¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Detienen a militar israelí por publicar en Facebook ataque por venganza contra civiles de Gaza

Eran Efrati

Eran Efrati

Eran Efrati, de 28 años, exsoldado de combate y sargento del ejército israelí, ahora convertido en denunciante, ha sido arrestado por las autoridades israelíes e interrogado acerca de su investigación sobre el uso de armas ilegales en Gaza.

El martes 29 de julio, Efrati publicó en Facebook que había recibido informaciones de fuentes internas de las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF) que confirmarían lo que él considera la verdadera razón detrás de la masacre de Shujaiya del 20 de julio, nueve días antes. Según estas informaciones, los soldados israelíes habrían atacado y matado deliberadamente a civiles como represalia por la muerte de soldados de sus unidades.

Hace pocas semanas me encontraba en la frontera de Gaza recibiendo informes de soldados de la Franja de Gaza que me pasan información. Estoy en proceso de publicar dos grandes noticias en importantes periódicos estadounidenses, pero hay algunas cosas que puedo compartir con ustedes ahora: Soldados de dos unidades diferentes en el interior de Gaza me informaron sobre el asesinato de palestinos por parte de francotiradores en el barrio de Shujaiya como castigo por la muerte de soldados de sus unidades. Tras el ataque sobre los vehículos de transporte de las tropas israelíes, donde murieron siete soldados de la Brigada Golani, el ejército israelí llevo a cabo una masacre en el barrio de Shujaiya. Un día después de la masacre, muchos palestinos vinieron a buscar a sus parientes y familiares entre los escombros. En uno de los vídeos subidos a YouTube, un joven palestino, llamado Salem Shammaly, grita los nombres de sus familiares mientras los busca entre las ruinas cuando, de repente, recibe un disparo en el pecho y cae. Segundos más tarde, se producen un par de disparos más de francotiradores contra él que lo matan al instante.

Desde que este vídeo se publicó no ha habido ninguna respuesta oficial por parte de las IDF. Hoy puedo afirmar que la orden oficial dada a los soldados en Shujaiya era la de ocupar las casas palestinas para usarlas como puestos de avanzada. Desde estos puestos, los soldados trazaron una línea roja imaginaria y entre ellos decidieron disparar a matar a todo el que la cruzara. Cualquier persona que cruzara dicha línea sería considerada una amenaza para sus puestos de avanzada y, por lo tanto, un objetivo legítimo. Este fue el razonamiento oficial dentro de las unidades. A mí me han contado que la razón extraoficial era la de permitir a los soldados descargar su frustración y dolor por la pérdida de compañeros (algo que durante años la IDF no ha afrontado durante sus operaciones en Gaza y Cisjordania) contra los refugiados palestinos del barrio. Bajo el pretexto de la llamada “amenaza de seguridad”, los soldados recibieron la orden de llevar a cabo un ataque premeditado de venganza sobre los civiles palestinos. Estas historias se unen a otras similares que Amira Hass y yo investigamos en la Operación Plomo Fundido. El número de muertos, que continua aumentando, se está acercando al de la masacre de 2009.

En Gaza han muerto más de 1.100 personas, de los que al menos el 80% eran civiles. Hoy hemos sabido que al menos 4 soldados han muerto por un misil a las afueras de Gaza y otro en Gaza, los cuales se suman a los 43 soldados muertos hasta la fecha. Sabemos que pronto se producirán más actos de venganza y es importante no quedarnos callados. Tenemos que manifestarnos en las calles y en los medios sociales. Reclamen a su representante político, esté donde esté, que deje de apoyar esta masacre y que boicotee inmediatamente al Estado de Israel hasta que termine la ocupación, se levante el bloqueo y se libere a los palestinos. Todos queremos estar en el lugar adecuado en el momento justo cuando la historia llame a nuestra puerta, y la historia está llamando en Gaza en este momento. Tienen que decidir de parte de qué bando quieren pasar a la historia.

Además de haber sido detenido e interrogado, a Efrati le fueron bloqueadas sus cuentas de Facebook y de correo electrónico, y habría recibido amenazas de muerte para que se mantuviera callado. Escribió:

Hace pocos días fui arrestado por las autoridades e interrogado acerca de mi investigación sobre el uso de armas ilegales en Gaza, mis cuentas de correo electrónico y Facebook fueron bloqueadas, y recibí fuertes insinuaciones de que mi vida corría peligro y que debía estar callado y mantener la calma. Pero no me voy a ir a ninguna parte. 
Puede que vuelvan a cortar mis canales de comunicación, pero eso no quiere decir que yo no esté aquí. Encontraré una forma de transmitirles la información y confío en que ustedes la difundirán, la llevarán a las calles y pedirán a sus representantes, a sus gobiernos, que dejen de financiar esta matanza en su nombre, que boicoteen a Israel y que detengan el baño de sangre en Gaza. El mundo entero está mirando, la historia se está escribiendo. Cuento con ustedes.

La masacre de Shujaiya tuvo lugar durante unos intensos enfrentamientos entre las fuerzas de Hamás y el ejército israelí, y produjo como resultado la muerte de 72 palestinos, 17 de ellos niños, y de 13 soldados israelíes.

El vídeo del joven palestino herido y tiroteado por un francotirador fue publicado por el Movimiento de Solidaridad Internacional y puede ser visto más abajo [advertencia: el contenido gráfico de este vídeo puede herir la sensibilidad del espectador].

La masacre fue descrita por Amnistía Internacional como posibles crímenes de guerra:

El bombardeo continuo de hogares civiles en varias zonas de la Franja de Gaza, así como el ataque con proyectiles contra un hospital por parte de Israel, se añaden a la lista de posibles crímenes de guerra que requieren con urgencia una investigación internacional independiente, dijo Amnistía Internacional.

[…]

Las fuerzas armadas israelíes han afirmado que Shujaiya, zona densamente poblada –unos 92.000 habitantes– del este de la ciudad de Gaza, había sido objetivo de los ataques porque se trataba de una “fortaleza” que albergaba cohetes, túneles y centros de mando. Representantes del gobierno y las fuerzas armadas israelíes han afirmado reiteradamente que se advirtió a la población civil que evacuara la zona días antes de los ataques.

Pero muchos civiles de Shujaiya y otras zonas no evacuaron el lugar porque no tenían adonde ir. Todas las escuelas del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA) y otras instalaciones abiertas como refugios están desbordadas. Emitir avisos de evacuación de amplias zonas no exime a las fuerzas israelíes de su obligación de proteger a la población civil con arreglo al derecho internacional humanitario.

“El bombardeo incesante de Shujaiya y otras zonas civiles en la Franja de Gaza y los continuos ataques con cohetes de efectos indiscriminados contra Israel requieren la acción internacional urgente para impedir que se cometan más violaciones de derechos humanos. La ONU debe imponer un embargo de armas a todas las partes, y todos los Estados deben suspender inmediatamente las transferencias de equipo militar a Israel, a Hamás y a otros grupos armados palestinos de la Franja de Gaza”, dijo Philip Luther.

Médicos Sin Fronteras (MSF) acusó a Israel de bombardeos indiscriminados:

“Aunque el gobierno afirma que el objetivo de la ofensiva terrestre es destruir los túneles hacia Israel, lo que vemos en el terreno es que los bombardeos son indiscriminados y que los que mueren son civiles”, dijo Nicolas Palarus, coordinador de proyectos para MSF en Gaza.

Al momento de la redacción de este artículo, la Operación Margen Protector, llevada a cabo por Israel, ha causado la muerte a más de 1.650 palestinos y herido a casi 9.000. Israel afirma que la operación tiene como objetivo a Hamás por el lanzamiento de cientos de misiles hacia el lado israelí. El 75% de los palestinos muertos en esta ofensiva son civiles. Desde el comienzo de la ofensiva, el 8 de junio, 62 soldados israelíes han muerto en los enfrentamientos en Gaza, y los cohetes contra Israel han causado la muerte a tres civiles israelíes y herido a cerca de 400. 

Aparte de ser miembro de Anarquistas Contra El Muro y del grupo pro-BDS Boycott desde Dentro, Efrati era miembro de Breaking The Silence (Romper el silencio)*, una ONG israelí compuesta por exsoldados de las IDF que tiene como objetivo “concienciar al público sobre la realidad del día a día en los Territorios Ocupados.”

El siguiente vídeo muestra una conferencia que Efrati dio en Colorado como parte de su gira por Estados Unidos El Soldado y el Refusenik (objetor de conciencia, en hebreo), con Maya Wind, hace pocos meses:

Esta es la tercera operación militar de Israel en Gaza en 6 años. Israel ha bombardeado barrios residenciales, escuelas, hospitales, refugios y campamentos de refugiados. El 28 de julio, Israel atacó la única central eléctrica en Gaza, dejando sin luz a 1,8 millones de gazatíes. Los refugios de la ONU no dan abasto para alojar a los más de 250.000 residentes que huyen de la violencia y cuyos hogares han sido destruidos por los bombardeos. Seis refugios de la ONU han sido atacado por las fuerzas israelíes. Las excesivas restricciones de Israel en los territorios palestinos de Gaza y Cisjordania son la razón por la que la mayoría de países y las Naciones Unidas consideran que este territorio está “ocupado” por Israel. 

[*Nota del editor: Una versión anterior de este artículo decía que Efrati es miembro de Breaking The Silence. Sin embargo, ya no forma parte de esta organización desde hace cuatro años.]

Siga nuestra cobertura especial sobre el tema: #Gaza: Aumenta el número de víctimas civiles en la ofensiva israelí

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.