículo hacia una vida de paz y prosperidad. Ya es bastante malo que nuestro motor falle y nuestras bolsas de aire y cinturones no funcionen. Lo que tenemos es una pantalla que nos indica exactamente lo que está mal, y no la estamos escuchando. Eso puede costarnos todo el regreso a casa…

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.