¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Esta mujer caminó miles de kilómetros a través de Pakistán por su hermano y los desaparecidos de Baluchistán

Screenshot of an interview with Farzana Majeed by Faiz Baluch on Vimeo.

Captura de pantalla de una entrevista con Farzana Majeed por Faiz Baluch en Vimeo.

Las desapariciones no son raras en Baluchistán donde los nacionalistas baluchis están luchando contra una resistencia armada del estado paquistaní. Sin embargo la historias de los ”desaparecidos” en la provincia más grande de Pakistán es una de las historias menos informadas y divulgadas en el mundo.

Zakir Majeed hermano de Farzana Majeed es uno de los desaparecidos. Ella ha dedicado los últimos años de su vida [en] en mantener viva la causa de su hermano, protestar y difundir la palabra sobre su hermano y dar a conocer su situación y el sufrimiento de los demás.

Los cuerpos de cientos de personas desaparecidas han aparecido [en] en la provincia con señales de tortura según la independiente Comisión de Derechos humanos de Pakistán, y familias como la de Farzana culpan a los operativos del estado.

Los servicios de seguridad de Pakistán niegan las acusaciones [en] de participación diciendo que están luchando contra una fuerte rebelión en la provincia. Desde el año 2012 la Corte Suprema de Pakistán también ha estado investigando casos de personas desaparecidas en Baluchistán [en], emitiendo advertencias al gobierno pero poco se ha avanzado [en].

Farzana Majeed [bal] es también la secretaria general del grupo Voces Internacionales por los baluchis desaparecidos [en]. A principios de este año, para crear conciencia sobre las personas desaparecidas, ella y sus colegas caminaron [en] 2 000 kilómetros desde la capital provincial de Quetta a Islamabad capital federal de Pakistán. Llamada la Larga marcha baluchi, fueron necesarios cuatro meses para realizarla. Haciendo la comparación Gandhi viajó solo 240 millas (386 km) por su famosa Marcha de la sal.

En la siguiente entrevista Farzan comenta sobre la actual situación en Baluchistán, el origen de la marcha y el rol jugado por las mujeres baluchis en la lucha por la independencia. La entrevista aparece también en mi blog Collateral Damage [en].

¿Cómo se siente luego de haber completado la marcha?

Farzana Majeed (FM): When we started the march, we thought that the awareness we would raise might force the intelligence agencies and the state to release our loved ones. But along the way, we received the news that the Supreme Court and the High Court had dismissed some of the cases pertaining to the missing persons. Even more traumatic was the discovery of mass graves in Balochistan as we were marching. Nonetheless, it was still a major achievement that we managed to raise some awareness in Pakistan and abroad about the barbarism of the Pakistani state in Balochistan.

Farzana Majeed (FM): Cuando comenzamos la marcha pensamos que la conciencia que pudiéramos crear forzaría a las agencias de inteligencia y al estado a liberar a nuestros seres queridos. Pero en el camino recibimos la noticia que la Corte Suprema y el Tribunal superior de justicia había desestimado algunos de los casos relativos a las personas desaparecidas. Aún mas traumático fue descubrir, mientras caminábamos, fosas comunes en Baluchistán. Sin embargo seguía siendo un gran logro que conseguimos crear conciencia en Pakistán y en el extranjero sobre la barbarie del Estado paquistaní en Baluchistán.

¿Puede contarnos sobre las circunstancias de la desaparición de su hermano Zakir Majeed?

FM: Zakir Majeed was the former chairman of the Baloch Student Organization-Azad [the largest ethnic Baloch student body in the country, banned by Pakistan in 2013 for being involved in “terrorism.”]. He had the courage to raise his voice against state brutalities, enforced disappearances and other human rights violations committed by Pakistan in Balochistan. He was also one of the members of the committee that pressed for the release of John Solecki, a UNHCR official in Balochistan [who was abducted in 2009 by a previously unknown Baloch Liberation United Front and released after two months]. Zakir also spoke out against the illegal arrests and killings of the Baloch leader Ghulam Mohammad Baloch and his comrades. He denounced the murder by the Pakistani Army of Baloch leader Akbar Khan Bugti.

Zakir was educating the Baloch youth about the Pakistani occupation of their homeland. He was particularly resentful against the testing of the Pakistani nuclear bomb in the Chaghi mountains of Balochistan. Due to his continuous demonstrations, seminars and speeches in schools and colleges all through Balochistan, the Pakistani state arrested him in June of 2008. His goal of uniting the Baloch youth on a single platform was perceived as a great threat. Zakir was the symbol of the national struggle, which is why the state is unwilling to release him from custody.

He is just one of thousands of political activists who have been illegally arrested by the Pakistani state for protesting against the occupation.

FM: Zakir Majeed era el ex-presidente de la Organización de estudiantes Baloch-Azad [el grupo étnico mas grande de estudiantes baluchis en el país prohibido por Pakistán en el 2013 por participar en “terrorismo.”]. Tuvo la valentía de alzar su voz contra las brutalidades del Estado, las desapariciones forzadas y otras violaciones de los derechos humanos cometidas por Pakistán en Baluchistán. Fue también uno de los miembros del comité que presionó por la liberación de John Solecki, un funcionario de ACNUR en Baluchistán [que fue secuestrado en el 2009 [en] por un anteriormente desconocido Frente Unido de Liberación baluchi y liberado después de dos meses]. Zakir habló también en contra de la detención ilegal y muerte del líder baluchi Ghulam Mohammad Baloch y sus camaradas. Denunció el asesinato por el ejército paquistaní del líder baluchi Akbar Khan Bugti.

Zakir educó a los jóvenes baluchis acerca de la ocupación paquistaní de su patria. Estaba particularmente resentido contra la prueba de la bomba nuclear en las montañas Chaghi de Baluchistán. Debido a sus continuas manifestaciones, seminarios y conferencias en escuelas y universidades en Baluchistán, el estado paquistaní lo detuvo en junio del 2001. Su objetivo de unir a los jóvenes baluchis en una simple plataforma fue percibido como una gran amenaza. Zakir era el símbolo de la lucha nacional por eso el estado no está dispuesto a liberarlo de la custodia.

El es solo uno de los miles de activistas políticos que han sido ilegalmente detenidos por el estado paquistaní por protestar contra la ocupación.

¿Nos puede contar sobre el proceso de desarrollo de su propia conciencia política y su decisión de salir públicamente por su hermano y otras personas desaparecidas?

FM: I belong to a politicized family. I grew up watching my mother and many other female activists in my father’s party. Before we began the movement to raise the issue of Baloch missing persons, I was a member of the BSO-Azad. During my studies, I started my political activities on BSO-Azad’s platform. I took part in demonstrations, press conferences, seminars and other activities so that I could educate myself.

It was also my brother’s expectation that I would raise my voice for our national rights. So it was equally because of my commitment to him and our combined struggle that made me launch the movement for the recovery of my kidnapped brother and the rest of the 20,000 missing Baloch persons.

FM: Pertenezco a una familia politizada. Crecí viendo a mi madre y muchas otras mujeres activistas en el partido de mi padre. Antes de comenzar el movimiento para plantear la cuestión de los desaparecidos baluchis fui miembro del BSO-Azad. Durante mis estudios comencé mis actividades políticas en la plataforma BSO-Azad. Tomé parte en las manifestaciones, conferencias de prensa, seminarios y otras actividades para poderme instruir.

Fue también la expectativa de mi hermano que yo pudiera levantar la voz por nuestros derechos nacionales. Fue igualmente debido a mi compromiso con él y en nuestra lucha combinada que me hizo lanzar el movimiento por la recuperación de mi hermano secuestrado y el resto de los 20 000 desaparecidos baluchis.

¿Cómo enfrentan esto las esposas, hermanas y madres de los desaparecidos?

FM: Everybody is in trauma in Balochistan. The families of the missing persons are living in fear and psychological stress. Any given day could be the day they discover the mutilated bodies of their loved ones dumped alongside the highways or in mass graves. But the Baloch women are strong and they have shown great bravery in coming out protesting about the kidnappings and the state’s ‘Kill and Dump’ policy.

FM: Todo el mundo está traumatizado en Baluchistán. Las familias de las personas desaparecidas viven atemorizadas y en tensión psicológica. Cualquier día puede ser el día que descubren los cuerpos mutilados de sus seres queridos dejados junto a las carreteras o en fosas comunes. Peros las mujeres baluchis son fuertes y han mostrado gran valentía saliendo a protestar por los secuestros y la política del estado “Matar y tirar”.

¿Cuáles fueron las etapas de la participación de las mujeres en la causa de los desaparecidos?

FM: Women, all across the Baloch society, are involved in different activities. Thousands of them are in universities and colleges, either as students or teachers. Many are political activists. As the Pakistani barbarism increased, the involvement of women in the political struggle also increased. Today, every Baloch woman is standing up to the Pakistani state.

FM: Las mujeres en toda la sociedad baluchi participan en diferentes actividades. Miles de ellas están en universidades y colegios ya sea como estudiantes o profesoras. Muchas son activistas políticas. Así como el barbarismo paquistaní aumenta, el compromiso de las mujeres en la lucha política también aumenta. Hoy en día cada mujer baluchi está de pie ante el estado de Pakistán.

Las mujeres están participando activamente en la lucha nacional. ¿Cómo ve esta dimensión sin precedentes de la lucha de este pueblo? 

FM: This is a natural outcome of the love that women have for their children. Baloch women are patriotic in the sense that no woman gives birth to a child and then sit idle as the state tortures and kills that child. Baloch women will never relent from their struggle.

FM:  Este es el resultado natural del amor que las mujeres tienen por sus hijos. Las mujeres baluchi son patriotas en el sentido de que ninguna mujer da nacimiento a un niño y luego se sienta ociosa mientras el estado tortura y mata ese hijo. La mujer baluchi nunca se arrepentirá de su lucha.

¿Cuál es la respuesta en la sociedad baluchi? ¿Piensa usted que muchas otras mujeres seguirán su ejemplo? 

FM: In the beginning, I encountered problems because I was a young woman. But soon I won the solidarity of the Baloch society. Throughout the long march from Quetta to Islamabad, I witnessed the great response of the Baloch people. They welcomed and showered us with roses everywhere we went and made a stop.

Other women are following me. It is my confidence that they will continue to resist.

FM: Al comienzo tuve problemas porque era una mujer joven. Pero luego gané la solidaridad de la socieda baluchi. Durante la larga marcha desde Quetta a Islamabad, fui testigo de la gran respuesta del pueblo baluchi que nos dió la bienvenida y nos cubrió con rosas adonde fuéramos y nos detuviéramos.

Otras mujeres me siguen. Tengo confianza que seguirán resistiendo.

¿Recibieron manifestaciones de solidaridad de las mujeres en Karachi, Islamabad y en otros lugares donde instalaron campamentos?

FM: Karachi has an important Baloch population so we received a great response from the massive number of Baloch people that came out to support us. Many intellectuals and journalists also expressed their solidarity. There were some unforgettable moments in Karachi, especially with Sindhi nationalists. It was great to be reminded that Sindhi nationalists are with us. In Lahore and Islamabad, the National Awami Party and the National Student Federation supported us. Even in the Pastun areas of Balochistan there are groups who sympathize with us. We hope that they will all stay with us in the future.

FM: Karachi tene una importante población baluchi por lo que recibimos una gran respuesta del gran número de gente baluchi que acudió a darnos ánimo. Muchos intelectuales y periodistas también manifestaron su solidaridad. Hubo algunos momentos inolvidables en Karachi, especialmente con los nacionalistas sindhi. Es muy agradable recordar que los nacionalistas sindhi están con nosotros. En Lahore e Islamabad, el Partido nacional Awami y la Federación nacional de estudiantes nos apoyó. Aún en las áreas pastún de Baluchistán hay grupos que simpatizan con nosotros. Esperamos que estén con nosotros en el futuro.

La prensa en inglés de Pakistán habló sobre su marcha pero hay poco eco en los foros internacionales. En su opinión ¿cómo puede este tema atraer la atención del mundo?

FM: We have approached many international forums. We did receive a sympathetic welcome from the UN officials in Islamabad at the end of our march. But the UN and the international community need to take more responsibility and make available to us the avenues through which the plight of Balochistan could be highlighted. It is my appeal to the UN to be more attentive. We need international attention.

FM: Nos hemos acercado a muchos foros internacionales. Recibimos una simpática bienvenida de los funcionarios de las Naciones Unidas al final de nuestra marcha. Pero las Naciones Unidas y la comunidad internacional deben asumir una mayor responsabilidad y poner a nuestra disposición las vías a través de las cuales podría destacarse la situación de Baluchistán. Es mi llamado a las Naciones Unidas a estar mas atentos. Necesitamos la atención internacional.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.