¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los empleos en el gobierno continúan siendo un buen plan de retiro en China pese al reclamo por la reforma del sistema previsional

Retired seniors play cards in a park in China.

Jubilados juegan cartas en un parque en China. Fotografía por Flickr user Cathy and Dan. CC BY-NC-ND 2.0

“Recipiente de acero para arroz” es la expresión informal en chino para referirse a los empleos en el sector público que gozan de estabilidad, atractivos beneficios y prácticamente ningún riesgo de despido. Un rótulo tan tentador que se popularizó durante el gobierno de Mao Zedong, antes de la implementación en China de las reformas económicas e incluso fue considerado como un atributo para alardear en las citas a ciegas en la década de 1960.

Tales empleos prometen pensiones con las que los trabajadores una vez retirados pueden estar tranquilos, creando efectivamente un esquema de bienestar de por vida inspirado en el modelo soviético. Durante el apogeo de la economía planificada china, el ‘recipiente de acero para arroz’ era el modelo de los mejores empleos. 

Pero lo que para muchas personas eran empleos soñados se han convertido en una carga para el gobierno chino en los últimos años, ya que el país debido a los cambios demográficos enfrenta problemas para financiar el sistema previsional en el futuro.

Al tomar conciencia de que el empleo público estable les está causando problemas, las autoridades chinas dieron indicios de su voluntad de terminar con las pensiones privilegiadas a finales de mayo de 2014. Los medios chinos informaron [zh] que los trabajadores del gobierno y sus organizaciones afiliadas deberán aportar de manera individual a la seguridad social a partir de julio, cuando entrará en vigencia la nueva ley. 

Pero en un giro drástico, el Ministro de Recursos Humanos y Seguridad Social chino, que maneja el área de bienestar social y empleo, calificó las noticias de los medios como un malentendido. El departamento le comunicó [zh] al órgano de difusión del Partido Comunista, People's Daily la semana pasada que la nueva ley se refería simplemente a los “principios generales” — un eufemismo chino para referirse a la flexibilidad — y que se requerían “estudios adicionales” relativos a los mecanismos salariales y al sistema previsional de los trabajadores estatales. 

Por ahora, los más de 21 millones [zh] de trabajadores estatales chinos y de las organizaciones afiliadas pueden estar seguros de que la situación actual no va a ser modificada en lo inmediato, pero el súbito giro de los acontecimientos parece haber afectado la esperanza de mayor equidad en las pensiones, sumando un nuevo motivo a la urgente necesidad de reforma del sistema previsional chino.

Sistema previsional inequitativo

China lanzó su sistema nacional de pensiones en 1997, una época en la que las condiciones de vida habían mejorado de manera significativa después de cerca de dos décadas de reformas económicas. Aunque el gobierno chino merece el crédito por haber extendido la cobertura previsional como nunca antes, a menudo es acusado de haber creado un esquema basado en clases. Los trabajadores se dividen en tres grupos — trabajadores de cuello blanco urbanos, trabajadores estatales (incluyendo a los de las organizaciones afiliadas) y campesinos– que tienen su propios paquetes de pensiones. 

Conforme el actual sistema previsional, los trabajadores de cuello blanco generalmente deben aportar el 28 por ciento de sus salarios a un fondo común, mientras que en el caso de los empleados estatales estables — en su mayoría empleados del gobierno — sus aportes son cubiertos en su totalidad por el estado. El monto de las pensiones que reciben los jubilados estatales estables pueden ser hasta 33 veces más alto que las de un campesino jubilado, según lo informó [zh] un canal de noticias chino, citando las cifras de la Escuela Nacional para el Desarrollo de la prestigiosa Universidad de Beijing en 2013. 

Danqing Shuoshi, un usuario de Shanghai, lamentó [zh] lo injusto del diseño del sistema: 

【中国的社保本质】其实就是5个民工每人凑了20块钱,准备吃顿大餐。菜做好了,工头来了,他没交钱,却吃了3份,5个交钱的民工合吃了2份。普通职工缴纳养老金的费用占工资的28%,公务员无须缴纳,但退休后公务员退休金却是普通职工3倍——“劫贫济富”,这就是中国的社保。

La esencia del sistema chino de pensiones: Es como si hubiera cinco trabajadores migratorios y cada uno aportara 20 yuanes [cerca de 3 dólares norteamericanos] para pagar una gran comida. La comida está lista y el supervisor de los trabajadores aparece. El supervisor no paga por la comida y termina siendo una comida para tres. Los trabajadores normales deben aportar el 28 por ciento de sus ingresos mientras que un trabajador estatal recibe el triple de pensión que un empleado normal — robando a los pobres para ayudar a los ricos. Así es como el sistema previsional funciona en China.

El marcado contraste entre las pensiones de los profesionales de cuello blanco y los empleados estatales ha alimentado el descontento social, generando reclamos para que se termine con el llamado sistema dual que ahora se encuentra bajo severo escrutinio. 

Pero algunos han destacado que existe una razón por la que los trabajadores estatales estables reciben pensiones tan acomodadas — bajos salarios. Se quejan de que los intentos por nivelar sus pensiones con las del resto de los profesionales parece desconocer que los trabajadores estatales generalmente no ganan demasiado.

Telunsu Wow, un ciudadano de Dalian, una ciudad del noreste, escribió [zh] en el popular homólogo chino de Twitter, Sina Weibo: 

事业单位工资不高,为什么很多大学生还想考进来,归根结底还是大家都希望过稳定的生活,动不动就叫喊着要砸破谁谁们的铁饭碗,却不能为全民提供生活的安全感,闹到最后连养老金都保障不了了,这样的政府真是让人失望。国家高速发展了,人民不一定幸福。。。。其实中国民众的要求很低的

Los salarios en el sector estatal no son altos, entonces ¿por qué una gran cantidad de graduados universitarios aún se postulan para esos empleos? Fundamentalmente porque todos quieren una vida estable. Existen continuos intentos para terminar con el sistema del ‘recipiente de acero para arroz’ pero el gobierno no consigue brindarle a las personas la seguridad de que tendrán una pensión. Un gobierno como este genera desilusión. El país se está desarrollando rápidamente pero eso no hace a la gente necesariamente feliz…. De hecho lo que piden los chinos no es demasiado.

Una población envejecida

Pese a la frustración del público acerca de las diferencias entre los paquetes de pensiones, una preocupación mayor se avecina– ¿podrá China seguir pagando las jubilaciones en el 2050 cuando [en] más de un cuarto de su población tenga más de 65 años?

Existen buenas razones para preocuparse. 

Con una creciente expectativa de vida y más de tres décadas de la política de un único hijo, el número de adultos mayores está aumentando. En 2013, las personas de más de 60 años alcanzaban [zh] los 200 millones y un informe de un instituto de investigaciones financiado por el gobierno estimó [en] que China se convertirá en la sociedad más envejecida del mundo para el 2030. 

En un país donde el cuidado de los mayores es un mandato cultural, el incumplimiento del deber filial del cuidado hacia los padres sin dudas genera censura y en ocasiones procesos judiciales [en]. Sin embargo, lo que va a dejar a los mayores en problemas financieros cuando se retiren es más probable que sea un problema del sistema causado por el envejecimiento poblacional y un diseño defectuoso del sistema previsional.

Una característica destacada del sistema previsional chino es el modelo solidario, en el cual los aportes de los trabajadores activos son usados para pagar los beneficios de los retirados. Pero la cantidad de trabajadores activos [en] ya muestra signos de estar disminuyendo, una tendencia que va a continuar en los próximos años, poniendo en duda la sustentabilidad de dicho modelo, pese al hecho de que China flexibilizó [en] su política de un único hijo en 2013. 

Como un franco economista taiwanés puso de manifiesto [zh]  “La economía china está destinada al fracaso en 2015 [si necesitamos] apoyar a todos los adultos mayores.” Según algunos cálculos [zh] habrá sólo un trabajador aportando para la pensión de cada jubilado, en comparación con la proporción 5-1 del 2010.

La última respuesta de China para la crisis inminente del sistema previsional es el esquema vivienda por pensión [en] según el cual los ancianos chinos entregarían la titularidad de sus viviendas a un banco o a una compañía de seguros y recibirían pagos mensuales por el valor de la propiedad. El gobierno también está retrasando de manera deliberada la edad de retiro– actualmente de 50 o 55 para las mujeres y 60 para los hombres– y pretende diversificar las inversiones de los fondos de pensión. 

Esto ha dejado a muchos preguntándose que pueden esperar a la hora de retirarse. Xuri Sanxing Wusheng, de la provincia de Hebei en el norte escribió [zh] en Weibo: 

据说就要延迟退休,像我这样的年龄赶上六十五退休是没有问题了,但是有三个疑问始终未解:1、我国平均年龄到底是多少?2、我现在开始交养老保险交到退休,退休后几年能把我这些年交的领回来。3、有传言说养老金亏空的厉害到底是真是假?若是真的亏了多少?若是假的拿出证据在新闻联播上给大家播一下。

Escuché que existe la posibilidad de que aumenten la edad para retirarse. Para alguien de mi edad podría retirarme a los 65, pero quedan tres preguntas sin respuesta: 1) ¿Cuál es la edad promedio de los chinos en China? 2) ¿Estoy aportando para mi pensión hasta que me retire pero ¿cuándo voy a recuperar todo el dinero que aporté? 3) Dicen que existe un enorme déficit en el sistema previsional ¿Es esto cierto? Si lo es ¿de cuánto es el déficit? Si es falso ¿podrían las autoridades mostrar las pruebas en el noticiero de las 7 de Xinwen Lianbo?

En la opinión de Wang Zhi'an, un periodista de investigación influyente, es sólo cuestión de tiempo antes de que los privilegios del empleo público estable sean desmantelados. “La reforma de las pensiones de los trabajadores estatales es como una flecha a punto de ser lanzada,” escribió [zh] en Weibo. Pero ¿la reforma del sistema irá más allá? Habrá que esperar para saberlo. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.