¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Prisión para el militar español cuyo libro desvela la corrupción en el ejército

El teniente Luis Gonzalo Segura en el vídeo de presentación del libro. Foto de la página de «Un paso al frente» en Facebook

El teniente Luis Gonzalo Segura en el vídeo de presentación del libro. Foto de la página de «Un paso al frente» en Facebook

Luis Gonzalo Segura es un teniente del ejército de tierra, con casi 12 años de servicio, que cansado de ver todo tipo de corruptelas entre los altos mandos, ha decidido denunciar públicamente una situación que muy pocos españoles conocen. Por esto ha sido condenado a dos meses de arresto en una prisión militar, y podría ser expulsado del ejército.

Segura ha escrito un libro titulado «Un paso al frente», en el que describe, en forma de novela, los abusos que supuestamente se cometen en una institución tan opaca como las fuerzas armadas.

Así se expresa Segura en una entrevista concedida a la web La Marea:

Desde que se suprime el servicio militar hay un corte de flujo de información desde el mundo militar al exterior. (…) Al no tener libertad de expresión los militares, ese flujo todavía se corta de forma más radical, de tal forma que al final, a día de hoy, las fuerzas armadas son un estado paralelo y completamente estanco a resto de la sociedad.

Portada de la 6ª edición del libro. Foto de la página de «Un paso al frente» en Facebook

Portada de la 6ª edición del libro. Foto de la página de «Un paso al frente» en Facebook

En 2010, a Segura le encargaron realizar un inventario de material informático, en el que encontró, según sus propias palabras, «un desfase del 25-35%», que sumaba «millones de euros». El joven militar intentó denunciar esta situación ante la justicia militar, pero el juez y el fiscal cerraron el caso sin ni siquiera revisar la información que Segura guardaba en un disco duro que había puesto a disposición de los magistrados.

Según la web vozpópuli, el teniente Segura «hace alusión en el libro a presuntas malversaciones, prevaricaciones, negligencias, comisiones de servicio falsas, estafas en combustible y comidas, venta de material en la Red, residencias de verano, clubes de golf, spas y salas VIP». Tantos excesos han puesto al ejército en una grave situación económica, como sostuvo Segura durante la presentación de su libro en Huesca:

Los datos económicos de la institución militar que, según afirma, tiene una deuda de 29.000 millones de euros y destina el 77% de sus 6.000 millones de presupuesto anual a personal, evidencian, por otra parte, que el Ejército es “un modelo anticuado y obsoleto, e insostenible a nivel económico”.

A este despilfarro de dinero público se sumaría la grave «macrocefalia» del ejército, que Segura explica en una entrevista para la web Barrio Canino:

Hay un excedente de mandos enorme. De hecho, ahora mismo uno de los problemas que tenemos es que hay 42 000 soldados, a los que se les trata como a perros, y con contratos basura (…) y tenemos 52 000 mandos (…) cualquiera que tenga dos dedos de frente se da cuenta de que esto es insostenible.

Y concreta en Periodista Digital:

Lamentablemente en España muchos cargos son heredados en el ejército. Tenemos 270 generales y con veinte sería suficiente; tenemos 1050 coroneles y con 50 sería suficiente. Esto evidencia el excedente de oficiales como ejemplo de cómo la cúpula militar se mueve buscando su propio interés.

El teniente achaca la corrupción en el seno del ejército a la impunidad que existe dentro de la institución, donde la justicia, la policía y los auditores pertenecen a la cúpula de las propias fuerzas armadas, y también a la falta de una verdadera transición en el ejército.

(…) ha habido una especie de pacto entre los dirigentes de la sociedad civil y los del mundo militar por el que nadie se quería meter en el terreno de nadie. Aunque pudo tener un sentido hasta el año 90 por el riesgo del golpe de Estado, a día de hoy no se entiende que se siga sosteniendo

Además, Segura afirma en La Marea que los propios militares encubren la corrupción: «hay un falso sentido de la lealtad al compañero por encima de la lealtad a España, a la institución y a los ciudadanos». La web nuevatribuna.es aclara que el teniente no se limita a criticar la mala praxis en el ejército, sino que también plantea soluciones:

En su novela, eleva una carta al Ministro de Defensa, sugiriéndole hasta 19 medidas, «que harían del ejército una institución más justa y honorable». El problema de las fuerzas armadas, no es solo estructural, «están enfermas y necesitan ser regeneradas», dice el teniente.

Segura en la presentación del libro en la tienda FNAC, Madrid. Foto de la página de «Un paso al frente» en Facebook.

Segura en la presentación del libro en la tienda FNAC, Madrid. Foto de la página de «Un paso al frente» en Facebook.

Algunas de las declaraciones vertidas por el teniente en las entrevistas de presentación del libro motivaron la apertura de un expediente disciplinario que ha terminado en una sanción de dos meses de arresto que Segura cumple desde el 18 de julio en la prisión militar de Colmenar Viejo. El teniente, que lleva varios meses suspendido de funciones, tiene abierto otro expediente gubernativo que podría acabar con su expulsión del ejército.

Estas sanciones, impuestas por criticar libremente en medios de comunicación a las autoridades militares, demuestran la falta de libertad de expresión que se sufre en el ejército, cuyos miembros pueden ser castigados por ejercer este derecho irrenunciable gracias a la reserva que mantiene el gobierno español sobre los artículos 5 y 6 de la Convención Europea para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales.

Además, según eldiario.es, se está produciendo una «tremenda cacería” en cuarteles de Zaragoza, Valencia, Córdoba y Canarias, donde “compañeros han sido duramente amenazados, incluso con la expulsión y el arresto, para que no asistan [a las presentaciones del libro], compren ni hablen de la novela”».

El aún teniente Segura se ha declarado en huelga de hambre como protesta por el «linchamiento» al que le están sometiendo las autoridades militares y en el momento de escribir este artículo se encuentra ingresado en el hospital militar Gómez Ulla. Mientras tanto, su libro se ha convertido en un éxito: ha vendido más de 20 000 ejemplares desde su publicación el 21 de abril, y ya va por su 6ª edición. En la web de su editorial, Tropo Editores, puede leerse el primer capítulo del libro.

1 Comentario

  • Creo que el Teniente se equivocó pero no conozco cuales fueron sus pasos. Puede que tenga razón o no en lo que dice, es más, algunas de las que pude leer no me sorprenden en absoluto porque son práctica habitual en cualquier parte del mundo militar, sin entrar en valoraciones sobre si están bien o mal y si tienen algún tipo de justificación. Lógicamente hay cosas que no las tienen. Lo importante ahora es su salud y el tener elementos que puedan comprobar algo de lo que dice aunque lo mas probable es que nunca vuelva a formar parte de su Ejército.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.