Antiguas estrellas estadounidenses son el actual orgullo de Rusia

Russia's two "strong men." Image circulated anonymously online.

Los dos “hombres fuertes” de Rusia. Imagen que circuló de manera anónima en línea. 

Algunas de las principales estrellas del pasado de Hollywood han ocupado los titulares en Rusia en los últimos tiempos, provocando que el país se emocione al recibir la aprobación de los famosos del entretenimiento estadounidense de antaño.  

En julio de 2014, tres actores estadounidenses desembarcaron en Rusia: David Duchovny, que protagonizó un patriótico comercial para una cerveza rusa, Steven Seagal, que actuó en un concierto en la ciudad anexada de Sebastopol, y Mickey Rourke, que se puso una camiseta con la cara de Putin y luego lo alabó en la televisión rusa. 

El ardid publicitario de Rourke, que ocurrió el 11 de agosto en un centro comercial de Moscú, es más reciente. El actor casi se desvistió para los paparazzi luego de comprar una camiseta de Putin y posar con los transeúntes en fotografías que instantáneamente se volvieron virales en RuNet. Más tarde, Rourke apareció en Lifenews, la estación de televisión cercana al Kremlin, donde felicitó a Putin por “no tener algo parecido a una agenda secreta” y por ser “directo”, “como un hombre debe ser”.

Rourke recibió una cálida bienvenida en línea de gran cantidad de cibernautas rusos. El bloguero Anton Korobkov trató (sin éxito, aparentemente) de lanzar la etiqueta #RourkeNash (“Rourke es nuestro”):

El actor Mickey Rourke fue uno de los primeros en adquirir una camiseta con la imagen de Putin, que luego usó en el almuerzo. #RourkeNash

Tan pronto como Rourke lució la camiseta con la cara de Putin los usuarios de internet inmortalizaron usando Photoshop la unión de estos dos hombres fuertes. 

Mickey Rourke: “Si no me gustara Putin, no usaría una camiseta con su imagen por ninguna suma de dinero.”

El editor principal de la estación de televisión Lifenews, Anatoly Suleymanov, bromeó que Rourke prometió regalarle una de las camisetas al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Acordamos que Mickey Rourke le regalaría algunas camisetas de Putin a Obama.

Uno de los tuits más populares acerca de la visita de Rourke a Moscú pertenece al actor ruso y conocido homofóbico Ivan Okhlobystin, que en el pasado ha defendido ideas tales como quemar a los homosexuales y a sus simpatizantes en hornos. Okhlobystin llama a Rourke “Harley”, en referencia al rol que protagonizó en la película de acción de 1991 “Harley Davidson & Marlboro Man”,  película que Okhlobystin inexplicablemente recuerda.

Harley no puede mentir. :) RT @Patsan64: Mickey Rourke: Voy a usar la camiseta de Putin y caminar por las calles de Estados Unidos.

En julio de 2014, David Duchovny fue ovacionado en Rusia, luego de que la antigua estrella de la serie ‘Los expedientes secretos X’ filmó un comercial de la cerveza Siberian Crown (ver abajo). Pese a que Duchovny más tarde negó ser “favorable a Putin”, la televisión estatal rusa siguió tuiteando acerca de su vida personal, destacando, por ejemplo, su cumpleaños número 54 a comienzos de agosto. En YouTube, el comercial de cerveza tiene más de 5.7 millones de visitas y más de 36,000 “votos a favor”.

Por otro lado, Steven Seagal se muestra sin reservas cercano al Kremlin. En 2013, también se hizo amigo del caudillo checheno Ramzan Kadyrov, a quien Seagal le ofreció su propia versión de una danza folclórica local (ver abajo). También a comienzos de agosto, Seagal viajó al más nuevo territorio ruso, Crimea, donde su banda de blues se presentó en un concierto de motociclistas. Ante las cámaras de la televisión rusa, el actor aceptó una camiseta con la imagen de Putin, como la que Rourke compró, y se declaró ruso, haciendo referencia a las raíces eslavas de sus abuelos. 

Seagal, que no habla ruso, ha impresionado a muchos por su voluntad de adherir a un gobierno que muchos ahora consideran un enemigo de la paz en Europa Oriental. Cuando Seagal aceptó la camiseta de Putin y anunció su identidad rusa, la multitud estalló en ovaciones. Si la audiencia hubiera sometido a prueba el conocimiento del actor de su nueva patria, sin embargo, los rusos podrían haber quedado desilusionados, insinuó un usuario de Twitter:

En Crimea, Steven Seagal declaró: “¡Soy ruso!” Desde la multitud, la gente le contestó, “Eres gandon [escoria].” “Gandon”, Seagal agregó en voz alta, sonriendo y haciendo una reverencia.

Por supuesto, hay una larga historia de estrellas de Hollywood —incluso las celebridades que todavía no han perdido vigencia— que viajan lejos de las costas de California, para ganar algún dinero extra vendiendo productos en el exterior o entreteniendo a aburridos dictadores. Jennifer López ha presentado espectáculos para corruptos magnates rusos. Incluso años antes del baile tradicional de Seagal, Jean-Claude Van Damme y Hilary Swank volaron a Chechenia para la fiesta de cumpleaños de Kadyrov. 

Lo que es curioso acerca de la reciente explosión de actores norteamericanos de segunda categoría en Rusia es lo público de sus apariciones. Ya no se trata de eventos privados en lugares remotos. Además, gracias al dominio que ejerce sobre los medios masivos, el gobierno ruso puede tomar un concierto o una entrevista de TV y multiplicarlos en miles de memes y estribillos. Al final, se vuelve imposible determinar dónde termina la propaganda y comienza la respuesta pública.

Y este fenómeno está siendo estimulado por actores como Mickey Rourke y Steven Seagal.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.