Más de medio siglo después, ¿cómo debería ver Jamaica su Día de la Independencia?

Jamaican Independence Day celebrations; photo taken from the WAVE: Galleries, Museums, Archives of Wolverhampton flickr page, used under a CC BY-NC-SA 2.0 license.

Celebraciones del Día de la Independencia jamaiquina. Fotografía de WAVE: Galerías, Museos, Archivos de la página Flickr de Wolverhampton. CC BY-NC-SA 2.0.

Jamaica logró la independencia de la corona británica hace 52 años. Al igual que los ciudadanos de la mayoría de los estados del Caribe, hoy los jamaiquinos luchan contra los efectos resultantes de la historia de la región, que incluyen desafíos sociales y económicos.

Como tantos otros territorios regionales, Jamaica fue “descubierta” por Cristóbal Colón para la corona española en la década de 1490; su población indígena fue aniquilada, intencionalmente o como consecuencia de las enfermedades que los españoles trajeron consigo. Hacia la mitad del siglo XVII, la isla fue tomada por los británicos, y durante los dos siglos siguientes permaneció bajo dominación colonial, como marioneta en la atroz trata transatlántica de esclavos, durante la cual llevaban a la isla a esclavos africanos, principalmente para trabajar en las plantaciones azucareras.

La emancipación en 1834 trajo un cambio económico, social y mental para Jamaica y para la región en su conjunto, y marcó el comienzo del proceso de separación de la madre patria que había sido adoptada a la fuerza y en forma colectiva. Estos territorios caribeños comenzaron a hacer conocer sus intenciones a comienzos de 1958, cuando se unieron para formar la Federación de las Indias Occidentales, que funcionaría como una entidad política de un solo estado que operaría libre del control británico. El acuerdo fracasó -en parte debido a la insatisfacción de Jamaica con la lentitud del proceso de independencia- y la federación pronto se disolvió, lo que permitió que cada nación miembro intentara romper las cadenas de dominación colonial por su cuenta. Las primeras naciones en lograrlo fueron Jamaica y Trinidad y Tobago, y se convirtieron en estados independientes el y el 30 de agosto de 1962, respectivamente. Las otras islas siguieron su ejemplo a comienzos de la década de 1980.

Pero el camino hacia el autogobierno no siempre ha estado libre de obstáculos. El Sistema Westminster, que está fuertemente basado en la oposición pública, no necesariamente se transfirió bien al corazón de una región que soportó siglos de abusos a los derechos humanos y todavía sufre sus efectos. La situación para la gente que nunca tuvo voz ni voto sigue siendo difícil, especialmente en un clima donde la corrupción ya estaba arraigada.

En el 52° aniversario de la independencia de la dominación británica, un par de blogueros jamaiquinos han reflexionado sobre el significado de la ocasión.

Jean Lowrie-Chin, cuyo mensaje enumeró varios logros de la isla y los comparó con los de otros países queconsidera menos afortunados, mencionó a la democracia fuerte, la libertad de prensa y la capacidad de improvisación frente a dificultades económicas como características dignas de celebrarse:

No voy a escuchar a ningún gruñón hoy, a esos cínicos que intentan quitarme la alegría de la emancipación y la independencia. Seguimos convenciéndonos de que estamos en este pozo de desesperación, en vez de agradecer a viva voz lo que tenemos. Si piensas que estamos mal, por favor mira las noticias internacionales, donde se ve que los países están en guerra y derriban aviones de pasajeros civiles.

Su compatriota Nadine Tomlinson escribió sobre el progreso del país y se pregunta si el “niño” que fue Jamaica en 1962 estaría orgulloso del “adulto” en que se ha convertido. Está de acuerdo con Lowrie-Chin que algunos de los mejores recursos de la isla radican en su gente, pero agrega que los jamaiquinos todavía no han podido lograr el pleno potencial debido a “la esclavitud psicológica”, y agrega que ve “una verdadera necesidad de evolución de la mentalidad colectiva”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.