¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

7 Casos que comprueban que el activismo en línea está bajo ataque en Arabia Saudita

Raif Badawi campaign poster; photo of Waleed Abu-Khair, used with permission.

Afiche de campaña de Raif Badawi; foto de Waleed Abu Al-Khair, de la cuenta de Twitter de Al-Khair.

En Arabia Saudita han aumentado de manera dramática y a niveles preocupantes los ataques a los activistas en línea en meses recientes. Los defensores de derechos humanos se han enfrentado a amenazas, acoso, campañas de desprestigio, detenciones arbitrarias, encarcelamiento ilegal y procesos judiciales fabricados. El Centro del Golfo de Derechos Humanos está trabajando para alzar la voz acerca de las siguientes medidas legales arbitrarias tomadas en contra de activistas en línea en Arabia Saudita.

Arabia Saudita es una de las pocas monarquías absolutas que quedan en el mundo y tiene un récord alarmante [eng] en términos de derechos humanos. No fue sino hasta 2001 que el país introdujo su primer código de procedimientos penales. Después de que el Rey Abdullah asumiera el trono en 2005, una serie de nuevas leyes se aprobaron e implementaron, incluyendo la Ley anti-crímenes cibernéticos y Ley de crímenes de terror. Ambas piezas hoy son utilizadas para atacar a defensores de derechos humanos y activistas. 

1. Abogado de derechos humanos sentenciado a 15 años de prisión

El 6 de julio del 2014, el Tribunal Especial Criminal de Jeddah sentenció al prominente abogado de derechos humanos Waleed Abu Al-Khai [en] a 15 años de prisión, con 5 años de libertad condicional, 15 años adicionales en que se le prohibe viajar y una multa de 200,000 rialesl sauditas (aproximadamente $53,300 USD). Es fundador y director de la organización Monitor de Derechos Humanos en Arabia Saudita (MHRSA por sus siglas en inglés) y tuitero activo con la cuenta @WaleedAbulkhair, con más de 76,000 seguidores. 

El Fiscal General por primera vez levantó cargos en contra de Waleed Abu Al-Hai bajo la Ley anti-crímenes cibernéticos. Cargos adicionales fueron fabricados en contra de Al-Khair, incluyendo “antagonizar organismos internacionales en contra de las autoridades” (refiriéndose a sus contactos con mecanismos internacionales de derechos humanos, incluidos aquellos dentro del sistema de la ONU), “provocación de la opinión pública en contra de las autoridades”, “establecimiento y supervisión de una asociación sin licencia” refiriéndose a MHRSA y “preparación, almacenamiento y diseminación de contenidos en contra del orden público.”

En su audiencia inicial, las autoridades recibieron la orden de cerrar los sitios de internet y cuentas de correo electrónico de Waleed Abu Al-Khair, en función del artículo XIII de la legislación. Afortunadamente, esto no ha sucedido a la fecha. 

2. Iman Al-Qahtani: “Querida madre, pararé pero sólo por ti. ¡Adiós!”

Iman Al-Qahtani es una periodista con experiencia en varios periódicos en Riyadh. También ha escrito para el periódico Guardian y cubierto el juicio juicio de los líderes de la Asociación de Derechos Políticos y Civiles (ACPRA, por sus siglas en inglés). Ha informado ampliamente respecto a activistas de derechos humanos detenidos y expresado solidaridad hacia sus familias. 

Iman tiene más de 73,000 seguidores en Twitter y activamente reportaba respecto a abusos a derechos humanos y temas relacionados en Arabia Saudita. Las fuerzas de seguridad amenazaron con lastimar a miembros de su familia, incluyendo a su madre, si no dejaba de reportar. Tras enfrentar acoso continuo por las autoridades, Al-Qahtani decidió dejar de reportar en línea; cerró su cuenta, ocultó sus publicaciones previas y se retiró de la luz pública. A pesar de ello, las autoridades de Arabia Saudita continuaron sus embates y el 19 de julio del 2013 le prohibieron salir del país cuando intentaba viajar a Estambul desde el aeropuerto de Dammam. 

3. Fundador del Foro “Liberales Sauditas” sentenciado a 10 años de prisión y 1,000 latigazos. 

Raif Badawi campaign image by Amnesty International.

Imagen de la campaña de Amnistía Internacional para Raif Badawi.

Raif Badawi es defensor de derechos humanos y Jefe Editorial de “La red liberal saudi” [en], un sitio de internet que lanzó con compañeros defensores de derechos humanos incluido Suad Al-Shammari. El objetivo del sitio era promover el debate político y social en Arabia Saudita. 

El 29 de julio del 2013, la Corte Distrital de Jedda lo sentenció a 7 años y 3 meses de prisión y 600 latigazos. También ordenó que su sitio de internet se clausurara. Entre otros cargos, el crímen por el que se acusó a Badawi, fue establecer un sitio de internet que incluía la palabra “liberal” en su nombre. El 7 de mayo del 2014, una corte de apelaciones re-sentenció a Badawi [en], esta vez a 10 años de prisión, 1,000 latigazos y una multa de un millón de riales sauditas ($266,600 USD)

4. Fundadores de Asociación de Derechos Políticos y Civiles reciben sentencia

Mohammed Al-Qahatani, abogado y co-fundador de la Asociación de Derechos Políticos y Civiles (ACPRA, por sus siglas en inglés) actualmente está cumpliendo una sentencia de 10 años en prisión [en], a la que le seguirá una prohibición de viajar por 10 años más. La ONU ha demandado que se retiren los cargos y salga libre. 

El defensor de derechos humanos y académico Dr. Abdullah Al-Hamid, también co-fundador de ACRPA y el Comité de la Defensa de Derechos Legítimos, ha sido arrestado y encarcelado en múltiples ocasiones por su trabajo en derechos humanos. En 2004 fue encarcelado y liberado dos años después por clemencia. En 2008 cumplió una sentencia de 6 meses en la cárcel por su trabajo.

El 13 de marzo del 2013, Al-Hamid fue sentenciado [en] por el Tribunal Criminal de Riyadh a 11 años de prisión: cinco en base a 12 cargos que incluyeron el presunto “rechazo a someterse a la voluntad del rey”, “incitar” y “comunicarse con entidades internacionales” y otros seis años restantes de una sentencia del 2004 por la cual técnicamente ya había obtenido perdón. También se le impuso una prohibición a viajar por once años tras cumplir su sentencia. El cargo de “comunicarse con entidades internacionales” se refiere en parte a sus interacciones con las Naciones Unidas. En una audiencia, el magistrado presidente de la Corte Criminal de Riyadh lo acusó de informar a la comunidad internacional que existen más de 30,000 detenidos en Arabia Saudita. 

En cumplimiento de su sentencia, ha sido sujeto a numerosos casos de hostigamiento y acoso. El 25 de julio del 2013 inició una huelga de hambre, [en] acto que le ganó ser trasladado al área de confinamiento solitario. Le han negado acceso a su abogado y las autoridades le comunicaron que tenía que cambiar de abogado. 

5. Bloguero acusado de “escribir acrtículos en contra de la seguridad del estado y publicarlos en línea” 

El 17 de abril del 2014, el Tribunal Especial Criminal de Riyadh sentenció al defensor de derechos humanos y bloguero [en] Fadhel Al-Manasef a 15 años de cárcel y 15 años de prohibición de viaje tras su sentencia. Adicionalmente y en base a la Ley anti-crímenes cibernéticos, recibió una multa de 100,000 riales sauditas ($26,700 USD). 

El abogado de Al-Manasef reportó que la sentencia fue por cargos que incluyen incitar y participar en protestas, escribir artículos en contra de la seguridad del estado y publicarlos en línea, firmar una petición en contra del gobierno y contactar medios de comunicación internacionales sin autorización. También se le acusó de llevar reporteros a las protestas y entregarles información en detrimento del Reino. Él rechazó haber cometido un crimen y está planeando apelar el veredicto y sentencia. No es la primera vez que es arrestado por su trabajo en pro de los derechos humanos. 

6. Mokhlif Al-Shammari en la mira por “intentar desacreditar al Reino de Arabia Saudita”

El defensor de derechos humanos y periodista Mikhlif Al-Shammari [en] también fue puesto en la mira por sus actividades en internet y trabajo en pro de derechos humanos. Está enfrentando cargos que incluyen comunicarse con organizaciones sospechosas e intentar desacreditar al Reino de Arabia Saudita ante la opinión pública dentro y fuera del país. 

7. Hablar acerca de los abusos en Arabia Saudita

Estos casos sólo representan un puñado de activistas y voces en línea que son amenazados por el Reino de Sarabia Saudita. Cientos de blogueros y activistas que han utilizado redes sociales para expresar sus puntos de vista han sido encarcelados por ello. Algunos permanecen en prisión por años sin saber de qué se les acusa o ser enjuciados. 

Defensores de derechos humanos y activistas en línea han sido detenidos y encarcelados en las mismas celdas que criminales sentenciados en las prisiones de Beriman, Dhahban, Sha'ar, Al-Tarfiyah, Ulaysha y Al-Hayer. Las cárceles están sobrepobladas [en] y los defensores de derechos humanos encarcelados han denunciado que se les limita en espacio en la celda, horas para dormir, condiciones de comida, servicio médico y otras situaciones de higiene.  

A pesar de esta grave situación, la respuesta de la comunidad internacional y organizaciones inter-gubernamentales tales como las Naciones Unidas, han sido decepcionantes. Se ha dado muy poco apoyo para proteger a la comunidad de defensores de derechos humanos y activistas en línea en Arabia Saudita. El Centro del Golfo de Derechos Humanos solicita apoyo para demandar la atención del Relator Especial de las Naciones Unidas para la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y expresión, Frank La Rue y de los líderes gubernamentales del Reino de Arabia Saudita. Visite la página del Centro del Golfo de Derechos Humanos [en] para saber cómo apoyar su trabajo.  

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.