¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Cómo casi me convertí en espía”: Editor en jefe tayiko analiza lo absurdo del arresto de Alexander Sodiqov

babakhanov

Umed Babakhanov, editor en jefe en Tayikistán de la agencia de noticias Asia Plus. Imagen usada con el permiso de Babakhanov.

Este post invitado es parte de nuestra campaña #FreeAlexSodiqov (Liberen a Alex Sodigov): Autor de GV detenido en Tayikistán. Esta es una traducción de un post escrito [ru] en ruso por Umed Babakhanov, editor en jefe de la agencia de noticias independiente Asia Plus.

El escandaloso arresto del académico tayiko Alexander Sodiqov, acusado del delito de espionaje, ya ha captado la atención de los medios alrededor del mundo. Una serie de importantes organizaciones de derechos humanos, docenas de universidades y más de 30,000 académicos de distintos lugares del mundo –de Rusia y Kirguistán a Reino Unido, Estados Unidos y Francia– han manifestado su apoyo. 

Sin embargo, los servicios de seguridad tayikos sostienen que tienen pruebas de las actividades de espionaje de Sodiqov.

Resulta que terminé involucrado involuntariamente en esta “historia de espías”. ¡Y en dos oportunidades!

Según informó a través de un comunicado de prensa GKNB [sucesor de la KGB] en GBAO [la región autónoma de Tayikistán donde Alex fue arrestado], Alexander fue detenido el 16 de junio de 2014 en Khorog:

…for carrying out a task for the secret service of a foreign country…Preliminary inspection showed that Sodiqov was invited by email on June 9 to meet with a representative of a foreign state … The meeting was held on June 10 this year, firstly face-to-face with notes taken, and then in the evening at the residence of the main representative of a foreign secret service working under diplomatic cover. He was assigned a specific task by the said person and a sum of money to complete it. During the meeting in Dushanbe, A. Sodiqov was requested to go to the city of Khorog as part of a conspiracy to meet a Tajik national, Alim Sherzamonov, and gather information of an intelligence nature from the latter by means of a pre-prepared questionnaire.

…por realizar una tarea para el servicio secreto de un país extranjero… La inspección preliminar mostró que Sodiqov fue invitado, vía correo electrónico, el 9 de junio de 2014 a reunirse con un representante de un estado extranjero… La reunión se realizó el 10 de junio, primero cara a cara con toma de notas y luego en la tarde en la residencia del principal representante de un servicio secreto extranjero trabajando bajo cobertura diplomática. La persona con la que se reunió le asignó una tarea específica y una suma de dinero para cumplirla. Durante la reunión en Dusambé se le solicitó a A. Sodiqov trasladarse a la ciudad de Khorog como parte de una conspiración para reunirse con un ciudadano tayiko, Alim Sherzamonov, y obtener del entrevistado datos para tareas de inteligencia mediante un cuestionario  preparado previamente para tal fin.  

Sobre esta base, A. Sodiqov ha sido imputado formalmente, conforme al artículo 305 del Código Penal, del delito de “traición”, que prevé una pena máxima de 20 años de prisión, e incluye la confiscación de la propiedad. 

Pero ¿qué tengo que ver con esta historia? Paso a explicarlo desde el comienzo. El 10 de junio de 2014 recibí (también por correo electrónico, como Alex Sodiqov!) dos invitaciones de la Embajada Británica en Tayikistán. La primera era para una cena a celebrarse el 11 de junio en la residencia del embajador en honor a la llegada a Dusambé de un experto en ciencias políticas británico de la Universidad de Exeter, el doctor John Heathershaw. La segunda invitación era para el viernes 13 de junio de 2014, a una recepción para celebrar el cumpleaños de su Majestad la reina de Inglaterra.

Tenía la intención de asistir a la cena en la residencia del embajador británico pero también fui invitado para el mismo día a la recepción en la Embajada Rusa para celebrar el día de la independencia rusa  –el 11 de junio. Para cumplir con las dos partes, decidí asistir el 11 de junio a felicitar a los rusos y el 13 a felicitar a los súbditos de su Majestad. Y eso es lo que hice.

Como ha quedado establecido, Alexander Sodiqov estaba trabajando en un proyecto académico con el doctor Heathershaw en el momento en que fue detenido en Khorog. Y probablemente fue en la época en que se celebró la cena en honor al profesor cuando Alexander recibió este famoso cuestionario y el dinero para el viaje (en el comunicado de prensa de GKNB, figura como fecha de la reunión en la residencia del embajador el 10 de junio, pero quizás se trata de un error, ya que el 10 de junio el embajador británico todavía estaba en Khorog y recién regresó a Dusambé el 11 de junio de 2014. No sé si otros diplomáticos británicos están autorizados a recibir visitantes en la residencia del embajador en su ausencia).

Unos pocos días después, mi asistenta me dijo que mientras estuve ausente había aceptado una reunión con unos académicos extranjeros, que estaban realizando investigación en Tayikistán. Media hora más tarde ella entró a la oficina con Alex Sodiqov, a quien yo había conocido como estudiante y una persona desconocida para mí que se presentó como el doctor Heathershaw de la Universidad de Exeter.

El doctor Heathershaw contó que por más de 10 años había estado estudiando el manejo de conflictos y otros problemas relacionados con Tayikistán y había escrito numerosos libros y docenas de artículos académicos (después, en la página de la Universidad de Exeter, obtuve más detalles  –realmente trabaja en esa universidad como catedrático senior y en verdad ha escrito una gran cantidad de material científico sobre nuestra región). El profesor relató que estaba realizando investigación sobre conflictos en la región de [Asia Central] durante el verano y que Alexander había decidido ayudarlo. Nuestra conversación duró cerca de una hora, luego los invitados nos dieron las gracias y se fueron. 

Después de un par de días me enteré de la detención de “Sodiqov el espía”.

Desde el primer momento de esta saga, me he estado haciendo preguntas para las que no tengo respuestas: si hubiera asistido a la cena en la residencia del embajador aquel día, ¿yo también hubiera sido considerado un espía o cómplice de espionaje? Los otros académicos tayikos que también asistieron a esa “reunión secreta” aquella noche ¿también son considerados espías? Si el miembro del Partido Social Demócrata de Tayikistán, Alim Sherzamonov, que estaba reunido con Sodiqov [en el momento en que fue arrestado], es portador de datos de “inteligencia”, ¿yo también soy portador de ese tipo de información? Si así fuera, sin advertirlo durante la reunión con el académico británico ¿acaso revelé secretos de estado?

¿Debería, con mis colegas periodistas, reunirme con académicos extranjeros en el futuro o sería mejor evitarlos y ahorrarnos ser acusados según el artículo 305? ¿Deberíamos ocuparnos de algunos de los temas más controvertidos en la sociedad –corrupción, tráfico de drogas, asuntos geopolíticos, el Islam, energía y seguridad alimentaria– o hacerlo sería considerado como realizar tareas de inteligencia? 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.