¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Filtración de una ley contra el cibercrimen podría deshacer el estatus de pionero de Túnez sobre los Derechos de Internet

Una copia filtrada del nuevo proyecto de ley contra el cibercrimen de Túnez muestra signos de que los grandes logros de este país en lo que a libertad de Internet se refiere podrían deshacerse pronto.

No es claro si el texto, filtrado el 23 de julio, representa una versión final. A la vez se desconoce si la Asamblea Nacional Constituyente tendrá el tiempo suficiente para debatir o adoptar la ley, ya que nuevas elecciones legislativas tendrán lugar el 26 de octubre. El proyecto aún no ha sido presentando en la Asamblea, pero ha provocado muchas sospechas entre los cibernautas tunecinos.

El abogado Kais Berrjab tuiteó:

La ley de anti-cibercrimen = un arma de destrucción masiva en las manos de cualquier autoridad de turno.

¿Qué tiene de malo el proyecto?

Estipulaciones imprecisas y generales en el proyecto de ley podrían llegar a permitir la violación de los derechos a la privacidad y libre expresión de los usuarios.

El Artículo 24 dispone una encarcelación de seis meses y una multa de TND 5000 (alrededor de USD 2900) para cualquiera que use “sistemas de información y comunicación para divulgar contenido que muestre actos obscenos y ataque las buenas morales.” El castigo aumenta a tres años de prisión si el contenido en cuestión “incita a la inmoralidad”.

El próximo Belaid [en referencia al político de izquierda Chokri Belaid asesinado en 2013] no será asesinado, pero será encarcelado por atacar las buenas morales.

El Artículo 25 castiga con cinco años de prisión y una multa de TND 50,000 a cualquiera que “deliberadamente use un sistema de información para procesar datos de otras personas, para vincularlos a contenido que es contrario a las buenas costumbres o presentarlo de tal manera que dañaría su reputación o perjudicaría su estima.” Es fácil de imaginar cómo una ley como esta podría ser usada para convertir en blanco a los bloggers o periodistas que escriben sobre las actividades de los políticos.

El capítulo cuatro sobre “seguridad pública y medidas de defensa nacional” le otorga a los Ministerios de Defensa e Interior amplios y libres poderes para acceder, recopilar o interceptar datos de comunicaciones sin control judicial. El Artículo 30 establece lo siguiente:

Las autoridades públicas con la tarea de mantener el orden público y la defensa nacional pueden extraordinariamente, y en acuerdo con las estipulaciones del cuarto capítulo de esta ley, acceder a los datos almacenados en bases de datos públicas o privadas, recopilar tráfico de comunicaciones o interceptar, copiar y almacenar contenido de comunicaciones para prevenir crímenes organizados y terroristas…

Bajo el Artículo 31, los Ministros del Interior y Defensa pueden autorizar de forma escrita el acceso a datos relacionados con la identificación de usuarios y la recopilación de datos de circulación.

Además, el borrador estipula sentencias duras para actividades relacionadas a hacking malicioso. Seis años en prisión y una multa de TND 50,000 es el castigo para cualquiera que sea encontrado culpable de “deliberadamente impedir el funcionamiento de un sistema de información mediante la introducción, envío, daño, cambio, eliminación, cancelación o destrucción de datos de información.”

El propósito del proyecto

El proyecto sobre Crímenes de Comunicación e Información es un proyecto del previo gobierno interino de Ali Laarayedh. De hecho, el ex ministro de TIC Mongi Marzouk afirmó en varias ocasiones que su ministerio estaba trabajando en un proyecto de ley contra el cibercrimen. 

El proyecto aspira a consolidar el marco legal bajo el cual La Agencia Técnica de Telecomunicaciones (mejor conocida por sus acrónimos ATT o A2T), opera.

La ATT fue creada por un decreto gubernamental (decreto n° 2013-4506) el pasado noviembre con la tarea de proveer apoyo técnico a las investigaciones judiciales sobre “crímenes de información y comunicación”. Hasta la fecha, no hay un texto legal exhaustivo en Túnez sobre cibercrimen que defina “crímenes de información y comunicación.” El proyecto supuestamente buscaría llenar este vacío legal.

El pasado junio, el director general de la ATT Jamel Zenkri le dijo a la revista local Webdo:

Pratiquement, tout l’arsenal juridique nécessaire est déjà en vigueur. Il reste cependant une loi relative à la cybercriminalité qui sera bientôt élaborée.Cette loi définira exactement les différents crimes de l’Internet, et en fixera les peines. Elle apportera, aussi, plus de précisions quant aux obligations de l’ATT, lesquelles ne sont pas bien fixées. Par exemple, le décret ne détermine pas la période durant laquelle l’ATT doit conserver les données à caractère personnel avant de le détruire.

Prácticamente, todo el arsenal judicial necesario [para que la ATT opere] ya ha sido puesto en práctica. Sin embargo, la ley relacionada al cibercrimen, la cual será escrita pronto, sigue en pie. Esta ley definirá exactamente los diferentes crímenes de Internet y establecerá los castigos. También traerá más aclaraciones con respecto a las obligaciones de la ATT, las cuales no están adecuadamente establecidas. Por ejemplo, el decreto no determina el período durante el cual la ATT conserva datos personales antes de destruirlos.

¿Será ésta la “ley Patriota” de Túnez?

A2T parece llegar sin problemas bajo la forma de la versión tunecina de la ley [Patriota]. Todos los derechos digitales afectados en gran medida.

La creación de la Agencia Técnica de Telecomunicaciones y la escritura de una nueva ley contra el cibercrimen llegan en un momento difícil, al enfrentar las fuerzas armadas y de seguridad tunecinas crecientes amenazas por parte de grupos armados islamitas afiliados con Al Qaeda del Magreb Islámico. Sólo hace un par de semanas, estos grupos libraron un ataque fatal sobre las fuerzas armadas tunecinas en la zona montañosa de Chaambi en la frontera con Argelia, dejando quince soldados muertos.

Tras el ataque, una célula de crisis del gobierno dio instrucciones al Ministro de Educación Superior y TICs para “tomar las precauciones necesarias para confrontar las páginas de medios sociales que inciten a la violencia y al terrorismo,” y los oficiales reiteraron sus llamados para filtrar y monitorear Internet.

cartoon by Willis from Tunis: a cyber police officer tells an Internet user “This is to protect you from evil terrorists”.

Un policía cibernético le dice a un usuario de Internet: “Esto es para protegerte de los malos terroristas.” Caricatura por Willis de Túnez, usada con permiso.

Durante una conferencia de prensa el 17 de julio, el Ministro del Interior Lotfi Ben Jeddou declaró que Internet “se mantiene fuera del control del Estado.” “Actualmente estamos trabajando en activar la Agencia Técnica de Telecomunicaciones para rastrear estas células que buscan entrenar y reclutar jóvenes por medio de Internet, y Skype en particular.”

“Esta agencia también tendrá la tarea de censurar y controlar el ciberespacio,” agregó el Ministro.

Vale la pena mencionar que bajo el Decreto 4506 la ATT sólo tiene como tarea monitorear las comunicaciones. El decreto no establece de ninguna manera que la ATT deba poner en práctica el filtrado de ningún tipo de contenido.

La cabeza de ATT, Jamek Zenkri, dijo que su agencia no busca realizar un filtrado de Internet. “La censura de Internet no es una de las prerrogativas de la ATT,” añadió. De hecho, la ley tunecina no establece ninguna entidad responsable de filtrar la Internet. La Agencia de Internet Tunecina (ATI) fue obligada a hacerlo bajo el régimen de Zeine el-Abidine Ben Ali a pesar de este vacío legal, pero el aparato técnico para estas actividad ha sido utilizado para otros fines desde entonces.

Progreso bajo amenaza

A través de los últimos tres años que siguieron a la expulsión del dictador Zeine el Abidine Ben Ali, Túnez hizo grandes progresos en el campo de los derechos humanos en Internet. Las autoridades interinas mostraron un fuerte compromiso para acabar con las prácticas de censura de Internet, a pesar de intentos de filtrar contenido adulto y llamados para filtrar contenido incitado a terrorismo y violencia. En junio 2012, Túnez fue la sede de la Conferencia de Libertad En Línea luego de unirse a la coalición de gobiernos “comprometidos a avanzar la libertad de Internet” en 2012.

La adopción de una nueva constitución por la Asamblea Nacional Constituyente que prohíbe la “censura previa” y consagra los derechos a acceder redes de comunicación, protección de datos personales, y libertad de expresión en enero de este año también representó un importante paso adelante, haciendo de Túnez un claro líder en este asunto en la región del Medio Oriente y Norte de África.

Pero la falta de disposición política para desechar leyes represivas de la era Ben Ali, en adición a la promulgación precipitada de leyes que afectan a los usuarios sin consulta pública por parte de las autoridades, ponen todos estos avances en peligro.

Raed, un miembro del partido Túnez Pirata, tuiteó:

Si esta ley es adoptada, la Internet que conocemos y amamos en Túnez, tendrá su fin.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.