¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La mujer que lidera el independentismo baluchi

Banuk Karima Baloch, chairperson of the Baloch Student Organization-Azad (BSO-Azad) at a rally in Karachi. Screenshot from YouTube.

Banuk Karima Baloch, directora de la Organización de Estudiantes Baluchis-Azad (BSO-Azad) en una manifestación en junio en Karachi. Captura de un vídeo de YouTube subido por DeraBugtichannel.

Esta noticia sorprenderá a los que sigan la cobertura informativa que los medios occidentales hacen de Pakistán: la organización estudiantil más polémica del país está dirigida por una mujer.

Banuk Karima Baloch [en] es la directora de la Organización de Estudiantes Baluchis [en] (BSO-Azad), el mayor cuerpo estudiantil de la etnia baluchi de Pakistán. En 2013, el Gobierno la ilegalizó, acusándola de «terrorismo».

La organización liderada por Karima realiza una labor fundamental a la hora de movilizar a los jóvenes disidentes y separatistas de Baluchistán, la provincia al sureste del país, en la que reina la pobreza, la violencia sectaria y la insurgencia contra el gobierno paquistaní.

Allah Nazar Baloch, un conocido separatista, creó BSO-Azad en 2002 [en]. En la actualidad, es el comandante del ilegalizado Frente de Liberación Baluchi, el grupo militante más activo de la resistencia armada baluchi contra Pakistán. 

Además de estas dificultades del día a día, las mujeres de Baluchistán se enfrentan a otra clase de desafíos: viven en la provincia menos desarrollada de Pakistán, donde los hombres dominan la vida pública [en]; la tasa de mortalidad de mortalidad materna es de las más elevadas [en] de Asia y la tasa de analfabetismo en mujeres [en] es de las más altas del país. 

Sin embargo, las mujeres baluchis han sido quienes han luchado [en] en los últimos años para sacar a la luz a los «desaparecidos» [en] de Baluchistán, uno de los aspectos más horribles y menos conocidos del movimiento independentista. Solo en 2013 se encontraron 116 cuerpos a lo largo de toda la provincia, 87 de los cuales fueron identificados [en] por familiares que acusaron a los cuerpos de seguridad de Pakistán de haber secuestrado a sus seres queridos. Según la organización independiente Comisión de Derechos Humanos de Pakistán, desde 2010 se han encontrado los cuerpos de cientos de hombres desaparecidos en Baluchistán con señales de tortura.

En mayo, Karima nos habló de las mujeres baluchis, su papel en la lucha por la independencia y sus ambiciones para Baluchistán en una entrevista realizada en urdu. Traduje la entrevista original al inglés para mi blog Collateral Damage. A continuación, presento un fragmento de esta entrevista.

Es la primera vez que una mujer dirige una organización estudiantil en Baluchistán. ¿Cómo se siente al liderar BSO-Azad?

Banuk Karima Baloch (BKB): Puesto que en nuestra organización no existe la discriminación por motivos de sexo, hombres y mujeres participamos juntos en la lucha nacional. Desde que dirijo BSO-Azad, nunca he sentido que el ser mujer implique que sea diferente o inferior. No obstante, me alegra que la participación de mis hermanas baluchi en la lucha por la libertad haya cambiado la manera en que la sociedad baluchi ve a las mujeres. Muchas tradiciones conservadoras han desaparecido con la resurrección del movimiento nacionalista. Las mujeres baluchi son ahora mucho más libres y activas que antes.

¿Qué estrategia piensa tomar, ahora que el margen de actividades políticas en Baluchistán se está estrechando más y más?

BKB: Para nosotros, la lucha pacífica se ha convertido en un veneno letal. En los tres últimos años, varios de nuestros miembros fueron asesinados brutalmente y miles, secuestrados. Hace dos meses, secuestraron al director de nuestra organización delante de mis narices. Y antes de eso, en el 2009, nuestro vicedirector, Zakir Majeed, fue secuestrado por los servicios secretos mientras estaba en una procesión llena de gente. Aún sigue desaparecido. La familia de Majeed, junto a BSO-Azad, no ha parado de luchar para que lo liberen, pero todo ha sido en vano.

Lo que quiero decir es que nos están apretando la soga al cuello. Aun así, seguiremos adelante. Incluso si el Gobierno sigue comportándose como si no tuviera conciencia alguna, no cejaremos en nuestra lucha pacífica y justa. No importa lo salvaje que sea el Estado; seguiremos resistiendo, perseverando y alzándonos en su contra.

Las mujeres baluchis están siendo de vital importancia en la campaña por los desaparecidos. ¿Qué impacto tiene este hecho en el movimiento nacionalista baluchi? ¿Cómo ve la sociedad baluchi que las mujeres participen en la vida política? 

BKB: Como ya dije, la manera en que la sociedad baluchi ve a las mujeres ha cambiado. Hoy en día, todos se sienten orgullosos de que participen en el movimiento nacionalista. Vemos como símbolos de nuestro movimiento a Banuk Farzana, Banuk Sami Baloch y al resto de nuestras hermanas, gracias a sus valientes actos. La población es pequeña y está geográficamente dispersa; las mujeres, que forman la mitad de la población, han desempeñado un papel fundamental a la hora de consolidar el movimiento.

También me gustaría señalar que el Gobierno y todos sus órganos se encuentran muy confusos ante esta situación. Tratan de buscar nuevos métodos para acosar y amenazar a las mujeres baluchis, y así detener sus progresos e impedirles participar en el movimiento nacionalista. El año pasado, los terroristas de Lashkar-e-Jhangvi plantaron una bomba en un colegio femenino en Quetta. La creación de un nuevo grupo islamista en Panjgur y las amenazas de acabar con la educación para mujeres son muestras de la política paquistaní. El año pasado en Turbat, las fuerzas de seguridad y los servicios secretos del Gobierno asaltaron varias instituciones educativas, destruyeron sus materiales y luego vendieron sus instalaciones. Estas instituciones fomentaban la educación y el progreso de la mujer.

¿Qué opina de la situación social y económica de las mujeres baluchis de hoy en día? ¿Cuáles son las barreras principales que se encuentran y cómo pueden superarlas?

BKB: A pesar de poseer tantos recursos naturales, Baluchistán es una de las zonas menos desarrolladas del mundo. Las mujeres no son las únicas afectadas por la colonización paquistaní: todos los baluchis nos vemos forzados a vivir como ciudadanos de segunda. Según las estadísticas del Gobierno, un 52,2 % de la población de Baluchistán sufre de malnutrición. Pero en la realidad la cifra es mayor. Además, el Fondo de Población de la ONU ha señalado que la tasa de mortalidad infantil está en un nivel peligrosamente alto. Cada 20 minutos, una mujer muere al dar a luz.

Lo que quiero decir es que, por culpa del régimen de opresión que Pakistán nos impone y el desconocimiento general, el pueblo sufre. Si Baluchistán no se libera del dominio paquistaní, seguirá sufriendo en la pobreza, la miseria y la decadencia social y cultural.

¿Hay alguna mujer en particular de la historia de Baluchistán que le sirva de inspiración?

BKB: En la historia baluchi, admiro a Hatun Bibi y los sacrificios que hizo en la lucha contra los invasores iraníes de Baluchistán. Luchó con valentía junto a su familia, en especial junto a Dad Shah [en].

¿Ha intentado ponerse en contacto con las organizaciones estudiantiles de otras provincias, sobre todo en Sindh, para extender los lazos de solidaridad?

BKB: Varias organizaciones estudiantiles han colaborado en nuestra campaña para pedir la liberación de Zahid Baloch, director de BSO-Azad. También han organizado manifestaciones y mitines de apoyo en Karachi y otras zonas. Grupos de derechos humanos de varios puntos del país han mostrado su profunda solidaridad hacia nosotros y Lateef Johar, que está en huelga de hambre. Estamos tratando de aumentar la colaboración con estros grupos; al menos en lo que a solidaridad respecta, deberíamos seguir conectados y fomentando nuestra relación.

¿Qué mensaje desea transmitirle al pueblo y, sobre todo, a las mujeres paquistaníes? 

BKB: Me gustaría que los baluchis y, en especial, las mujeres se centrasen en la educación y en unirse a la lucha contra la tiranía y la esclavitud para que Baluchistán pueda ser libre y convertirse en una nación ejemplar donde no exista la discriminación por motivos de etnia, casta, sexo, clase, etc..

1 Comentario

  • […] Karima Baloch, presidente de la Organización estudiantil Baloch, moviliza a disidentes jóvenes y separatistas en Balochistan en el sur oeste de Pakistán. Ella y otras mujeres baluchis han asumido un rol […]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.