¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Según el arzobispo anglicano de Hong Kong los manifestantes pro-democracia deben ser como Jesús y guardar silencio

Archbishop Paul Kwong said Hong Kongers should learn from Jesus and suffer in silence.  Image from Wikipedia CC: BY

El Arzobispo Paul Kwong dijo que los ciudadanos de Hong Kong deben aprender de  Jesús y sufrir en silencio. Imagen de Wikipedia CC: BY

El bando pro-Beijing ha pasado la semana arruinando los planes del grupo Occupy Central de ocupar pacíficamente el centro de Hong Kong para exigir que el próximo líder de la ciudad sea elegido en elecciones verdaderamente democráticas. Más de 500 manifestantes fueron arrestados la semana pasada durante una sentada que fue, según los organizadores, un ensayo para la ocupación. 

Se suma al bando simpatizante de Beijing el arzobispo de la Iglesia Anglicana de Hong Kong, Paul Kwong que ha encendido la ira de los integrantes del movimiento con sus declaraciones durante el sermón dominical en las que pedía a los manifestantes que se mantuvieran en silencio como lo hizo Jesús cuando fue crucificado. 

China le ha prometido a la región administrativa especial de Hong Kong otorgarle la potestad de elegir a su próximo jefe del ejecutivo en elecciones directas en 2017, pero insiste en que sea un comité especial el que nomine a los candidatos. Muchos ciudadanos de la antigua colonia británica prevén que China manipulará el comité para elegir solamente candidatos pro-Beijing, y por eso quieren gozar del derecho de seleccionar los candidatos con autonomía.

Kwong se burló de los manifestantes [zh], que participaron en la vigilia de la noche del 1 de julio de 2014, porque acusaron a la policía de haberles impedido el acceso a los baños, a la comida y al agua por más de 10 horas después de haber sido arrestados. Sugirió que los activistas debieron “haber llevado a sus empleadas domésticas filipinas con ellos.”

“¿Por qué debemos seguir quejándonos? Como si nos fuéramos a volver mudos si no lo hacemos,” le dijo a su congregación. Comparó a los manifestantes con Jesús, diciendo que él no reclamó ni siquiera contra su propia sentencia de muerte: “Él fue como un cordero que espera su muerte en silencio.” El arzobispo dijo que los que participaron de la protesta del 1 de julio de 2014 no tenían paz en sus corazones, ni mentes analíticas. 

Kwong pertenece al Comité chino ante la Conferencia Consultiva Política (CCPCC), un cuerpo consultor político del Partido Comunista chino, cuyos miembros normalmente constituyen un frente unido en respaldo del partido. En 2013, Kwong dijo en una entrevista a dos diarios con sede en Hong Kong [zh] que las iglesias cristianas en China gozan de gran libertad sin intervención estatal. La declaración también despertó una gran controversia dentro de los círculos cristianos en Hong Kong, ya que todas las iglesias cristianas deben registrarse ante el Movimiento patriótico Three-Self [en] y la Asociación católica patriótica china [en] que está bajo la supervisión del Partido comunista chino.

La iglesia ha defendido [en] al arzobispo, diciendo que el sermón fue sacado de contexto y no pretendía ser una declaración pública sobre las protestas.

Las declaraciones del arzobispo no han sido bien recibidas entre los miembros de la campaña Occupy Central. De hecho, tres de los principales organizadores, que se inspiraron en el pastor norteamericano Martin Luther King y su lucha por los derechos civiles, son cristianos. 

Joshua Wong, el activista de 17 años que lideró la campaña estudiantil contra la currícula educativa nacional hace dos años y organizó el reciente ensayo de Occupy Central, creció en una familia cristiana. Explicó [zh] en Facebook cómo la fe cristiana ha sido una motivación para participar en el movimiento social:

教會是我另一個家。還在母親的肚裡,我就參加了教會聚會,兩歲的生日禮物就是一本幼兒聖經。爸爸在客廳存放釋經宗教相關的書籍多達數千本,我是在這樣的基督教家庭長大。

從六、七歲起,爸爸就帶我探訪基層家庭、板間房(不是套房的小隔間房間)和社區的商鋪。他告訴我要關心社會上被遺棄的一群,他們一生未聞福音,生活孤獨和困苦,做為基督徒,不可以坐視不理,而只顧及自己生活圈子內的人。父親十分投入教會事奉,非常關注香港和中國的福音遍傳和宗教復興運動 […]

還記得爸爸經常在家播放記錄片 《十字架耶穌在中國》,他總看得眼泛淚光。片中講述中國家庭教會從文革至今數十年來的變遷,信徒雖以億計急速增長,卻經常被共產黨打壓批鬥。他們愈被打壓,意志就愈堅定 […]

誰叫我參與社會運動的觸發點是信仰,沒有信仰,我絕不會參與社會運動;沒有信仰,我根本不會意識到我們應該尋回個人根本的價值,肯定每個人也是平等,也是上帝所愛,也應該受平等待遇。[…]

La iglesia es mi segunda familia. Participé de reuniones en la iglesia desde que estaba en el vientre de mi madre y me regalaron una Biblia para niños cuando cumplí dos años. Mi padre tenía más de mil libros sobre fe cristiana en la biblioteca de la sala de estar. Crecí en esta clase de familia cristiana.

Desde que tenía 6 o 7 años mi padre me llevaba a visitar familias que vivían en cubículos (departamentos subdivididos en pequeños compartimentos) y a comercios comunitarios. Me enseñó a preocuparme por los olvidados de la comunidad, los que nunca habían escuchado la Palabra y vivían solos pasando penurias. Como cristianos, no podemos ignorar esto y sólo preocuparnos por nuestras propias vidas. Mi padre es muy devoto de las actividades relacionadas con la iglesia y observa muy de cerca el resurgimiento de la fe cristiana en Hong Kong y China. […]

Todavía recuerdo que cada vez que mi padre pasa el documental “Jesús en China” en casa, siempre hay lágrimas en sus ojos. La película relata la historia de la iglesia de la familia en China desde la Revolución Cultural. Aunque la cantidad de cristianos ha estado aumentando rápidamente, la opresión del Partido comunista chino nunca ha cesado. Sin embargo, cuanto más dura ha sido la opresión, más fuerte ha sido la voluntad […]

La razón por la que me sumé al movimiento social es la fe; sin fe nunca me hubiera unido. Sin fe no me hubiera dado cuenta de que tenemos que buscar el valor de la vida, respetar a cada individuo como a un igual. Dios bendice a todos y deben ser tratados como iguales.

Lam Tin Yu, que también es cristiano, respondió [zh] al Arzobispo Kwong con citas de la Biblia:

我們從新約聖經中可以略見一斑:耶穌在聖殿中向買賣的人發怒,推倒桌子和凳子,「我的殿必稱為萬國禱告的殿嗎? 你們倒使它 成為賊窩了。」,又將他們趕走(馬可福音 11:15-17;約翰福音 2:16);馬太福音二十三章提及到耶穌當面責備文士和法利賽人的時候,形容他們是假冒為善、瞎眼的人、粉飾的墳墓、毒蛇之種。每一個形容詞和責備都是鏗鏘有力,擲地有聲,為要以儆效尤。簡單看這些經文,我們得出一個結論:耶穌有完全的人性和完全的神性。

如今香港貧富懸殊日益嚴重、巿民活在水深火熱之中、民主自由處處打壓,若擁有完全神性和人性的耶穌在香港,他還會「默默無聲」?

Leamos las Escrituras: Jesús reaccionó con indignación ante los cambistas de dinero dentro del templo. Él tiró al suelo las mesas y las sillas gritando “Mi casa será llamada por todas las naciones casa de oración? pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones”. (Marcos 11:15-17; Juan 2:16); En Mateo 23, Jesús confrontó a los escribas y los fariseos, los llamó hipócritas, guías ciegos, constructores de sepulcros, serpientes y una generación de víboras, todas estas son palabras fuertes porque quería hacer una declaración acerca de lo que estaba mal. De los versos de la Biblia podemos llegar a la conclusión de que Jesús encarnaba a los dos, al ser humano y a Dios. 

Hoy, la disparidad entre los ricos y los pobres es tan grave, las personas viven en la miseria, la libertad y la democracia están restringidas. Jesús que encarna tanto al ser humano como a Dios, ¿permanecería en silencio?

El teólogo Fung Wai Man comparó a Desmond Tutu, el arzobispo emérito de la Iglesia Anglicana de Sudáfrica que participó activamente de la lucha contra el sistema de discriminación racial en su país conocido como apartheid, con el arzobispo de Hong Kong, Kwong [zh]:  

同是聖公會大主教的 Archbishop Tutu, 在南非種族隔離的抗爭關鍵時刻,也大可以套用鄺大主敎的「普選不是萬應靈丹」,「我們百多年也沒有普選」的理論。可幸這位南非大主教沒有如此,反而挺身而出,活出基督的樣式。今日南非和平非暴力成功過渡民主。Tutu 大主教是國家民族的祝福。[…]

有一點要同意鄺大主教的。就是市民關注權利的同時也應當關注責任。對的,選特首是每個香港人的權利,也是每一個人的責任。這責任不容被剝奪。
從基督信仰觀點看,這剝奪不單冒犯人,更冒犯上主。

El Arzobispo Tutu podría haber actuado como Paul Kwong y dicho el “sufragio universal no puede solucionar todos los problemas” o “no tuvimos sufragio universal en el siglo pasado” durante la lucha contra el apartheid en Sudáfrica. Afortunadamente este arzobispo sudafricano no actuó de esa manera. Eligió ponerse de pie y poner su fe cristiana en práctica. Hoy Sudáfrica se ha transformado mediante una lucha pacífica y no violenta en un estado democrático. El Arzobispo Tutu es una bendición para el país y su pueblo. […]

Estoy de acuerdo con el Arzobispo Kwong en un punto, la gente no debería preocuparse solamente por sus derechos sino también por sus responsabilidades. Esto es correcto ya que la elección del jefe del ejecutivo no es sólo un derecho de los ciudadanos de Hong Kong sino también su responsabilidad. No deben ser privados de esa responsabilidad.

Privar a la gente de esto no es sólo una ofensa contra el individuo sino también contra Dios desde el punto de vista cristiano.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.