¡Todos a bordo! Este es el tren a la costa del mediterráneo Kirguistán

Issyk-Kul during the tourist season. Screenshot from video uploaded onto YouTube by Alexey Nikitin.

El lago Issyk-Kul durante la temporada turística. Captura de pantalla de un video subido a YouTube por Alexey Nikit.

El lago Issyk-Kul, lo más parecido a un mar que tiene Asia Central, fue una vez un lugar de descanso para los incansables nómades del lugar. Sin embargo, hoy en día, se convirtió en un destino turístico muy popular para turistas de la antigua Unión Soviética y otros lugares. Pero antes de disfrutar de la belleza de sus aguas color zafíro y de sus montañas con caminos en zigzag salpicados de nieve, los visitantes del “Ojo del Tian-Shan” deben decidir cómo llegar allí.

Desde el colapso de la Unión Soviética, el viaje en tren de cinco horas, desde Biskek, capital de Kirguistán, hasta Balikci, ubicado sobre el lado oeste del lago, ha perdido popularidad. Hoy en día, es mayor el número de personas con autos -el viaje es más corto por carretera. Además algunos consideran el viaje en tren más peligroso, tanto para los pasajeros (que por lo general no tienen autos) como para los comerciantes que deambulan por las pasillos del tren vendiendo tentempiés, baratijas y otros artículos.

Sin embargo, el tren todavía tiene admiradores que ven al viaje como una oportunidad para jugar a las cartas, leer y disfrutar de una vista más prolongada del Cañón Boom, a medio camino entre el lago y la ciudad, un momento de belleza natural que interrumpe el continuo paisaje de estepas.

The Boom Gorgeas seen from the Bishkek-Balykchy train. Photo by Zukhra Iakupbaeva.

El Cañón Boom visto desde el trayecto en tren Biskek-Balikci. Foto por Zukhra Iakupbaeva.

El tren a Balikci sale todos los días a las 6:40 horas. El viaje, además de no ser tan peligroso como algunos lo describen, es una gran oportunidad para ver cómo la población de Kirguistán se aleja del estrés de la cuidad para divertirse en las orillas del lago. Se pueden observar tanto familias con niños y perros, y también ancianos que aprovechan estos peregrinajes veraniegos para gastar parte de su humilde pensión estatal.

Por dentro, las instalaciones del tren son básicas: un asiento-cama más bien duro y una mesa que se comparte con otros tres pasajeros. El conductor no sólo es el punto de información sobre el tren, sino también un doctor temporal que tiene permitido distribuir, de una bolsa especial, medicamentos cuando se los necesitan. Como el tren no tiene restaurante, los pasajeros llevan su alimento, frecuentemente cerveza y semillas de girasol, una combinación tradicional postsoviética.

Cuando se les pregunta a los pasajeros por qué eligen este medio de transporte para llegar al lago, la mayoría hace hincapié en el precio -sólo un poco más de un dólar en comparación con los U$S10 del taxi- y en la espacio que tienen disponible.

The train to Issyk-Kul is a social experience.

El “tren lento” a Issyk-Kul es una experiencia social. Foto por Zukhra Iakupbaeva.

En Facebook, Mara Bugatti Ekin Uulu elogió la democracia natural del tren Biskek-Balikci: 

Klassno) ya v 2011 godu s'ezdil s druzyami. Eto tema. Zahotel lejish, zahotel sobral rebyat I igru mojno zamutit). Da, vot 5 chasov dolgo ((( no nado otmetit v hotel kak raz i zaselites)))) obychno s obeda) vsem horoshego otdyha) hot’ odin raz poprobuite)

Es asombroso. Fui con mis amigos en 2011. Realmente genial. Si quieres puedes acostarte en una de las camas, o jugar con los otros pasajeros. Si bien cinco horas parecen mucho, llegamos a tiempo para registrarnos en el hotel durante la hora del almuerzo. Les deseo a todos un buen descanso en Issyk-Kul. Deben viajar en tren al menos una vez. 

Otro usuario del servicio, Sapar Ibraev, opinó sobre el paisaje:

Нууу, да ты самое интересное пропустила))) Путь назад намного красивее – закат, ночные огни города, и потом приезжаешь в прохладный вечерний Бишкек)) И в поезде после 8 вечера такая тишина всегда, все спят…

El viaje de vuelta, Balikci-Biskek, es incluso más hermoso: el atardecer, las luces de la ciudad, y luego el arribo a la fresca noche de Biskek. Después de las 20:00 horas, el tren permanece en silencio. Todos se encuentran durmiendo…

El tren realiza varias paradas. Esta joven familia se subió en un pueblo que se encuentra antes del cañón. Están viajando en el tren por primera vez. Yulia (izquierda) dijo: “Fue muy pintoresco ver el camino a través del cañón por el que viajamos la mayoría de los días desde la altura de las montañas”.

Train 1

Yulia y su familia viven en un pueblo situado entre Biskek y Issyk-Kul. Foto por Zukhra Iakupbaeva.

La conductora del tren, Zeine, de 56 años, ha trabajado para la compañía ferroviaria nacional de Kirguistán, Temir Zholu, durante 33 años. Cuando le pedimos que cuente alguna anécdota interesante que haya vivido durante su tiempo en las vías, nos relató la historia de una embarazada de Kirguistán. Esta mujer viajó especialmente a Rusia para recibir un subsidio nacional de 286,621 rublos (U$S5,512) que se le otorga a aquellas mujeres que van a dar a luz a su tercer hijo. La mujer se aseguró de dar a luz en el baño del tren mientas se encontraba en territorio ruso, antes de cambiar de tren para ir a un hospital local. Sin embargo, la mujer no sabía que este subsidio ruso no se aplicaba a ciudadanos de países extranjeros.

Monkeys, en una publicación titulada “Cómo viajar a Issyk-Kul económica y rabiosamente” publicado en la plataforma de blogs Namba.kg, comentó que su viaje de un día a Issyk-Kul le había costado menos de 300 soms (U$S6). El precio comprendía el viaje de ida y vuelta, un paseo por una de las tiendas de ropa de segunda mano del pueblo, un lugar de Ashlan-Fu para almorzar y el acceso a una de las playas más lindas de la ciudad.

Sin embargo, la ciudad posindustrial de Balikci se encuentra lejos de ser uno de los lugares más modernos o atractivos del lago Issyk-Kul (ver la reseña autorizada de Ben Rich, Balikci: Ciudad en la frontera, en el capítulo 19 de la revista turística de Biskek “The Spektator” para más información). Por lo tanto, aquellos que visitan el lago viajando en tren querrán tomarse un colectivo o un taxi hacia algún lugar más agradable. Aunque vale destacar el delicioso pescado ahumado que se sirve en el pueblo.

El tren Biskek-Balikci regresa de Balikci todos los días a las 17:00 horas.

Balykchy

El tren Biskek-Balikci regresa de Biskek todos los días a las 17:00hs. Zeine, la mujer con el uniforme azul marino, ha estado trabajando para la compañía ferroviaria nacional de Kirguistán por más de tres décadas. Foto por Zukhra Iukupbaeva.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.