¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cómo afecta la “guerra de peajes” entre Singapur y Malasia a viajeros y trabajadores

Singapore-Johor Causeway. Photo from Wikipedia

El paso elevado de Singapur-Johor. Foto de Wikipedia.

Miles de trabajadores, estudiantes, comerciantes y turistas atraviesan la carretera elevada Malasia-Singapur que conecta las ciudades de Johor en Malasia y de Woodlands en Singapur. Esto la convierte en una red vial de suma importancia para los dos países. Los peajes se cobran a ambos lados del puente con el fin de sufragar los costes de mantenimiento y controlar la entrada de vehículos.

El 1 de agosto, Singapur aumentó el precio de la tasa de permiso de entrada de vehículos (VEP). Por su parte, Malasia hizo lo mismo, e incrementó el precio cerca de la carretera elevada. De la noche a la mañana, el coste de cruzar el paso elevado se incrementó casi en un 400%.

Los internautas de Singapur se quejaron inmediatamente del impacto negativo que provocó la subida del peaje en sus economías domésticas. El bloguero Better off Ted advirtió de la repercusión en los costes comerciales entre ambos países:

These toll hikes are poorly thought out and will just hurt businesses and trade. Your food, raw material imports are going to be more expensive as traders claim that they need to recover their costs.

Este aumento de tarifas ha sido una mala decisión que solamente perjudicará a los negocios y al comercio. La importación de alimentos y materias primas será más costosa pues los comerciantes sostienen que deben recuperar sus costos.

Jeff Cuellar publicó en su blog que la “guerra de peajes” del paso elevado ya había provocado graves perjuicios:

The causeway is more than just a bridge – it’s a link between the two countries that accounts for plenty of commerce going both ways. Both sides should have known that any toll/fee increase from one side would elicit a reactionary “I’ll raise my toll too!” response from the other.

Now, we’re all caught in something of a “price war” that’ll only end up hurting everyone in the end.

El paso elevado es algo más que un simple puente – es un enlace entre los dos países que representa mucha de la actividad comercial de ida y vuelta. Ambos países deberían saber que cualquier incremento en el precio del peaje por parte de uno provocará la misma reacción en el otro.

Ahora estamos atrapados en una “guerra de precios” que sólo conseguirá perjudicar a todos al final.

El 1 de agosto, unos 100 conductores de autobús malasios se negaron a pagar la nueva tarifa, lo que provocó embotellamientos. No se fueron hasta que las autoridades locales aseguraron que reconsiderarían los precios de las tarifas. A causa de la “huelga de autobuses”, miles de trabajadores malasios que se desplazaban a Singapur se vieron obligados a atravesar a pie el paso elevado.

Los trabajadores cruzan a pie el paso elevado a Singapur a causa de la huelga de autobuses.

Autobuses en huelga s lo largo del paso elevado por cobro de tasa de permiso de entrada de vehículos (VEP).

Malasios varados cruzan a pie el paso elevado JOHOR BARU

Se debería permitir cruzar a pie gratis a Singapur por el paso elevado de Johor, como alternativa a pagar por ir en coche.

C.N. Chong escribió una carta al periódico malasio The Star para explicar por qué la subida de los peajes afectaría a los trabajadores:

Paying such a large amount on a daily basis is already bad enough. Not every one of us daily commuters are rich simply because we are earning Singapore Dollars

We daily commuters certainly are a “trapped” bunch of people. The Singaporean tourists, weekend travellers and those coming over for business could consolidate and cut down on the number of trips in view of the exorbitant toll.

But the daily commuters, being working people cannot cut down on the numbers days they want to work.

Ya es bastante grave que tengamos que pagar estas tarifas a diario. El hecho de que ganemos dólares de Singapur no significa que seamos ricos.

Sin duda, los que nos desplazamos a diario para ir a trabajar al otro lado, estamos “atrapados” con este problema. En vista de estas tarifas tan abusivas, los turistas de Singapur, los viajeros de fin de semana y los que vienen por negocios pueden hacer varios viajes en uno y usarlo menos.

Pero quienes cruzamos el paso elevado todos los días para ir a trabajar no podemos recortar la cantidad de días que queremos trabajar.

Steven Choong, miembro del partido opositor Justicia del Pueblo, exigió transparencia en cuanto a la decisión de aumentar el precio del peaje:

We Johoreans have never witnessed any obvious major maintenance work done on the Causeway in the last 25-30 years since the toll was first collected.

The rakyat [people] deserve accountability from all the ministries and departments involved and the income and expenditure accounts must be declared for public scrutiny immediately.

Los ciudadanos de Johor no hemos visto ningún trabajo de mantenimiento importante o notorio en el paso elevado durante los últimos 25-30 años, desde que se empezó a cobrar el peaje.

Nos merecemos una gestión responsable por parte de los ministerios y de los departamentos implicados; las cuentas de ingresos y gastos han de ser publicadas de inmediato para el escrutinio público.

Las “guerras de peajes” entre Singapur y Malasia generarán mayores ingresos y beneficios, pero ambos gobiernos deben replantearse la repercusión a largo plazo de estas decisiones en sus respectivas economías.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.