¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La otra final del Mundial de Brasil — entre gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y golpes de porras

Foto de Mauricio Campos dos Santos, usada com permissão

Un grupo de manifestantes intenta marchar en Río. Fotografía de Mauricio Campos dos Santos, utilizada con permiso.

Las detenciones “preventivas” de activistas [pt] que se oponían al Mundial de Fútbol, realizadas en la víspera de la final entre Alemania y Argentina con el propósito de evitar las manifestaciones durante el cierre del torneo, no impidieron que los brasileños salieran a protestar en Río de Janeiro.

Una de las manifestaciones reunió a cientos de personas que estaban en contra del derroche del megaevento. Tal como esperaban los activistas, la protesta fue combatida con gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y golpes de porras.

Los manifestantes no lograron llegar hasta el estadio Maracaná, donde se estaba jugando la final, ya que el área estaba bloqueada por un cordón policial [pt]. Los intentos de romper el bloqueo [pt] fueron repelidos con violencia. Para disolver a los manifestantes incluso se utilizó la caballería, con oficiales armados con sables [en].

Activistas y periodistas afirman haber sido pateados [pt], maltratados y golpeados por la policía militar. El cineasta canadiense Jason O'Hara recibió una patada en la cabeza de un oficial y la cámara GoPro que llevaba adherida a su casco fue robada, señala [pt] el periódico alternativo A nova democracia (La Nueva Democracia). El medio registró el ataque, y el video está disponible en YouTube.

Otro activista fue pateado [pt] por el policía militar Rogério Costa de Oliveira, quien ha sido acusado por los movimientos sociales de atacar a mujeres en las manifestaciones. El hecho fue capturado en video por el usuario de YouTube Tandy Firmino:

Según el Sindicato de Periodistas de Río de Janeiro, al menos 15 periodistas fueron atacados [pt] por la policía militar durante la protesta.

El colectivo Midia Ninja elaboró una lista [pt] de otras personas afectadas:

O jornalista Felipe Peçanha, Mídia Ninja, foi cercado por 8 policiais, teve sua lente quebrada e sofreu agressões enquanto transmitia os cuidados médicos ao Jason O'hara.

A documentarista Aloyana Lemos, MIC, foi detida enquanto registrava as agressões à manifestantes no ato até então pacífico na praça Saens Peña, Tijuca. Aloyana está sendo encaminhada para a 21º DP.

O fotógrafo Bernardo Guerreiro, Mídia Ninja, teve sua lente quebrada e foi agredido com spray de pimenta no olho de curta distância.

El periodista Felipe Peçanha, de Midia Ninja, fue rodeado por ocho policías, la lente de su cámara fue rota y él fue agredido mientras transmitía la atención médica de Jason O'Hara.

La documentalista Aloyana Lemos, de MIC, fue arrestada mientras grababa los abusos cometidos en contra de los manifestantes que protestaban pacíficamente en la plaza Saens Peña, Tijuca. Aloyana fue enviada al departamento de policía Nº 21.

Al fotógrafo Bernardo Guerreiro, de Midia Ninja, le rompieron el lente de su cámara, y él fue agredido con spray de pimienta en el ojo desde corta distancia.

Manifestantes tentam caminhar em direção ao Maracanã. Foto do Coletivo Mariachi, uso livre.

Los manifestantes intentan avanzar hacia el Maracaná. Fotografía del Colectivo Mariachi.

En ocasiones, la policía impidió que los manifestantes y los periodistas dejaran el lugar. La periodista Tamara Cardoso resumió [pt] la situación:

estou sendo mantida refém pela polícia.

Identificada como jornalista, dentro de um carro identificado como um carro de reportagem, não posso sair da praça Saens Pena.

Ta bom ou precisa mais?

Estoy siendo rehén de la policía.

Identificada como periodista, en un vehículo identificado como móvil periodístico, no puedo salir de la plaza Saens Pena.

¿Está bien así o falta?

Foto de Camila Nóbrega - Canal Ibase

Fotografía de Camila Nóbrega – Canal Ibase

La Rede de Comunidades e Movimentos Contra a Violência publicó una fotografía tomada por la periodista Camila Nobrega de la ONG Ibase, que muestra a manifestantes formando la palabra “SOS” con sus cuerpos:

“SOS”. É a mensagem que pessoas encurraladas pela polícia nas imediações do Maracanã acabam de escrever no chão da rua Desembargador Isidro, na Tijuca: um pedido de socorro. Após reprimir de forma truculenta a manifestação que ocorria no entorno da Praça Saens Pena, a Polícia Militar fez um cerco em todas as ruas do local, impedindo a circulação. Cerca de mil pessoas estão “presas” nas ruas da Tijuca, cercadas de policiais.

“SOS”. Es el mensaje que las personas acorraladas por la policía en las inmediaciones del Maracaná acaban de escribir en el suelo de la calle Desembargador Isidro, en [el barrio de] Tijuca: una petición de ayuda. Luego de reprimir brutalmente la manifestación ocurrida alrededor de la plaza Saens Pena, la Policía Militar bloqueó todas las calles, impidiendo la circulación. Un millar de personas están “encerradas” en las calles de Tijuca, rodeadas por policías.

El ingeniero Maurício dos Santos publicó una serie de fotografías [pt] de la escena y comentó en Facebook:

PM fecha metrô, joga bombas, destrói faixas e cartazes, espanca pessoas e transforma a Praça Saens Peña em praça de guerra. Nessa praça jaz a democracia.

La Policía Militar cierra el metro, lanza bombas, destruye letreros y carteles, golpea a personas y transforma la Plaza Saens Peña en una zona de guerra. En esta plaza yace la democracia.

Al menos siete personas fueron arrestadas, incluyendo a un menor, señala [pt] en Facebook el Colectivo Mariachi. La activista Paula Kossatz [pt] y Anna Baptista Marim [pt] publicaron videos en Facebook de los instantes en que la policía atacaba a los manifestantes al parecer sin mediar provocación.

 

 

Baptista Marim describe la grabación [pt]:

PM ataca passageiros no metrô.
Minutos antes deu apanhar:
Durante muitas bombas, prisões e porradarias de PMs com cacetete na praça Saens Pena, eu e meu marido fomos os últimos a conseguir entrar na estação cheia de gás.
Ficamos filmando a caça da polícia que tentava identificar quem era manifestante e quem não era.
Nosso grande crime, merecedor de muita porrada, foi ter ficado filmando a ação da PM. Por isso que é dificil encontar vídeos denunciando a covardia da policia.

La Policía Militar ataca a pasajeros en el metro.
Minutos antes yo fui golpeada:
Después de muchos bombazos, arrestos y golpes de porras de la policía en la plaza Saens Pena, mi esposo y yo fuimos los últimos en entrar a una repleta estación de gasolina.
Filmábamos la cacería de la policía que trataba de identificar quién era o no manifestante.
Nuestro gran delito, por el que recibimos muchísimos golpes, fue estar grabando las acciones de la policía. Es por eso que es difícil hallar videos que denuncien la cobardía policial.

Mientras los alemanes celebraban su victoria contra Argentina en el estadio Maracaná, afuera la policía y los manifestantes se enfrentaban en una escena que se ha hecho corriente desde la Copa Confederaciones del pasado año 2013. El caricaturista André Dahmer, autor del cómic Malvados caracterizó lo que podría sucederle a quienes protestan por estos días en Brasil: “Quisiera manifestar mi pesar por la selección nacional de Argentina, pero a los que se manifiestan los arrestan.”

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.