¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Por qué algunos cameruneses protestan contra la visita de este «señor de la guerra» marfileño

El presidente de la Asamblea Nacional de Costa de Marfil, Guillaume Soro. Foto del usuario Africa1979 en Wikipedia, con licencia Creative Commons

El presidente de la Asamblea Nacional de Costa de Marfil, Guillaume Soro. Foto del usuario Africa1979 en Wikipedia, con licencia Creative Commons

Ciertos círculos de Camerún aún no han superado la crisis electoral de 2010 en Costa de Marfil, a miles de millas, que acabó con la destitución en abril de 2011 del presidente Laurent Gbagbo. 

Guillaume Kigbafori Soro, presidente de la Asamblea Nacional de Costa de Marfil, tuvo un frío recibimiento durante una controvertida visita oficial a Camerún, marcada por una protesta sin precedentes contra su presencia en el país. Soro lleva años oponiéndose a Gbagbo, que en la actualidad se encuentra detenido por el Tribunal Internacional de La Haya, acusado de crímenes contra la humanidad. En esas últimas elecciones tan discutidas, Soro apoyó al presidente Allasane Ouattara, candidato respaldado por Francia 

En su momento estallaron enfrentamientos entre fuerzas leales a Gbagbo y partidarios de Ouattara, que condujeron a meses de guerra civil hasta que intervinieron tropas francesas y de Naciones Unidas, que en abril de 2011 ayudaron a las tropas de Ouattara a capturar a Gbagbo. Hubo varios cientos de muertos y ambos bandos perpetraron violaciones de los derechos humanos.

Gbagbo cuenta con muchos seguidores en los círculos panafricanistas y de izquierdas cameruneses, y la línea dura favorable a Gbagbo en Camerún considera a Ouattara un usurpador y un títere de Francia. Los cameruneses intervinieron activamente en la crisis marfileña, en la que muchos partidos hicieron suya la causa de Gbagbo, al que consideraban ganador de los disputados votos, y por tanto, líder legítimo.

Estos miembros de la línea dura se opusieron resueltamente a la visita de Soro a Camerún. Lo acusan de ser un señor de la guerra, en referencia al conflicto de 2010-2011, y critican su liderazgo en 2002 de una rebelión en el norte de Costa de Marfil. 

A la cabeza de la carga contra soro se encontraba el principal partido opositor camerunés, el Social Democratic Front (SDF), tradicionalmente vinculado al Front Populaire Ivorien (FPI) de Gbagbo. En unas declaraciones difundidas la víspera de la llegada de Soro a Camerún, el SDF lo describió como:

Un chef de guerre qui a plongé la Côte d’Ivoire dans la guerre civile, causant la mort des milliers de personnes.

Un señor de la guerra que hundió a Costa de Marfil en una guerra civil, causando la muerte de cientos de personas.

El SDF también pidió a sus diputados y a los de otros partidos políticos que boicotearan el discurso de Soro en la Asamblea Nacional del país.

En otra declaración, el presidente del SDF, John Fru Ndi, insistió en que no tenía nada que aprender de Soro, al que describió como alguien que no respetaba el veredicto de las urnas. Joseph Banadzem, presidente del grupo parlamentario de SDF, fue más allá, acusando a Soro de ser un rebelde considerado persona non grata en Camerún.

En cumplimiento de su palabra, los 18 diputados del SDF abandonaron la Asamblea Nacional cuando Soro se dirigió al cuerpo legislativo el 11 de junio de 2014.

Soro y los críticos contraatacan

Aunque la postura del SDF fue elogiada en los círculos favorables a Gbagbo tanto en Camerún como en Costa de Marfil, muchos observadores criticaron la actuación del partido. Especialmente significativas fueron las declaraciones de Nfor Susungi, antiguo consejero del presidente del SDF y autor de la plataforma política de dicho partido en las elecciones parlamentarias y presidenciales de 1997:

To characterize Soro Guillaume as a “Chief Rebel” is a mistake. He is now the President of the National Assembly and an integral part of constituted authority in the Republic of Cote d’Ivoire. This does not call on anyone to like him or to love him. It calls on everyone to acknowledge and to respect the office because Cote d’Ivoire is a nation that is above Soro Guillaume, Alassane Ouattara, Konan Bédié and Laurent Gbagbo or any other person who might, at one time or another, be called upon by political circumstances to occupy any of the constitutional offices of the land… the SDF decision has put them in a corner and they have emerged gaining nothing out of their approach in handling this event. In fact they are the big losers.

Caracterizar a Soro Guillaume como «líder rebelde» es un error. Ahora es presidente de la Asamblea Nacional y parte integrante de la autoridad constituida en la República de Costa de Marfil. No se trata de si gusta o no gusta, se trata de reconocer y respetar su cargo porque Costa de Marfil es una nación por encima de Soro Guillaume, Alassane Ouattara, Konan Bédié, Laurent Gbagbo o cualquiera que en un momento determinado sea llamado por circunstancias políticas a ocupar cualquiera de los cargos constitucionales del país… la decisión del SDF ha llevado a sus diputados a un rincón del que han salido sin que su forma de manejar este asunto les haga ganar nada. En realidad, son los grandes perdedores.

Soro decidió enfrentarse a sus detractores personalmente, comenzando por su discurso ante la Asamblea Nacional. «Sí, soy un rebelde, igual que Paul-Martin Samba y Edandé Mbita, que se sublevaron contra el colonialismo alemán en Camerún» dijo. «Soy un rebelde contra cualquier política occidental, asiática, americana o africana que regularice la injusticia, la discriminación, la falta de respeto y la explotación diaria de unos hombres a otros».

Usuario activo de los medios sociales, Soro tuiteó la foto de una parte del la audiencia que escuchó su discurso:

Miren bien. Un récord, según un diplomático habitual de este lugar. La revuelta de los diputados del SDF no ha cambiado nada.

Soro utilizó su página de Facebook para realizar un ataque aún más directo:

[…] Après de vaines tentatives d'intimidations, ils ont essayé de négocier mon silence. Allant jusqu'à plaider que je renonce à lire mon discours. Dommage je ne mange pas de ce pain là. Seule solution : fuir la salle!
Eh oui, fuir leur propre hémicycle! Là où ils avaient juré m'interdire l'accès! Et j'ai parlé dans l'hémicycle sans changer un iota de mon discours. 

[…] Después de varias tentativas vanas de intimidación, intentaron negociar mi silencio. Han llegado a pedirme que renunciara a leer mi discurso. Una lástima que yo no pase por ahí. Su única solución: ¡huir de la sala!

¡Sí, huir de su cámara asamblearia! ¡Donde habían jurado negarme el acceso! Y yo hablé en la sala sin cambiar ni una sola palabra de mi discurso.

Reunión notoria

Un par de días después, el presidente camerunés Paul Biya concedió a Soro una audiencia, después de que la prensa afirmara que el presidente había rechazado encontrarse con él. Soro no dejó pasar esta oportunidad para arremeter contra sus detractores en una serie de tuits sarcásticos.

Miren bien esta foto. ¡Es bien íntima! Algunos van a acabar verdes de envidia.

Esta desanimada reacción de un usuario anónimo de la web de noticias Cameroon-Info.net captura fielmente el sentir general de los que estaban contra la visita de Soro a Camerún:

Je ressent dans ma profondeur une tristesse en réalisant que Paul Biya a accorder une audience à ce SORO que nous connaissons comme bras de la France dans sa politique de domination de l'Afrique. 

Me entristece profundamente darme cuenta que Paul Biya ha concedido una audiencia a este tipo SORO, conocido por ser el brazo de Francia en su política de dominación de África.

Si el propósito de la visita de Soro era forzar a las autoridades camerunesas a tomar partido públicamente en el conflicto de Costa de Marfil, desde luego tuvo un éxito aplastante, como explica el análisis de la web newsducamer:

Le président de l’Assemblée nationale ivoirienne a mené une opération séduction au Cameroun. Et les autorités locales lui ont donné la tribune qui lui manquait depuis la chute de Laurent Gbagbo en avril 2011. Reçu par le président de la République, par le président du Sénat et par le président de l’Assemblée nationale, l’ancien premier ministre ivoirien peut justifier l’impression qu’il a d’une visite réussie. 

El presidente de la Asamblea Nacional marfileña ha llevado a cabo una operación de seducción en Camerún. Y las autoridades locales le han cedido una tribuna que le faltaba desde la caída de Laurent Gbagbo en abril de 2011. Recibido por el presidente de la república, por el presidente del Senado y por el presidente de la Asamblea Nacional, el antiguo primer ministro de Costa de Marfil puede justificar la impresión de que ha sido una visita de éxito. 

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.