¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Colombia: Ola de solidaridad entre cibernautas por desalojo de violinista en metro de Medellín

Foto en Flickr del usuario Omar Uran (CC BY 2.0) .

Estación del Metro de Medellín. Foto en Flickr del usuario Omar Uran (CC BY 2.0).

El Metro de Medellín, el sistema masivo de transporte de la ciudad, se ha visto envuelto en un profundo debate luego de conocerse el video del desalojo de un joven que tocaba el violín en uno de sus vagones. En el archivo compartido por el usuario Inmigrantete, se puede observar que cuando la policía trata de desalojar al violinista, vino un enfrentamiento físico:

Cinco días después, funcionarios de los metro evacuaron una estación entera, en respuesta a otra manifestación musical a bordo de un tren en movimiento.

A través de su cuenta oficial en Twitter, la Administración Municipal de Medellín publicó:

De otro lado, los usuarios llegaron a calificar de fascista la denominada “Cultura Metro”, como se conoce al conjunto de normas del sistema, aunque algunos apoyan la reacción de los policías que custodian la salida del músico de uno de los vagones. Por ejemplo, Rosa Moreno (@ismne2) expresa:

La palabra facha deriva de fascista, y se usa para calificar de manera despectiva a personas de de ideología muy conservadora.

El tuitero Santiago Villegas invita a analizar todos las aristas de lo sucedido:

El 13 de agosto, 11 personas se pararon bordo de uno de los trenes para leer poesía. Las autoridades del Metro respondieron a esta manifestación silenciosa con la evacuación del tren y detuvieron el tránsito en la estación.

Sergio Restrepo informó en línea:

El escritor Héctor Abad Faciolince escribió en su blog sobre otro incidente que también revela los excesos de las reglas de conducta del Metro:

Tengo un amigo que iba en el metro de Medellín con una niña de brazos. Durante el viaje el bebé empezó a llorar, seguramente de hambre, y este amigo sacó el tetero que había preparado en la casa, para que se calmara. El bebé empezó a chupar. Casi de inmediato llegó un auxiliar de seguridad del metro y le advirtió con el índice: “En el metro de Medellín está prohibido comer”. Si no es porque la gente del vagón protesta, lo habrían obligado a quitarle el biberón al niño o a bajarse del tren. Así es la rigidez ridícula del metro de Medellín. Me imagino qué hubiera pasado si la esposa de este amigo hubiera sacado no el tetero sino la teta: quién dijo miedo. Además de alimentación, escándalo en lugar público, o mejor dicho, en el impoluto sistema metro de Medellín.

El periódico El Tiempo también se refirió al desalojo del violinista, y como conclusión de su nota agregó:

La empresa le recordó a los diferentes colectivos de artistas de la ciudad que cualquier manifestación cultural debe ser concertada previamente, pues de contrario se incumple la norma y el reglamento del usuario.

La usuaria Laura Cartagena instó a los usuarios a una acción colectiva:

La autora Cati Restrepo no tiene ninguna relación de parentesco con el tuitero Sergio Restrepo.

6 Comentarios

  • Freddie Huertas

    Al hacer conjeturas de este tipo, este sistema al igual que pocos en el mundo, tiene una política de calidad y seguridad para el uso eficiente de todos los que dan uso a este; poco moralista o no, la niña no se iba a morir si no le daban tetero y el solo hecho de pensar en que la madre le diera PECHO es una falta de respeto con ella misma y con los otros y lo del violinista es justo y necesario y no le veo la discusión; se debía hacer y punto ademas en Colombia es costumbre de todos romper las reglas y luego luego nos andamos quejando que el gobierno me excluye y esas estupideces.
    Respete para que lo respeten y eduquese lo mejor que pueda.

  • david

    lo lamento por los que piensan que el hecho de ser “artistas” les da el derecho de hacer lo que les da la gana. pero deben entender que detrás del violinista viene el rapero, el vendedor de dulces, etc. en menos de un año esto se vuelve una plaza de mercado y no puede permitirse eso.

    lo segundo. las normas del metro no son excesivas, están pensadas para mantener el sistema limpio, seguro cómodo y eficiente para todos, en horas pico ya es de por si difícil (por cuestiones obvias) imagínense como es si se permite que todos hagan lo que vengan en gana.

    tercero. el metro de medellín siempre ha promovido la cultura, solo el programa palabras rodantes y que en varias estaciones (y nombro la estación itagüí y suramericana solo para dar 2 ejemplos) siempre hay alguna exposición de pintura o escultura que varia cada mes o cada 2 meses. son exposiciones que han sido planificadas y organizadas de antemano para hacerlas de manera organizada sin afectar la movilidad o la eficiencia del sistema. el violinista actuó sin permiso de nadie, sin concertar con nadie. el metro es un sistema de trasporte, no una casa de teatro o una plaza publica, en otras palabras, no era el momento, ni el lugar ni la ruta de acción para hacer lo que hizo, y cuando trataron de sacarlo por las buenas y con dialogo, el se simplemente ignoraba las peticiones de los policías (que actuaron bien y con protocolo)

    lo lamento para los bohemios, pero vivimos en sociedad y en la sociedad existen normas que en muchos casos (como este) son para el beneficio de la mayoría, ustedes no tienen derecho a hacer lo que se les de la gana cuando se les de la gana donde se les de la gana so pretexto de saber tocar un instrumento. el espacio es de todos, no de ustedes nada mas.

  • Eso llamado la “cultura metro” no es más que conductismo exacerbado. El Metro trata a las personas cómo usuarios no cómo ciudadanos. El episodio del violinista pudo haberse evitado con solo esperar que la persona que tocaba el violín terminara de hacerlo y explicarle por qué no se debe hacer , fue mal manejado con una imposición y autoritarismo innecesario. “La cultura metro” es el modelo de ciudad que se está gestando en Medellín , quieren mostrar una ciudad aséptica y segura para tapar la descomposición social que nos circunda .

  • Me parece increíble que alguien piense que el hecho de que una madre de de lactar a su hijo en público es una falta de respeto a si misma y a los demás. ¿Será tan reprimida la sociedad paisa que no acepta ver ese tipo de cosas?

  • Bueno, chévere mostrar la noticia desde diferentes posiciones críticas, no quedarse solo en la invitación a hacerlo. Yo ví a varias personas que si bien no estuvieron de acuerdo con la violencia, tuitearon sobre el tema apoyando la norma de no tocar música en el metro.

    También hubo posts por ahí:
    http://pablitowilson.blogspot.com/2014/08/la-transgresion-pelotuda.html
    http://www.laplazapublica.com/2014/08/todos-contra-el-metro-por-santiago-trespalacios-carrasquilla/

    Saludos.

  • […] que le agraden, puede que le molesten. Puede que incluso sea considerada una actividad ilegal, como pasó recientemente en Medellín, Colombia. Pero es difícil quedar indiferente cuando el […]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.