¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Analizando la brecha digital de Trinidad y Tobago (Parte 2)

Global Voices charla con Kenfield Griffith [en], cofundador y director ejecutivo de mSurvey [en], que hace poco llevó a cabo una encuesta a nivel nacional para la Autoridad de Telecomunicaciones de Trinidad y Tobago (TATT) [en], con la que se evaluó la amplitud de la brecha digital en el país.

Kenfield Griffith, co-founder and CEO of mSurvey; photo used with permission.

Kenfield Griffith, cofundador y director ejecutivo de mSurvey. Foto utilizada con permiso.

Kenfield obtuvo su doctorado en Diseño Informático por la División de Sistemas de Ingeniería [en] del MIT [en]  y siempre ha estado interesado por ver cómo, con las tecnologías adecuadas, la información puede mejorar el acceso y los recursos en comunidades remotas. Cuando estaba en Kenia trabajando en su investigación, analizando las tecnologías de diseño con control numérico computarizado o con asistencia por computadora para la automatización de viviendas sociales en mercados emergentes, no pudo encontrar datos recientes y con frecuencia tuvo que recurrir al medio tradicional del papel y bolígrafo para hacer las encuestas. Consciente de que necesitaba una gran cantidad de datos para su investigación, Kenfield desarrolló una tecnología de telefonía móvil simple y “primitiva” que le permitió obtener directamente los comentarios de los miembros de la comunidad en menos tiempo y con menos costes, esto le hizo posible completar su encuesta y grabar la información obtenida para realizar un análisis a tiempo real. Esta sencilla idea se ha convertido en el motor de mSurvey.

Global Voices (GV): Cuéntenos sobre su decisión de establecer mSurvey en el Caribe. ¿Qué tipo de potencial vio en la región para su negocio?

Kenfield Griffith (KG): mSurvey's first foray in the Caribbean began in 2011 with a project called mFisheries, in which mSurvey collaborated with the University of the West Indies’ Department of Computing and Information Technology to develop a suite of mobile applications for people involved in the local fishing industry (from fishermen to consumers). Traditionally, the region is cited as being one of the lesser developed in the world, but since I have strong familial ties to the region (I'm originally from Montserrat, and my father is from Barbados) there was an innate draw for me to implement the technology as an agent for change and development.

Kenfield Griffith (KG): La primera incursión de mSurvery en el Caribe se produjo en 2011 con un proyecto llamado mFisheries [en], en el que mSurvey colaboraba con el Departamento de Informática y Documentación de la Universidad de las Indias Occidentales [en] para desarrollar una serie de aplicaciones móviles para las personas involucradas en la industria pesquera (desde pescadores hasta consumidores). Habitualmente, se considera que esta región es una de las menos desarrolladas del mundo, pero, puesto que tengo fuertes vínculos familiares con la región (provengo de Montserrat y mi padre es de Barbados), sentía una inclinación innata hacia la implementación de las tecnologías como un agente para el cambio y el desarrollo.

(GV): Tu encuesta sobre la brecha digital tenía 4 objetivos principales: descubrir qué comunidades tenían menos recursos de los necesarios, determinar la posición de Trinidad y Tobago respecto a otros países en relación con las TIC, establecer las necesidades en materia de telecomunicaciones de los discapacitados y determinar qué porción de la población podía permitirse tecnologías de apoyo. Hablemos de cada uno de ellos. En primer lugar, ¿qué zonas del país carecían de acceso a Internet y cuál era la situación en esos lugares? ¿Cómo planea TATT mejorar la situación?

KG: According to the aggregate calculated regional indices, Tobago [the smaller of the two islands that make up the twin island republic] lags behind Trinidad in terms of access. The regions of St. Mary, St. John and St. Paul lag in digital access due to poor infrastructure, which is attributed to a low number of fixed telephone subscribers per 100 inhabitants.

Three regions (Penal/Debe, St. John and St. Mary) [in central and south Trinidad] have a usage sub-index that is below 0.9, unlike all other regions. Usage has only one indicator, Internet users per 100 inhabitants. A low sub-index value for usage thus means that the number of Internet users in these regions is relatively low compared to the ideal value of 85%.

South Korea, noted to be the leading country in bridging the digital divide, has put in place different measures to avail Internet accessibility and increase usage through Korea Agency For Digital Opportunity & Promotion (KADO). In an effort to reach people in remote areas, KADO partners with local governments and civic associations. Additionally, KADO holds classes on computer/Internet use in private homes. Along with Internet infrastructural improvements, an approach like this could be investigated to be implemented in Trinidad and Tobago thereby increasing usage and immensely bridging the divide.

Regions such as St. Paul and St. John trail the rest of the country in Digital Opportunity due to poor infrastructure. The non-constant indicators of this sub-index are the number of Internet users per 100 inhabitants, proportion of households with a fixed line telephone and the proportion of households with a computer. Much as the regions of St. Paul and St. John have better infrastructure than the country average as of 2007 (0.39)17, the disparity between them and the best performing region in this sub-index is quite high. The [capital] city of Port of Spain has a DOI [Digital Opportunity Index] of 0.7748 and this is partly due to good infrastructure, whose index is 0.6816. Interventions should be put in place to implement infrastructure in all regions to a comparable standard of Port of Spain.

KG: Según los cálculos del valor agregado regional, Tobago [la isla más pequeña de las dos que conforman la república de islas gemelas] está por detrás de Trinidad en términos de acceso. Las regiones de St. Mary, St. John y St. Paul están más rezagadas en el acceso digital debido a las deficiencias de las infraestructuras, que se atribuye a la escasa proporción de personas abonadas a servicios de telefonía fija por cada 100 habitantes.

Tres regiones (Penal/Debe, St. John y St. Mary) [en el sur y centro de Trinidad] tienen un subíndice de utilización inferior a 0,9, a diferencia del resto de regiones. La utilización tiene un único indicador: el número de usuarios por cada 100 habitantes. Por lo tanto, un valor bajo en el subíndice de utilización implica que el número de usuarios de Internet en estas regiones es relativamente inferior en comparación con el valor ideal del 85%.

Corea del Sur, país que lleva la delantera en reducir la brecha digital, ha implantando diferentes medidas para valerse de la accesibilidad a Internet y el aumento del uso a través de la Agencia Coreana para la Oportunidad y Promoción Digital (KADO) [en]. En su esfuerzo por llegar a habitantes de zonas remotas, KADO colabora con los gobiernos locales y las asociaciones cívicas. Además, KADO ofrece clases sobre el uso del ordenador e Internet en domicilios privados. Junto con la mejora de las infraestructuras de Internet, se podría plantear la implementación de una estrategia similar en Trinidad y Tobago de forma que se aumentara el uso y se redujera considerablemente la brecha.

Regiones como St. Paul y St. John se están quedando atrás con respecto al resto de países en el Índice de Oportunidad Digital debido a la precariedad de las infraestructuras. Los indicadores variables de este subíndice son: el número de usuarios de Internet por cada 100 habitantes, la proporción de hogares con línea de teléfono fijo y la proporción de hogares con ordenador. Una vasta proporción de las regiones de St. Paul y St. John tiene mejores infraestructuras que la media nacional a partir de 2007 (0,39)17, la disparidad entre ellas y la región con mayor valor de este subíndice es bastante grande. La capital, Puerto España, tiene un IOD [Índice de Oportunidad Digital] de 0,7748 y esto se debe, en parte, a las buenas infraestructuras, cuyo índice es 0,6816. Se tienen que llevar a cabo intervenciones para que en todas las regiones se implementen infraestructuras de calidad comparable a las de Puerto España.

GV: ¿En qué posición se encuentran las tecnologías en Trinidad y Tobago en comparación con otros territorios del Caribe y otros países desarrollados? ¿Podría explicarnos qué factores intervienen en determinar un punto de referencia aceptado globalmente y por qué?

KG: mSurvey used a few factors in measuring the digital divide. The ITU [International Telecommunication Union] standards, secondary data from other regional islands, and from countries which are identified as emerging digital access countries. As noted, Trinidad and Tobago has a very high mobile penetration compared with other Caribbean territories, but has less defined areas of Internet (wi-fi) access points as seen in other regions. Countries used were Estonia, Kenya, Ghana, Barbados, and the US which all offered insight to successful steps been taken to bridge the digital divide.

KG: mSurvey utilizó algunos factores para medir la brecha digital. Los estándares de la UIT (Unión Internacional de las Telecomunicaciones), información secundaria de otras islas de la región y de países que se consideran como países emergentes en el acceso digital. Como se señaló, la penetración del móvil en Trinidad y Tobago es elevada en comparación con otros territorios del Caribe, pero posee menos áreas definidas para el acceso a Internet (wi-fi) que otras regiones. Los países que se utilizaron fueron EstoniaKeniaGhanaBarbados y los Estados Unidos, que ya habían dado pasos exitosos para reducir la brecha digital. 

GV: Es alentador que TATT quisiera centrarse en las necesidades tecnológicas de las personas con discapacidades. ¿Sabe por qué se hizo mención específica a este hecho y qué planes tiene esta autoridad para mejorar las tecnologías de asistencia y otros servicios en este ámbito? ¿Considera que este es un acto fundamental que mostrará la forma en que los discapacitados son vistos en la sociedad?

KG: We also found it quite commendable that TATT decided to incorporate questions related to (households with) persons with disabilities so that they (TATT) could gauge the level of need of ICT [Information and Communications Technology] services for this segment of society. One of the challenges of collecting data about the number of persons with disabilities is how to define, and in some instances how to identify, a person with disability. For instance, an elderly person with diminished vision may not be considered to be a person with disability by his/her family members, although [he/she] may be legally blind.
We relied on the Consortium of Disability Organizations (CODO) for guidance on definitions and determining what information would be pertinent in determining the ICT needs of persons with disabilities in Trinidad and Tobago. The Disability Survey amounted to eight discreet questions which focused on the nature of the person’s disability, that person’s affiliation with local disability organizations, whether that person currently uses/needs special equipment to access ICT, and from where they receive financial support.

We recorded 1197 households with persons with disabilities, and a total of 1329 persons with disabilities. The San Juan region cited the most number of persons with disabilities, which is not surprising because this region also has a high concentration of organizations which cater to persons with disabilities.

KG: Nosotros también creemos que es admirable que TATT haya decidido incorporar cuestiones relativas a (hogares con) personas con discapacidades de forma que ellos (TATT) puedan calibrar el nivel de necesidad de servicios TIC [Tecnologías de la Información y la Comunicación] en esta parte de la sociedad. Uno de los retos de recoger datos sobre el número de personas con discapacidades es cómo definir y, a veces, cómo identificar a una persona con discapacidad. Por ejemplo, puede que un anciano con visión disminuida no sea considerado por su familia como una persona con una discapacidad, aunque legalmente sea ciego.

Confiamos en el Consortium of Disability Organizations (CODO) [en] para que nos guiasen definiendo y estableciendo la información que sería pertinente en la determinación de las necesidades en materia de TIC de las personas con discapacidades en Trinidad y Tobago. La encuesta sobre discapacidades ascendía a ocho preguntas discretas que se centraban en la naturaleza de la discapacidad de la persona, la afiliación de dicha persona a organizaciones locales de discapacitados, si esa persona ya utilizaba/necesitaba equipos especiales para acceder a las TIC y de dónde recibían la ayuda económica.

Registramos 1197 hogares con personas con discapacidades y un total de 1329 personas con discapacidades. La región de San Juan se mostró como la región con mayor número de personas con discapacidades, lo que no es sorprendente pues la región también tenía la mayor concentración de organizaciones que atendían a personas con discapacidades.

GV: ¿Puede explicar en qué consiste el Índice de Oportunidad Digital (IOD), el Índice de Acceso Digital (IAD) y el  Índice de Desarrollo de las TIC (IDI) y por qué son importantes en una encuesta de este tipo?

KG: The DAI, DOI, and IDI are the foundational indices which comprise the DDS [Digital Divide Survey].
DOI as composite index that measures ‘digital opportunity’ or the possibility for the citizens of a particular country to benefit from access to information that is ‘universal, ubiquitous, equitable and affordable’. The DOI involves new and innovative technologies such as mobile Internet and broadband. It can [therefore] be used to assess the growth and take-up of new ICTs [and] will remain relevant for some time to come, unlike more traditional connectivity indicators (e.g. fixed lines), which may become less relevant for developing countries through the expansion of mobile telephony networks, advanced wireless connectivity and own technology ‘leapfrogging’.

The DOI measures the ICT penetration of households and individuals relative to 100% ownership, to measure growth in the ICT development of the country’s economy over time. [It] is based on eleven ICT indicators, grouped in three clusters:
Opportunity — measures the basic access and affordability needed to participate in the information society in mobile population coverage, Internet access prices and mobile prices.
Infrastructure — includes measures of different networks (fixed lines, mobile cellular subscribers and household Internet access) and devices (households with a computer and mobile Internet).
Utilization — evaluates ICT usage in Internet users and broadband subscribers (fixed and mobile).

The Digital Access Index reflects the ability of a country’s population to take advantage of Internet communication technologies. This index follows the same methodology as the DOI, [grouping] eight indicators into five categories – Infrastructure, Affordability, Knowledge, Quality and Usage.

The ICT Development Index is a tool used to benchmark and track the progress the different regions in a country are making towards becoming an information society. This is then translated to the country as whole and comparisons done with other countries, at the same level of development and otherwise. The IDI is a composite index made up of eleven indicators covering ICT access, use and skills.

KG: El IAD, el IOD y el IDI son los índices fundacionales de los que se compone el DDS [en] (encuesta sobre la brecha digital).

El IOD es un índice compuesto que mide la “oportunidad digital” o la posibilidad de los habitantes de un país en particular de beneficiarse del acceso “universal, ubicuo, equitativo y asequible” a la información. El IOD incluye tecnologías nuevas e innovadoras como el Internet móvil [en] y la banda ancha. Por lo tanto, puede emplearse para evaluar el crecimiento y la incorporación de nuevas TIC y seguirá siendo importante en el futuro, a diferencia de indicadores de conectividad más tradicionales (por ejemplo, las líneas de telefonía fija), que pueden perder relevancia en los países desarrollados con la difusión de las redes de telefonía móvil, los avances en la conectividad inalámbrica y los propios saltos de las tecnologías.

El IOD mide la penetración de las TIC en los hogares y las personas relativa al 100% de la propiedad con el objetivo de medir el desarrollo de las TIC en la economía del país. Se basa en once indicadores de las TIC que se agrupan en tres conjuntos:
Oportunidad: Mide la accesibilidad básica necesaria para participar en la sociedad de la información en relación con la cobertura móvil de la población, los precios de acceso a Internet y los precios de la telefonía móvil.
Infraestructuras: Incluye la medición de diferentes redes (líneas de telefonía fija, abonados a telefonía móvil y acceso a Internet en los hogares) y dispositivos (hogares con ordenador e Internet móvil).
Utilización: Evalúa el uso de las TIC en los usuarios de Internet y los abonados a banda ancha (fija y móvil).

El Índice de Acceso Digital refleja la capacidad de la población de un país de beneficiarse de las tecnologías de comunicación a través de Internet. Este índice sigue la misma metodología que el IOD, [agrupando] ocho indicadores en cinco categorías: infraestructuras, accesibilidad, conocimiento, calidad y utilización.

El Índice de Desarrollo de las TIC es una herramienta empleada para comparar y controlar el progreso de las diferentes regiones de un país para transformarse en sociedades de la información. Después, este índice se aplica a todo el país y se compara con otros países, en el mismo nivel de desarrollo y otros. El IDI es un índice compuesto por once indicadores que cubren el acceso a las TIC, su uso y capacidades.

Infographic from the 2013 report about the  Digital Divide in Trinidad and Tobago; courtesy mSurvey, used with permission.

Infografía del informe de 2013 sobre la brecha digital en Trinidad y Tobago; cortesía de mSurvey, usada con permiso.

GV: ¿Cuáles fueron los principales retos al llevar a cabo la encuesta?

KG: Well, with the Digital Divide Survey being the first national mobile survey in Trinidad and Tobago, we had to connect our platform with the locally operating telecommunications companies – bmobile and Digicel – and with every new market in which we [operate], that is one of our main challenges.
After this, the next hurdle to overcome is gaining trust from respondents. With mobile surveying…being a new technology to the [local] market, there is of course some degree of skepticism and paranoia: Who is asking these questions, and why? Are respondents really not going to be charged for the responses they send via SMS? Will respondents really receive $10 top-up credit upon completion of the survey?

KG: Bueno, puesto que la encuesta sobre la brecha digital fue la primera encuesta móvil llevaba a cabo en Trinidad y Tobago, tuvimos que conectar nuestra plataforma con las compañías de telecomunicaciones operativas en el lugar (bmobile [en] y Digicel [en]) y en cada uno de los nuevos mercados en los que [operamos], este es uno de nuestros principales retos.
Después de esto, el siguiente obstáculo que tuvimos que salvar fue ganarnos la confianza de los encuestados. Cuando se realiza una encuesta móvil… dado que se trata de una nueva tecnología en el mercado [local], hay un cierto grado de escepticismo y paranoia: ¿Quién está haciendo estas preguntas y por qué? ¿De verdad no se va a cobrar a los encuestados por mandar sus respuestas por SMS? ¿De verdad van a recibir los encuestados una recarga de 10 dólares tras hacer la encuesta?

GV: En resumen, ¿qué reveló la encuesta? ¿Qué medidas puede adoptar la autoridad para ayudar a reducir la brecha digital en Trinidad y Tobago? Y, ¿qué factores contribuyen a la ecuación desde la perspectiva del público? En otras palabras, las herramientas no son buenas a menos que se sepa utilizarlas, ¿ha observado a una población habilidosa con las tecnologías, formada y capaz de utilizar las herramientas en caso de que estuvieran disponibles?

KG: Many (five out of seven) of the regions in Tobago (namely, St. Paul, St. Mary, St. John, St. George, and St. Andrew) performed below national average across all indices, and two regions in Trinidad had similar performances (Mayaro/Rio Claro and Sangre Grande).

Trinidad and Tobago shows an impressive calculation of the indices determined by the metrics provided by the International Telecommunications Union. Significant focus was given to the definition of ‘access’, [which is] somewhat defined…as inclusion and acts as a determinant in shrinking the digital divide. Greater consideration should be given to further develop the analysis of access from one which defines a person who has physical access to technology, to a definition that focuses access to services that improve utilization, efficiencies and overall production. Consideration should be given to the metrics that define access to include utilization criteria. Suggestions would be to develop follow-up questions focused on monitoring how persons with access utilize the technology, [in order] to gauge what kinds of services would allow them to use such technology more frequently and gain more familiarity.

Looking at a comparative analysis of Trinidad and Tobago and other countries, these countries have taken a shift to use technology access as leverage for introducing additional services to the public, beyond the physical device. The additional services however are not the sole responsibility of the government or regulatory bodies, but can be introduced as a technology challenge for young, eager entrepreneurs to develop solutions for the population of Trinidad and Tobago to utilize.

The definition of education literacy does not have a one-to-one mapping with one’s ability to utilize a given technology, and should therefore be reconsidered as a metric for technology literacy. As seen with the indices, enrollment does not adequately capture technology utilization by an individual, also taking into account the high mobile phone penetration. Other metrics that offer a clearer indication about technology literacy, such as the ownership of an email account, the frequency of use of email, the access to tools such as Google to search for information, the ability to attach media (images, video, music) to electronic messages, the utilization of VoIP such as Skype can all be used as questions to quantify someone’s technology literacy.

Through ethnography with enumerators on the ground and some insights from the replies of some users who participated in the Digital Divide Survey in Trinidad and Tobago, we deduce that some people had difficulty with some features of the technology, which implies the limited familiarity with mobile phone features beyond voice communication. We conclude that more ways of interaction with mobile phones would increase the familiarity and improve utilization of technology beyond traditional voice, and will continue to shrink the digital divide. Mobile phones can be optimized for more than voice and should be considered to make ‘communicators’ into ‘users’.

We believe Trinidad and Tobago is in a very strong position to change the technology landscape as a global leader. With a mobile phone penetration of 140%, we see this as significant leverage to offer additional services to increase efficiencies, production, and utilization in the market. Trinidad and Tobago can offer Internet solutions through mobile phones as a result of the high mobile phone penetration. However, solutions to provide access and utilization can be challenging without design and creative means outside limited, conventional processes. By supporting an entrepreneurship culture and incentivizing technology enthusiasts, there is a possibility for entrepreneurs to develop solutions as businesses to solve some of the connectivity and access problems in Trinidad and Tobago. Some potential services can include renewing a passport online, signing up for new services from a mobile phone, integrating carnival activities with mobile devices. We deem with local resources, there are many opportunities to increase utilization of technology in Trinidad and Tobago to continue shrinking the Digital Divide and becoming a technology leader.

There are opportunities to offer solutions that seamlessly become part of the [country's] lifestyle [e.g.:] Triniberry, which gives Trinidadians access to movie show times on demand on their mobile phones, and mFisheries which offer fisher folk the ability to buy and sell fish using their mobile phones, [and includes] other valuable features such as capturing crime, and emergency services. These services do not require a physical line (which can be cost prohibitive for the providers) to connect to the Internet, but a solution that makes the user want to access the Internet (service) from a mobile device. The University of the West Indies has conducted research on wireless technologies, which can be a fruitful resource to the possibility of broader wireless access points and applications throughout Trinidad and Tobago, such as Long Term Evolution technologies for high-speed wireless data developed for mobile phones.

The data [collected from the survey] [puts] TATT in a position to observe communities and regions that can significantly benefit from technological intervention. Once interventions are developed at a small, manageable scale and tested for general utilization, TATT will be [better able] to do quick and valued assessment using the methodology defined in this report, seeing what works and what does not before scaling to other regions.

KG: Muchas (cinco de siete) regiones de Tobago [en] (a saber, St. Paul, St. Mary, St. John, St. George y St. Andrew) tuvieron resultados inferiores a la media nacional en todos los índices, y dos regiones de Trinidad, obtuvieron resultados similares (Mayaro/Rio Claro [en] y Sangre Grande [en]).

Trinidad y Tobago muestra un cálculo impresionante de los índices determinados por los sistemas de medida facilitados por la Unión Internacional de las Telecomunicaciones. Se prestó una especial atención a la definición de “acceso” [que], de alguna forma, podría definirse… como la inclusión y los actos determinantes en la disminución de la brecha digital. Se debería dar más importancia a un mayor desarrollo del análisis de acceso, de una definición que considera el acceso físico de una persona a la tecnología a una definición que se centre en el acceso a servicios que mejoren el uso, la eficiencia y la producción en general. Se deberían tomar en consideración los sistemas de medición que incluyen un criterio de utilización en la definición de acceso. Las sugerencias serían que se desarrollen preguntas de seguimiento centradas en controlar cómo las personas con acceso a la tecnología la utilizan [con el objetivo de] evaluar qué tipos de servicios les permitirán utilizar esa tecnología con más frecuencia y familiarizarse con ella.

Si miramos un análisis comparativo de Trinidad y Tobago con otros países, estos países han optado por usar el acceso a la tecnología como una palanca para incorporar servicios adicionales para el público, más allá del dispositivo físico. Sin embargo, los servicios adicionales no son la única responsabilidad del gobierno y los organismos reguladores, sino que pueden introducirse como un reto tecnológico para que emprendedores jóvenes y entusiastas busquen soluciones para su utilización por parte de la población de Trinidad y Tobago.

La definición de alfabetización no tiene una relación uno a uno con la capacidad de cierta persona para utilizar una determinada tecnología y, por lo tanto, debería reconsiderarse como un sistema de medida para la alfabetización en las tecnologías. Como se ha visto con los índices, inscribirse no muestra exactamente el uso que una persona hace de la tecnología, teniendo en cuenta también el alto nivel de penetración de la telefonía móvil. Otros sistemas de medida que ofrecen un indicador más claro sobre la alfabetización en las tecnologías, como tener una cuenta de correo electrónico, la frecuencia con la que se utiliza el e-mail, el acceso a herramientas como Google para buscar información, la capacidad para adjuntar archivos multimedia (imágenes, vídeos, música) a los correos electrónicos, el uso de Voz IP como Skype, pueden utilizarse como factores para medir la alfabetización de las personas en las nuevas tecnologías.

A través de la etnografía con encuestadores en el lugar y algunas percepciones obtenidas de las respuestas de algunos usuarios que participaron en la encuesta sobre la brecha digital en Trinidad y Tobago, dedujimos que algunas personas tenían dificultades con algunos aspectos de las tecnologías, que apuntaban a la poca familiaridad con opciones de la telefonía móvil más allá de la comunicación por voz. Concluimos que más formas de interacción con el móvil aumentarían la familiaridad y mejorarían el uso de la tecnología más allá de la tradicional comunicación por voz y seguiría disminuyendo la brecha digital. Se pueden optimizar los móviles para más que la comunicación por voz y debería considerarse transformar a los “comunicadores” en “usuarios”.

Creemos que Trinidad y Tobago está en una posición muy fuerte para cambiar el panorama tecnológico como líder mundial. Con una penetración móvil del 140%, vemos que esto es una palanca importante para ofrecer servicios adicionales para aumentar la eficiencia, la producción y la utilización en el mercado. Trinidad y Tobago puede ofrecer soluciones para Internet a través de la telefonía móvil como resultado de la alta penetración móvil. No obstante, las soluciones para facilitar el acceso y la utilización pueden presentar muchos retos sin un diseño y unos medios creativos alejados de los procesos convencionales y limitados. Apoyando la cultura del emprendimiento e incentivando a entusiastas de las tecnologías, hay posibilidad de que los emprendedores ideen soluciones como negocios para resolver algunos de los problemas de acceso y conectividad en Trinidad y Tobago. Algunos servicios potenciales pueden incluir renovar un pasaporte on-line, apuntarse a nuevos servicios de telefonía móvil, integrar actividades de desfiles con dispositivos móviles. Con los recursos locales consideramos que hay muchas posibilidades para aumentar el uso de las tecnologías en Trinidad y Tobago para seguir disminuyendo la brecha digital y transformar al país en un líder en las tecnologías.

Existen oportunidades para ofrecer soluciones que se convertirán en una parte constante de la vida [en el país], [por ejemplo], Triniberry [en], que ofrece a los trinitenses acceso a los horarios de las películas a través del móvil, y mFisheries, que permite a los pescadores comprar y vender pescado utilizando sus móviles, [también incluye] otras herramientas útiles como capturar un delito o servicios de emergencia. Estos servicios no requieren una línea física (cuyo coste puede ser prohibitivo para los proveedores) para conectarse a Internet, sino que son una solución que hace que los usuarios quieran acceder a Internet con dispositivos móviles. La Universidad de las Indias Occidentales [en] ha llevado a cabo un estudio sobre las tecnologías inalámbricas, que puede ser un recurso fructífero para la posibilidad de más aplicaciones y puntos de acceso inalámbricos por todo Trinidad y Tobago, como tecnologías LTE para información inalámbrica de alta velocidad desarrollada para móviles.

La información [recogida en la encuesta] [sitúa] al TATT en la posición para observar las comunidades y regiones que pueden beneficiarse considerablemente de la intervención tecnológica. Una vez se hayan desarrollado las tecnologías a una escala pequeña y manejable y se haya probado para su uso general, TATT será [más capaz] de hacer evaluaciones rápidas utilizando la metodología determinada en este informe, contemplando qué funciona y qué no antes de pasar a otras regiones.

GV: ¿Cómo crees que afectará esta encuesta en la reducción de la brecha digital? ¿Dónde ves a Trinidad y Tobago dentro de cinco años?

KG: The results of this survey are intended to help guide policy and investment decisions by TATT to improve ICT services and accessibility throughout [the country]. What is key, however, is not only relying on the results of this one survey, but executing either the same or similar surveys periodically to track the progress and impact of the interventions implemented to assist with closing the digital divide.

KG: Se pretende que los resultados de esta encuesta ayuden a guiar las decisiones de TATT en las políticas e inversiones para mejorar los servicios de las TIC y la accesibilidad en todo el país. No obstante, lo importante no es confiar solo en los resultados de esta encuesta, sino llevar a cabo la misma encuesta u otra similar de forma periódica para controlar el progreso y el impacto de las intervenciones implementadas para ayudar a cerrar la brecha digital.

GV: ¿Cómo cree que su empresa puede formar parte de la transformación digital que está teniendo lugar en la región?

KG: The digital transformation has already begun in the region. However, while there are many entrepreneurs and brilliant minds developing tools to improve livelihoods, there are still many obstacles in getting these tools to market and adopted by the end-users the developer had in mind. mSurvey sees itself playing the role of facilitating market research, customer feedback, and evaluation and monitoring over time – these are all necessary activities in the journey from the creation of a new technology from an idea, to having successful dissemination and adoption in the market. At its core, mSurvey is in the business of providing insights by honing in on relevant answers to critical questions.

KG: La transformación digital ya ha empezado en la región. Sin embargo, aunque hay muchos emprendedores y mentes brillantes desarrollando herramientas para mejorar las posibilidades, existen muchos obstáculos para sacar estas herramientas al mercado y que las adopten los usuarios finales que el desarrollador tiene en mente. mSurvey considera que su tarea es facilitar el estudio de mercado, los comentarios de los consumidores y la evaluación y el control con el paso del tiempo. Todas estas son actividades necesarias en el camino desde la creación de nuevas tecnologías a partir de una idea, hasta una difusión y adopción exitosa en el mercado. En el fondo, mSurvey está en el negocio de ofrecer diferentes percepciones centrando el objetivo en respuestas importantes para preguntas críticas.

Las imágenes en este artículo son cortesía de mSurvey; usadas con permiso.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.