¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La Junta tailandesa emite nueva orden mordaza contra los medios de comunicación

Under the new regulation, Thai media  and even netizens can face punishment if they reported this photo because the public reading of the book '1984' is deemed a protest by the coup authorities. Photo from Facebook page of Prachatai.

Bajo el nuevo reglamento los internautas y los medios de comunicación tailandeses podrían enfrentarse a castigo si informan sobre esta foto. Leer 1984 de George Orwell es considerado por la Junta como una forma de protesta. Foto de la página de Facebook de Prachatai, usada con su autorización.

La Junta tailandesa ha emitido una nueva orden [en] de prohibición de informar sobre noticias que sean críticas del gobierno. Emitida el 18 de julio 2014 por el Consejo nacional por la paz y el mantenimiento del orden [en] (NCPO), la orden se aplica [en] a todos los tipos de medios incluyendo los medios electrónicos y sociales [en].

Según una traducción no oficial publicada en Asian Correspondent [en], la orden prohibe:

- News that are detrimental to the national security or libelous against other individuals.

- Criticism of operations of the National Council for Peace and Order, its officials, or any related individual.

- News or information that causes confusion, incites disputes, or leads to disunity in the Kingdom.

- Invitation or plotting to organise in manner that may lead to resistance against officials or individuals related to the National Council for Peace and Order

- Threats to harm individuals that may panic or frighten the public.

- Noticias que son perjudiciales para la seguridad nacional o difamatorias contra otros individuos.

- La crítica relacionada con operaciones del Consejo nacional de paz y orden, sus funcionarios o cualquier individuo relacionado.

- Noticias o informaciones que causen confusión, inciten a disputas o conduzcan a desunión en el Reino.

- Invitación o conspirar para organizar de manera que puedan llevar a la resistencia contra los funcionarios o individuos relacionados con el Consejo Nacional para la paz y el orden.

- Amenazas de daños a individuos que puedan causar pánico o asustar al público.

Los grupos de los medios de comunicación inmediatamente expresaron su preocupación por las disposiciones generales y vagas de la orden. También destacaron el grave castigo – la persecución legal, censura y el cierre  – por violar cualquier parte de la orden.

Luego de reunirse con los cuatro grupos mas grande de los medios de comunicación — Asociación de periodistas tailandeses, Asociación de periodistas de radio y televisión tailandesa, Consejo Nacional de la prensa de Tailandia y Consejo de difusión de noticias de Tailandia –- el NCPO emitió una nueva orden que modifica [en] ligeramente la orden inicial. La prohibición ahora se aplicará solo a “critica a las operaciones de el NCPO que tienen la intención de dañar la credibilidad del NCPO con información falsa.” Y en lugar de ser procesados en los tribunales los infractores se enfrentarán a una ”investigación ética” interna de sus respectivas asociaciones de prensa.

El gobierno también aclaró [en] que la orden original estaba destinada solo a pedir la colaboración en la difusión de la información al público y que no es un nuevo reglamento ya que simplemente combina las políticas anteriores con las de la Junta de Gobierno la que tiene pocos meses.

Los grupos de Derechos humanos continúan argumentando que los nuevos pedidos constituyen una amenaza a la libertad de expresión ya que las violaciones del reglamento deben ser únicamente determinadas [en] por el Consejo. Dadas las amplias categorías incluidas en la orden muchos temen que la política obligará a los grupos de medios de comunicación tailandeses a practicar la auto-censura en un esfuerzo por evitar el castigo. Además no ha anulado la orden del Consejo que prohibe a los grupos de medios de comunicación a entrevistar a académicos y ex funcionarios públicos que podrían “dar opiniones que puedan empeorar el conflicto, distorsionar la información, crear confusión en la sociedad o dar lugar a la utilización de la violencia.”

Phansasiri Kularb, un profesor de periodismo de la Universidad de Chulalongkorn en Bangkok, recordó [en] al líder de la Junta, General Prayuth, su compromiso anterior de permitir a los ciudadanos expresar su desacuerdo con las autoridades.

Gen. Prayuth said on his televised program, repeatedly since the coup, to urge those who disagreed with his views to open up their mind and talk, but this announcement says the opposite. The order is very broad and … every comment is subject exclusively to the NCPO's interpretation whether they violate the order or not.

Gen. Prayuth dijo en varias ocasiones en su programa telivisivo, instar a quienes estaban en desacuerdo con sus puntos de vista a abrir su mente y hablar, pero este anuncio dice lo contrario. La orden es muy amplia y … cada comentario está sujeto exclusivamente a la interpretación del NCPO  si violan o no la orden.

Sarinee Achavanuntakul del Thai Netizen Network describe la nueva norma como una orden mordaza [en] contra todos los internautas tailandeses:

This is basically a gag order, and it's not just a gag order to the press, but it's extending to anyone in Thailand, especially now that a lot of Thai people use social media to express opinions. I think it is very dangerous and, to me, it signals that the coup makers may not have a clear idea of who the enemies are.

Se trata básicamente de una orden de silencio y no es solo una orden mordaza a la prensa puesto que se extiende a cualquier persona en Tailandia, especialmente ahora que un gran número de tailandeses usa los medios sociales para expresar sus opiniones. Pienso que es muy peligrosa y para mi es una señal de que los golpistas podrían no tener una idea clara de quienes son los enemigos.

El 26 de julio 2014 el Consejo invocó la nueva orden al amonestar [en] al Manager Weekly en relación a su edición N°  251 (26 de julio al 1 de agosto) que supuestamente “difunde la desconfianza y el temor entre el público.”

El Ejército real de Tailandia realizó un golpe de estado el 22 de mayo deteniendo cientos de políticos, suspendió la constitución y controló las redacciones de los medios de comunicación en el país. Prohibió la reunión pública de cinco o más personas y la realización de acciones de protesta. Aprobó una constitución provisional justo la semana pasada. Al parecer la Junta está haciendo todo lo posible para reprimir la libertad de prensa frente a la profunda lucha política y a la incertidumbre — justo cuando la necesidad de fuertes e independientes informes y crítica es mayor.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.