¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En el aniversario de las revelaciones de Snowden, exigieron a los gobiernos del mundo el fin de la vigilancia masiva

MEPs protesting in March 2014 following the rejection of an amendment calling for Snowden to be granted protection by EU member states - Photo by greensefa on Flickr (CC BY 2.0)

Miembros del parlamento europeo protestan en marzo de 2014 tras el rechazo de una enmienda para pedir que los Estados miembros de la Unión Europea protejan a Snowden – Foto de greensefa en Flickr (CC BY 2.0)

Un numeroso grupo internacional de expertos se reunió para pedir a los gobiernos del mundo que se adopten los 13 Principios internacionales sobre la aplicación de los derechos humanos a la vigilancia de las comunicaciones (IPAHRCS): estos principios pretenden ponerle fin a la vigilancia generalizada de personas respetuosas de la ley. El pedido se hace a un año de que el denunciante Edward Snowden revelara por primera vez [en] los detalles de cómo las agencias de espionaje de los gobiernos, incluyendo a la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés), vigilan a ciudadanos respetuosos de la ley a una escala masiva y sin precedentes. En los doce meses que pasaron desde esas revelaciones, la mayoría de los gobiernos del mundo han ignorado los pedidos cada vez más enérgicos de poner fin a dichas actividades.

El grupo, que incluye a más de 450 organizaciones y expertos apoyados por más de 350,000 personas en todo el mundo, pide que se adopten nuevas reglas para proteger a ciudadanos inocentes del espionaje de los gobiernos. Los 13 Principios Internacionales establecen guías claras para asegurar que las actividades de vigilancia de los gobiernos respeten los derechos humanos. Estos principios fueron desarrollados durante muchos meses de consultas con expertos de todo el mundo en tecnología, privacidad y derechos humanos. Con estos principios se insiste en las obligaciones que tienen los gobiernos involucrados en la vigilancia de comunicaciones respecto a los derechos humanos.

Los miembros de los grupos también recomiendan el uso de software libre, arquitecturas descentralizadas y cifrado de extremo a extremo para ayudar a salvaguardar los derechos a la privacidad de los ciudadanos. Además sostienen que los ciudadanos merecen una protección de datos segura para salvaguardar su privacidad de los controles de los gobiernos.

Aquí publicamos lo que opinan los expertos internacionales respecto de los Principios Necesarios y Proporcionales y de la necesidad de terminar con la vigilancia masiva:
 
Latinoamérica
 
Luis Fernando García, R3D (México):
“Con estos 13 Principios defendemos un Internet que constituye un espacio para el ejercicio de los derechos humanos. Al pedir su reconocimiento, rechazamos la falsa opción entre seguridad y privacidad y al mismo tiempo apoyamos las aspiraciones democráticas de nuestras sociedades.”
 
Paulo Rená da Silva Santarém (Brasil):
“Las revelaciones de Edward Snowden fueron cruciales para demostrar que la sociedad civil ya tenía evidencia suficiente para presionar a nuestro gobierno para la aprobación de un marco civil. Definitivamente, llegó el momento en que el gobierno brasileño tome cartas en el asunto, incorporando a nuestra ley los 13 Principios y rechazando, sobretodo, la retención masiva de datos.”
 
Pilar Saenz, RedPaTodos (Colombia):
“Insistimos en que la vigilancia debe ser ‘necesaria y proporcional’ y debe establecerse un control independiente para evitar abusos de poder.” 
 
Joana Varon, Centro de Tecnologia e Sociedade (Brasil):
“Snowden nos ha dado la herramienta más poderosa de nuestra era: información. Cada usuario de Internet en el mundo debe sentirse fortalecido por esto y presionar por un cambio en las prácticas actuales de vigilancia. La vigilancia masiva no tiene nada que ver con la seguridad y representa una grave amenaza para los derechos humanos más elementales. Toda práctica de vigilancia debe limitarse a lo que es necesario y proporcional y la implementación de estos 13 Principios debería marcar el comienzo de ello.”
 
Ramiro Álvarez Ugarte, Asociación por los Derechos Civiles (Argentina):
“Hace un año confirmamos lo que muchos ya sospechaban. Ahora sabemos que se violan los derechos humanos básicos mediante un gran sistema de vigilancia masiva que es completamente incompatible con las sociedades democráticas y libres. Mientras que Snowden arrojó luz sobre dichas prácticas, en Latinoamérica continuamos en la oscuridad. Hay agencias de inteligencia autónomas que no se controlan y trabajan permanentemente en vigilancia política, como lo demuestran los recientes escándalos en Colombia y Argentina. Sea o no masiva, esta clase de vigilancia impide la participación democrática y por ello es tan urgente como necesario que toda la región se esfuerce por modificar esta situación.” 
 
Valeria Betancourt, Association for Progressive Communications (Ecuador – Internacional):
“Es necesario reclamar con más energía a los Estados para que se tomen medidas que terminen con las violaciones a la privacidad y garanticen que la legislación y las prácticas relacionadas con la vigilancia de las comunicaciones, la retención de datos personales y la  intervención en las comunicaciones sean acordes con la política internacional de derechos humanos. La firme protección de los derechos humanos es una condición necesaria para la democracia.”
 
Jacobo Nájera, desarrollador de software libre (Latinoamérica):
“Snowden puso en evidencia la capacidad de un sistema poderoso de vigilancia masiva y ratificó que la vigilancia masiva y la centralización de los procesos de desarrollo y los servicios de Internet destruyen la Red de la manera en que la conocemos. Es necesario que se utilicen y se desarrollen el software libre, el cifrado de extremo a extremo y los servicios descentralizados.”
 
Iván Martínez, Presidente, Wikimedia México (México):
“La libertad en Internet es una condición esencial para los proyectos de Wikimedia y es un ideal que dirige todo nuestro accionar. Es necesaria la defensa de la libertad en el contexto social de muchas sociedades debido a la tentación en que caen algunos políticos de poner barreras a su desarrollo. Como wikipedistas y promotores del conocimiento libre, consideramos, en años anteriores, que no era correcto observar pasivamente los intentos de monitorear las acciones de las personas en Internet y siempre apoyamos los esfuerzos que se hacían para garantizar el Internet libre sin ninguna clase de vigilancia.”
 
Claudio Ruiz, ONG Derechos Digitales (Latinoamérica):
“Las revelaciones de Snowden demuestran la importancia de los derechos humanos en Internet. En la era pos Snowden los Estados no son los únicos enemigos de nuestras libertades civiles, también lo son las compañías privadas. La fragilidad de nuestros derechos a la luz de los avances tecnológicos requiere de un compromiso global absoluto para proteger la privacidad de todos.”
 
Katitza Rodriguez, Directora de Derechos Internacionales, EFF (Perú -Internacional):
“Como ahora nuestras interacciones diarias, actividades y comunicaciones emiten una corriente continua de importante información, la pregunta es: ¿Cómo preservamos las libertades fundamentales en la era digital?” Katitza Rodriguez, directora de derechos internacionales de EFF dice: “Los 13 Principios explican cómo y por qué debemos controlar la vigilancia indiscriminada de los Estados en nuestro país y en el exterior y proteger las libertades de todas las personas sin tener en cuenta su ciudadanía.”
 
Norteamérica
 
Steve Anderson, Director Ejecutivo, OpenMedia (Canadá – Internacional): 
“Los 13 Principios representan una alternativa a la vigilancia masiva secreta e irresponsable. Todos debemos trabajar en conjunto para ejercer el control sobre la vigilancia indiscriminada de los gobiernos, asegurándonos de que ella sea necesaria, proporcionada y respete los derechos humanos elementales. Todos tenemos el derecho de mantener nuestra vida privada a salvo y ya es tiempo de que los que toman las decisiones escuchen a los ciudadanos e implementen estos principios internacionales que son de sentido común.”
 
Jochai Ben-Avie, Director de Políticas, Access, (Estados Unidos – Internacional):
“Los derechos humanos más afectados por la vigilancia son algunos de los derechos más preciados y más vulnerables. Los 13 Principios aportan un marco de referencia para evaluar las prácticas de vigilancia gubernamentales y ya están generando cambios en el mundo. Estos principios son una bandera de lucha para los defensores de los derechos humanos y los muchos usuarios que ya se han expresado demuestran que el público ya no prestará conformidad a la vigilancia masiva sin protestar. Cuando se cumple un año de las primeras revelaciones de Snowden y al reflexionar sobre lo que sabemos ahora, vemos el cambio fundamental que estos 13 Principios han ocasionado en el discurso y estimamos que son un poderoso instrumento para limitar la manera en que los Estados espían a los usuarios de Internet en todo el mundo.” 
 
Cindy Cohn,  Directora Legal, EFF (Estados Unidos):
“Las leyes sobre los derechos humanos ya protegían fuertemente la privacidad y la libre expresión de las personas en el mundo, pero el extraordinario aumento en la capacidad y la disposición de la NSA y su contraparte, para involucrarse en la vigilancia masiva y debilitar la seguridad de Internet requiere de un trabajo específico de seguridad de la Red para determinar cómo conservar y aplicar esta ley fundamental a un contexto nuevo y completamente diferente. Los 13 Principios cumplen con este objetivo y ofrecen una guía para las organizaciones no gubernamentales y los gobiernos alrededor del mundo que quieran garantizar la protección de nuestras libertades fundamentales en la era digital. Además complementan el importante trabajo que EFF y otras organizaciones están haciendo internamente en los Estados Unidos para intentar controlar a la NSA.”  
 
Tamir Israel, abogado , Samuelson-Glushko Canadian Internet Policy & Public Interest Clinic (CIPPIC) (Canadá):
La larga sucesión de revelaciones de Snowden nos ha confirmado que el peor escenario es posible: las agencias estatales han transformado a las redes digitales en un instrumento para la vigilancia masiva. Si se permite que esto continúe, la situación amenazará los fundamentos de la democracia, ya que sabotea nuestro medio más poderoso en favor de aquellos que cuestionan la opinión dominante. Nos concierne resolver el problema y la solución requiere de medidas dinámicas legales, técnicas y políticas. Los Principios Necesarios y Proporcionales abordan este problema reiterando la necesidad de privacidad y la necesidad de salvaguardar otros derechos humanos en esta nueva era tecnológica. Dichos Principios se elaboraron con el fin de volver al mundo en donde la vigilancia se practica solo cuando es necesaria y justificable, y para terminar con la  actual política de “retener todo” que nos ha acechado en los últimos años.
 
Christopher Parsons, Postdoctorado, Citizen Lab, Munk School of Global Affairs, University of Toronto (Canadá):
“El año pasado se reveló que la vigilancia del Estado ha estado custodiando al mundo a pesar de las leyes de protección de datos y de privacidad de nuestras naciones. Durante la década pasada estas leyes han sido boicoteadas y transgredidas por los gobiernos que se oponen al derecho de privacidad de las personas. Es esencial que tomemos la iniciativa y trabajemos para darle a nuestros defensores los poderes necesarios para investigar y terminar con los programas que nos vigilan de manera ilegal e inapropiada y que socavan los derechos a la privacidad individuales y colectivos.”
 
Yana Welinder, Asesora Legal, Wikimedia Foundation (Estados Unidos): 
“La vigilancia indiscriminada implica que las personas no puedan compartir su saber en la Red de manera anónima o leer libremente sin el temor a ser espiado. Esto es una amenaza a la esencia de lo que nos hace ser humanos: el impulso a pensar y formular ideas. La aplicación de los 13 Principios hace retroceder ese miedo. En ellos se exige que los gobiernos eviten la vigilancia excesiva y se respeten los derechos humanos.”
 
Yochai Benkler, Profesor, Harvard Law School and Berkman Center for Internet and Society (Estados Unidos):
“Debido a que la vigilancia masiva es técnicamente difícil, legalmente sospechosa y un tabú social en las sociedades democráticas, los dirigentes de la seguridad nacional han debido romper o manipular el resto de los otros sistemas de la sociedad para poder llevarla a cabo. Lo que supimos por medio de Snowden es que la ambición de la clase dirigente ha subvertido los sistemas técnicos abiertos y los procesos basados en normas profesionales que sustentan nuestra infraestructura técnica, debilitando los mercados y la innovación comercial, y produciendo un teatro del grotesco donde debería haber funcionado la responsabilidad pública y el control legislativo, ejecutivo y judicial.”  
 
Eben Moglen, Presidente y Director Ejecutivo, Software Freedom Law Center (Internacional):
“Si prevenimos por medios políticos, legales y técnicos el control centralizado y la vigilancia de la Red, salvamos la libertad. Si no lo hacemos, un fuerte despotismo nos espera en el futuro”.
 
Cynthia Wong, Human Rights Watch (Estados Unidos – Internacional):
“La Red se ha vuelto central para nuestras vidas. Pero la actitud de “retener todo” de la NSA y el GCHQ hace muy difícil para los defensores de los derechos humanos, periodistas y ciudadanos comunes de todo el mundo usar Internet sin temor. Aceptar los argumentos de estas agencias para la vigilancia masiva sin objeciones significa el comienzo del fin de la privacidad en la era digital.”  
 
África
 
Arthur Gwagwa, Zimbabwe Human Rights Forum (Zimbawe):
“Mientras que la evolución de las tecnologías digitales deja atrás al consenso regulatorio internacional y regional, los 13 Principios reúnen lo que sabemos hasta ahora en forma de guía y proactivamente van más allá proponiendo un marco sólido, atemporal y universal dentro del cual las reformas internacionales, regionales y nacionales sobre estos temas pueden afianzarse y tomar fuerza.”
 
Hisham Almiraat, Global Voices Advocacy (Marruecos, Internacional):
“La llegada de Internet marcó un hito para los activistas de los derechos humanos en algunos de los lugares más represivos de la tierra. Simbolizó una extensión sin precedentes de la esfera pública y un golpe a los intentos de los gobiernos de coartar la libertad de expresión. La vigilancia masiva e indiscriminada amenaza con destruir ese progreso. Los 13 Principios ofrecen una solución factible para balancear la seguridad y la privacidad. Pedimos a los gobiernos que se adopten estos principios para proteger los derechos de sus ciudadanos a la privacidad y a la libertad de expresión.”
 
Europa
 
Simon Davies, editor, “The Privacy Surgeon” (Reino Unido – Internacional):
“La mayoría de los gobiernos del mundo han respondido a las revelaciones de Snowden con una desilusión general o con una descarada indiferencia. Después de un año, los acuerdos secretos que permitieron la creación de un gran sistema global de espionaje continúan casi sin cambios. Las iniciativas como la de los 13 Principios y la gran coalición que los apoya, puede cambiar algo en ese arrogante e irresponsable imperio que pone en peligro la privacidad de todos.”
 
Stuart  Hamilton, Director de políticas y defensoría, International Federation of  Library Associations and Institutions (Internacional):
“Para los bibliotecarios, salvaguardar la privacidad de nuestros clientes es un principio profesional esencial. Cuando las personas están vigiladas pierden su capacidad de pensar libremente: a nadie le gusta leer con alguien espiando por sobre su hombro. Los 13 Principios nos señalan el camino para garantizar que las leyes existentes sobre los derechos humanos se apliquen a la moderna vigilancia digital. IFLA está orgulloso de ser uno de los firmantes.”
 
Christian Horchert, CCC (Alemania):
“Snowden nos ayudó a entender cuán frágil es la base sobre la cual se apoya la sociedad. Estamos en un punto de inflexión en el que debemos decidir cómo vamos a seguir: ¿Queremos vivir realmente en un mundo de inseguridad y desconfianza?”
 
Joe McNamee, Director Ejecutivo, European Digital Rights, (Unión Europea):
“Nos hemos deslizado sin ser conscientes dentro de un mundo donde los conceptos básicos de democracia y el poder de las leyes han sido reemplazadas por los razonamientos de la sofística y por la impunidad. Los 13 Principios establecen una base sobre la cual los principios democráticos, la privacidad y la libertad en las comunicaciones pueden ser reconstruidas. 
 
Carly Nyst, Directora Legal, Privacy International (Reino Unido – Internacional):
“Los 13 Principios han cambiado por completo el debate respecto a la vigilancia de las comunicaciones. Al aportar una interpretación clara y detallada de los estándares de los derechos humanos que son relevantes y significativos en la era digital, los 13 Principios han logrado lo que muchas legislaturas nacionales no habían podido lograr: actualizar las antiguas protecciones legales del derecho a la privacidad, a la luz de las nuevas tecnologías que cuestionan las distinciones tradicionales como contenido vs. metadatos, competencia nacional vs competencia extranjera, inteligencia vs. agentes de justicia. Los 13 Principios son la herramienta más importante que tiene la sociedad civil para darle forma al debate en curso, luego de las revelaciones de Snowden respecto a los límites del poder del Estado para espiar ciudadanos alrededor del mundo.”
 
Danny O'Brien, Director Internacional, Electronic Frontier Foundation, (Reino Unido – Internacional):
“La aplicación de la ley internacional se mantuvo durante años por detrás de los avances tecnológicos, lo que nos ha llevado al estado actual de vigilancia global. Los 13 Principios explican exactamente cómo modernizar nuestra comprensión de los derechos humanos para combatir la erosión de las libertades civiles. Ya que las cortes judiciales alrededor del mundo empiezan a tomar este tema con seriedad, es de gran ayuda para ellos tener una guía tan oportuna y precisa.”
 
John Ralston Saul, Presidente, PEN International (Internacional):
“Los principios de la libertad de expresión son simples: máxima transparencia en sitios de poder, máxima libertad de expresión para los ciudadanos. La privacidad es clave para el ejercicio de la libre expresión. En privado pensamos en lo que haremos y diremos en público. El uso cada vez mayor del secreto y la vigilancia por parte de los gobiernos y las corporaciones constituye un ataque directo a la libertad de expresión. La utilización del miedo para justificar el secreto y la vigilancia es una cínica distorsión del tema principal. Libertad de expresión.”
 
Katarzyna Szymielewicz, Presidente, Panoptykon Foundation (Polonia):
“Luego de las revelaciones de Snowden, las organizaciones de la sociedad civil deben unirse en una única voz que recuerde a los gobiernos del mundo qué principios hay que aplicar respecto a la vigilancia. Los 13 Principios dejan en claro que no hay manera de reconciliar la vigilancia masiva y preventiva con el derecho a la privacidad y la protección de los derechos humanos, como la presunción de inocencia. El manifiesto con estos 13 principios es nuestra manera de comunicar estos valores centrales a los que toman las decisiones y a los medios. Sin embargo, esperamos mucho más que un debate público, pedimos su implementación.” 
 
Friedhelm Weinberg, HURIDOCS (Alemania):
“Hay un vacío inaudito entre las prácticas de vigilancia masiva y la protección que todas las personas deberían tener bajo las leyes internacionales de los derechos humanos. El documento de los 13 Principios es crucial ya que ha impulsado el proceso para llenar este vacío. La vigilancia masiva ilegal todavía se practica, pero los 13 Principios son tan generalizadamente reconocidos que ya nadie tiene excusas, sean gobiernos, empresas u otras personas, para no proteger los derechos de los individuos en el mundo.”
 
Jérémie Zimmermann, La Quadrature du Net (Francia):
“La humanidad ahora ya no puede separarse de la máquina: nos hemos vuelto androides. Y ahora nos encontramos con que han alterado a las máquinas para que trabajen en nuestra contra, para espiarnos y controlarnos. Debemos pelear por la humanidad, en contra de esta máquina opresora, con el uso de software libre, arquitecturas descentralizadas y cifrado de extremo a extremo.”
 
Asia 
 
Profesor Kyung Sin Park, Open Net (Corea del Sur):
“Los 13 Principios son el primer intento de crear un estándar legal internacional para garantizar el derecho a no ser vigilados, es decir, a no ser vigilados por el gobierno o cualquier persona privada mediante cualquier medio de comunicación.” 
 
Sana Saleem, Bolo Bhi (Pakistán):
“Las revelaciones de Snowden dejaron al descubierto el nexo de las corporaciones con los gobiernos que permiten esa vigilancia. La implementación de los Principios de Necesidad y Proporcionalidad es un paso muy necesario para limitar el poder que tienen los Estados para violar nuestros derechos a la privacidad.” 
 
Oceanía
 
Joy Liddicoat, Association for Progressive Communications (Nueva Zelanda – Internacional):
“Las revelaciones de informantes, incluidas las de Edward Snowden, han arrojado luz sobre los trabajos ocultos de las democracias modernas, revelando la verdad embarazosa de que nuestros derechos humanos están en peligro por acciones de aquellos que fueron elegidos para representar los valores democráticos, incluyendo los derechos humanos a la privacidad. No queremos que nuestros gobiernos nos protejan: queremos que protejan nuestros derechos, y si no lo hacen, las voces de la sociedad civil y los líderes deben responder enérgicamente. Los 13 Principios establecen un conjunto de normas como guía para la aplicación y el respeto de los derechos humanos en cuanto a la vigilancia en la era digital.”  
  

Este artículo fue redactado por una coalición de socios internacionales que incluye grupos que apoyan los Principios Necesarios y Proporcionales.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.