¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Activista australiano Jock Palfreeman enfrenta al sistema penitenciario de Bulgaria desde adentro

 Jock Palfreeman

Imagen convocando a solidarizarse con Jock Palfreeman que circuló en Twitter.

Los usuarios de Twitter en numerosos países están llevando adelante una campaña por “una jornada solidaria” [en] en favor del activista australiano Jock Palfreeman [en] que está denunciando las violaciones de derechos humanos del sistema penitenciario búlgaro desde su propia celda —  actualmente cumple una condena injusta, según dicen él y quienes lo apoyan, de 20 años de prisión por homicidio en Bulgaria.

La inquietante historia de Palfreeman comenzó en 2007, cuando fue testigo de cómo un grupo de 16 “hooligans” atacaban a dos muchachos romaníes (conocidos también como gitanos) en la capital, Sofia, y decidió intervenir, según el relato de la organización con sede en Brighton, Anarchist Black Cross [en] que recolecta fondos y organiza protestas en favor de los presos políticos: 

He tried to keep them away by waving a knife at them, but they attacked him anyway, not only with fists and punches but also by throwing blocks of concrete at him. Jock defended himself with the knife. As a result of the fight, one of the attackers, Andrei Monov, died and another was seriously injured.

The dead man turned out to be from a well known Bulgarian family with political connections and, after 2 long years of procedurally dubious trial with a clear political flavour, Jock was found guilty of murder and attempted murder, and sentenced to 20 years imprisonment and given a 375 000 Australian dollar fine [about 350,000 US dollars].

Él trató de alejarlos amenazándolos con un cuchillo, pero de todos formas lo atacaron, no sólo con los puños sino también arrojando bloques de concreto contra él. Jock se defendió usando el cuchillo. Como resultado de la pelea, uno de los atacantes, Andrei Monov, murió y otro sufrió graves heridas.

El hombre que murió resultó ser miembro de una famosa familia búlgara con conexiones políticas y luego de un proceso con dudoso respeto del debido proceso y con un claro tinte político, Jock fue declarado culpable de los delitos de homicidio y tentativa de homicidio y condenado a 20 años de prisión, más una multa de 375 000 dólares australianos [alrededor de 350,000 dólares americanos].

Palfreeman tenía 21 años cuando fue condenado. Su caso atrajo la atención de los medios alrededor del mundo, especialmente en su Australia natal.

Desde que fue condenado ha estado colaborando con sus compañeros de prisión brindándoles asistencia legal y luchando contra la corrupción del sistema penitenciario.Con un grupo de presos ha fundado la Asociación de Presos de Bulgaria [en] (BPRA).

Le tomó a BPRA dos años y la ayuda de abogados, escribanos, familiares y amigos lograr abrir una cuenta bancaria donde aportar dinero para financiar los planes de trabajo de la asociación, que incluye brindar asistencia legal y formular demandas exigiendo compensaciones por castigos indebidos en beneficio de la población carcelaria, a menudo analfabeta y empobrecida  del sistema penitenciario búlgaro. 

Un post reciente [en] en el blog de la asociación describe algunas situaciones que alegan están sucediendo en el sistema penitenciario de Bulgaria:

[…] Appealing punishments doesn't delay the coming into force of the punishment. So before the appeal is heard the prisoner goes to isolation. He does the full punishment of 14 days as is returned to general population where he then gets called to court. The judge overturns the punishment order but the immediate effect of the punishment was already enacted. So the prisoner can sue, but Bulgarian law is strange in that you must pay a % of the money you’re asking for as a deposit before submitting compensation requests. So you need money to ask for money, not to mention the lawyer fees.[…]

Up until now almost no one does or can sue the prison for wrongful punishment or for some other form of illegal order and so the prison administration continues to issue illegal orders with impunity. Even some prisoners are put in isolation fast as the prison knows that upon a court hearing the punishment will be overturned and no longer enforceable.[…]

[…] Apelar la orden que impone un castigo no impide que se ejecute. Por lo que antes de que se pueda apelar la sanción el prisionero es aislado. Una vez que cumple el castigo durante 14 días es trasladado de nuevo a la población general y luego es citado ante el tribunal. El juez revoca la orden que impone el castigo pero ya fue ejecutada. Entonces el preso puede presentar una demanda, pero el derecho búlgaro es extraño y se debe pagar un porcentaje del monto reclamado, como depósito antes de presentar la demanda solicitando compensación. Por lo tanto se necesita dinero para reclamar dinero, sin mencionar los honorarios de los abogados […]

Hasta ahora nadie ha demandado a la prisión por castigos indebidos o por la ejecución de alguna otra orden ilegal y por lo tanto la administración continúa dictando órdenes ilegales impunemente. Incluso algunos prisioneros son rápidamente aislados porque la administración de la prisión sabe que en la audiencia el tribunal revocará el castigo y la orden no podrá ser ejecutada.[…]

En el post del blog también se describen otras presuntas violaciones de derechos humanos que cometen las autoridades, como no suministrarles traductores a los extranjeros que no hablan el idioma y que han sido encarcelados por cruzar la frontera de Bulgaria de manera ilegal.

La periodista y autora australiana Belinda Hawkins investigó el caso Palfreeman y plasmó sus hallazgos en un libro titulado “Every Parent's Nightmare” (La pesadilla de todos los padres). En mayo de 2014, la autora anunció que en Nueva Gales del Sur estaban usando el caso de Palfreeman y su libro como texto de estudio en el curso 11 de la materia Ciencias Jurídicas.

En una entrevista en televisión de marzo de  2014, Hawkins aportó una descripción más detallada no sólo del caso sino también del joven prisionero devenido en activista, acerca de su vida, carácter y familia: 

Numerosas peticiones se han presentado solicitando [en] su liberación y la jornada solidaria, que busca generar conciencia acerca del caso de Palfreeman y de la corrupción del sistema penitenciario búlgaro, está programada para el 25 de julio de 2014. Los detalles sobre el juicio y condena de Palfreeman están disponibles en el sitio web Free Jock [en] (Liberen a Jock).

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.