¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tres activistas anti Copa Mundial acusan a Brasil de persecución política y buscan asilo en Uruguay sin éxito

Layer Eloisa Samy Politically Persecuted Brazilian asylum seeker at the consulate of uruguay We are all [being] persecuted

“Abogada Eloisa Samy, brasileña perseguida politicamente y en busca de asilo en el Consulado de Uruguay.”

Brasil cambió una dictadura militar por democracia hace 30 años, pero algunas personas están acusando [pt] al país, anfitrión reciente de la Copa del Mundo, de crear refugiados políticos al mismo tiempo.

El consulado de Uruguay en Brasil negó una solicitud de asilo a tres brasileños acusados de “formar una banda armada” relacionada a las protestas adversas al Mundial y con solicitud de arresto con base en lo que activistas [pt] y medios alternativos [pt] llaman evidencia falsa [en].

El día antes de la final, la policía arrestó “preventivamente” a 28 personas [pt] contrarias a recibir el torneo en Brasil porque los activistas habían participado en protestas anteriores y la policía sospechó [pt] que cometerían actos violentos [pt] durante una protesta estipulada para el día de la final.

Eloisa Samy, una abogada que ha defendido activistas en prisión desde que acontecieron en Brasil las protestas anti gobierno en junio de 2013, fue una de las arrestadas [pt] el 12 de julio. No aparecieron cargos formales y el 15 de julio, la mayoría del grupo (incluyendo a Samy), salió en libertad [pt] después de presentar una petición de habeas corpus.

Tres días después, la policía, que dijo haber investigado a los activistas [pt] desde setiembre de 2013, presentó su informe de 2 mil páginas [pt] a la fiscalía pública. Tras menos de dos horas de recibirla, dicha oficina presentó cargos por formar una banda armada en contra de 23 activistas, citando la quema intencionada de un autobús en Río de Janeiro y otro intento de quemar la Municipalidad de la ciudad de Río de Janeiro.

Lucas Sada, del Instituto de Defensores de Derechos Humanos criticó [pt] la velocidad de los fiscales públicos:

Essa velocidade incrível com que a denúncia foi apresentada e recebida pela Justiça só reforça que há um movimento articulado entre os poderes de criminalização dos grupos

La velocidad increíble con que fue presentada la denuncia y recibida por la Justicia, solo confirma que hay un movimiento articulado entre los poderes para criminalizar a estos grupos

Además, los activistas están [pt] acusados de apoyar o ser parte de los Black Blocs [pt], una táctica de protesta que consiste en vestir ropas negras y cubrirse la cara con una máscara o bandana, vistas en las manifestaciones desde 2013. Algunos manifestantes, así vestidos, vandalizaron propiedades o causaron incendios. 

Ellos han negado estar involucrados en algún acto de violencia o pertenecer a los Black Blocs. El periodista Igor Natusch señaló en Twitter que las autoridades brasileñas parecen confundir a la táctica por algún tipo de grupo organizado: 

Em privado, um amigo dá a morta: Brasil é primeiro país do mundo a tratar Black Bloc como organização e não método. Que pioneirismo deprê.

— Igor Natusch (@igornatusch) 21 julho 2014

En privado, un amigo bromea: Brasil es el primer país del mundo en tratar a Black Bloc como organización y no un método. Qué emprendimiento tan deprimente.

Some of the political prisoners and refugees since June 2013

Bocetos de algunos de los activistas en prisión desde junio de 2013. 

Samy, su hijo [pt] David Paixão y su novia Camila Nascimento recibieron órdenes de arresto. Los tres buscaron refugio en el consulado uruguayo en Río de Janeiro el 21 de julio, afirmando que enfrentaban persecución política. Los abogados defensores de los arrestados han encontrado dificultades para acceder a los procedimientos [pt], incluyendo al juez Siro Darlan, quien liberó a varios de los activistas después de los arrestos preventivos.

Una vez que las autoridades se dieron cuenta que los tres estaban en el consulado, la policía militar [pt] arribó e intentó entrar al lugar. Un empleado impidió su entrada [pt] para prevenir un serio incidente diplomático, de acuerdo con [pt] Idelber Avelar, profesor de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans:

Eloisa se encontra agora no Consulado do Uruguai, no Rio de Janeiro (Praia de Botafogo, 201), que a Polícia Militar tentou invadir — coisa que não aconteceu nem na ditadura militar.

Eloisa está ahora en el Consulado de Uruguay en Río de Janeiro (Praia de Botafogo, 201), al cual intentó ingresar la policía militar – algo que no ocurrió en la dictadura militar.

"The state intends to sue me because of my activism as a lawyer in popular protests. Most likely the prosecution will be to integrate a criminal organization" Eloisa Samy in 21 april, 214

“El Estado me pretende perseguir por causa de mi activismo como abogada en protestas populares. Probablemente, la acusación será vincularme con una organización criminal” Eloisa Samy, 21 de abril, 2014

El Instituto de Defensores de los Derechos Humanos declaró [pt] que policías militares con motocicletas rodearon el edificio mientras los tres estaban adentro. 

En un video publicado en YouTube con subtítulos en inglés, Samy denuncia su situación y la de todos los otros a quienes llama “prisioneros políticos”. Clama por amnistía. 

El Colectivo Mariachi la entrevistó dentro del consulado, así como el abogado Rodrigo Mondego del Comité de Derechos Humanos de la Asociación de Abogados. En el video, Samy dice que una de las razones que la llevó a buscar asilo en Uruguay fue la historia de su presidente, Pepe Mujica, quien permaneció siete años en aislamiento como prisionero político de la dictadura de su país. 

En la noche del mismo día, la cónsul de Uruguay Myriam Fraschini Chalar les negó asilo [pt]. El periodista Fernando Rodrigues publicó en su blog la posición oficial de la cancillería uruguaya, enviada a él [pt]:

O [Brasil] é um Estado de Direito, não persegue ninguém por razões políticas, e o Uruguai não interfere em decisões judiciais.

[Brasil] tiene estado de derecho, [el cual] no persigue a nadie por razones políticas y Uruguay no interfiere en decisiones judiciales.

La decisión fue criticada [pt] por el profesor de derecho internacional Daisy Ventura en su cuenta Facebook y Twitter:

Como comenté ayer, cualquier decisión de Uruguay sería criticada. Pero la respuesta del gobierno, si es esta, es desafortunada.

O Brasil é uma democracia, não caberia asilo. Já esqueceram Assange? Alguém acha que a Inglaterra não é uma democracia? E quando o Brasil abrigou um Senador boliviano por cerca de um ano em nossa missão em La Paz, ele pretendeu questionar o Executivo ou o Judiciário da Bolívia? Claro que não, pois Morales é aliado político do governo brasileiro.

Brasil es una democracia, un asilo no correspondería. ¿Han olvidado a [Julian] Assange? ¿Alguien peinsa que Gran Bretaña no es una democracia? Y cuando Brasil hospedó a un senador boliviano por cerca de un año en su misión en La Paz ¿quería [Brasil] cuestionar al poder ejecutivo o judicial de Bolivia? Claro que no, porque [el presidente boliviano Evo] es un aliado político del gobierno brasileño.

Assange, el fundador de WikiLeaks, recibió asilo por parte de Ecuador en 2012. Es buscado en Suecia por cargos de abuso sexual, pero teme que será extraditado a los Estados Unidos debido a la revelación de secretos de Estado en su sitio web. Permanece en el consulado de Ecuador en Londres. 

El exsenador boliviano Roger Pinto Molina fue uno de los principales opositores al gobierno del presidente boliviano Evo Morales. Molina fue acusado de varios crímenes, incluyendo corrupción, por parte del gobierno, tras lo cual buscó -y recibió- asilo del gobierno de Brasil, alegando persecución política. Sin embargo, Bolivia rechazó permitirle salir del país, por lo que vivió en la embajada de Brasil en La Paz durante un año. Molina recibió entonces la ayuda del embajador temporal, Eduardo Saboia, para escapar, creando un incidente diplomático mayor en el proceso. 

De acuerdo con varias fuentes periodísticas, Samy, su hijo y la novia de su hijo escaparon del consulado con la ayuda [pt] de la diputada Janira Rock del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) de Brasil, quienes los acompañaron durante todo el día. Su ubicación actual es desconocida. 

Activistas como el profesor Eduardo Sterzi señaló prontamente [pt] a quien consideraron responsable por perseguir a a los 23 activistas en Río:

Tristeza imensa por nossos governantes terem nos empurrado novamente para esse tempo podre. Vergonha enorme de ter votado toda a vida no PT, um dos maiores responsáveis pela criminalização de manifestantes políticos.

Nos lamentamos inmensamente por nuestras autoridades, quienes nos regresaron a ese tiempo podrido [de la dictadura]. Verguenza inmensa por el PT [Partido de los Trabajadores], uno de los principales responsables por la criminalización de los manifestantes políticos.

En Twitter, otros criticaron a la presidenta Dilma Rousseff y su gobierno del PT [pt]:

Ahora el autoritarismo del gobierno de Dilma es conocido a escala internacional, con prisioneros políticos que buscan asilo en consulados. Viví para ver esto. 

¿Hablarán la exprisionera política Dilma Rousseff y su Ministerio de Justicia sobre la solicitud para asilo político en esta “democracia” plena?

El 24 de julio, el juez Siro Darlan otorgó habeas corpus [pt] a todos los prisioneros y refugiados políticos.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.