¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

“No son seres humanos” como opción predeterminada: “Humans of New York” en el Medio Oriente

Mother and daughters in Amman, Jordan. From the Humans of New York web site.

Madre e hijas en Amán, Jordania. De la página web Humans of New York.

Humans of New York (HONY, por sus siglas en inglés) es sin duda mi página favorita en Facebook. Es el sueño de todo narrador: revelar un rasgo personal de los habitantes aparentemente incomunicados de una de las ciudades más grandes del mundo. Todos los días entro en la página y miro cada nueva foto, apropiándome de las imágenes coloridas y de las palabras que laten, imaginándome qué diría si Brandon Stanton, el creador de HONY, me tomara una foto.

La página y el original blog aparecieron en el 2010 y rápidamente captaron una audiencia que sumó más de nueve millones de “me gusta” en Facebook y 139000 seguidores en Twitter. Mis amigos sirios y yo pensábamos: ¡imagínense si Stanton encontrara un sirio en Nueva York! Teniendo en cuenta los cientos de miles de “me gusta” que recibe cada una de las semblanzas, un rostro individual podría hacerle mucho bien a Siria frente a la narración impersonal que hacen de nuestro país en las noticias.

La semana que pasó, ese sueño se volvió realidad. Stanton no solo tomó la foto de un sirio, sino que comenzó un viaje de cincuenta días junto con la ONU a través de diez países, para crear conciencia a través de sus fotos y sus historias sobre los ocho objetivos de desarrollo internacional.

Las fotografías de refugiados iraquíes que escaparon del Estado Islámico de Irak y SIria (ISIS, por sus siglas en inglés), de refugiados sirios que escaparon de la violencia del régimen de Assad, de familias jordanas y de turistas ocuparon la página de Humanos de Nueva York. Un pastor en Petra. Una madre soltera en Amán. Un lustrador de zapatos en Shaqlawa. Unos niños jugando en Dohuk. Un estudiante con dificultades económicas en Erbil. Un comerciante en el campo de refugiados de Zaatari. En todos ellos se vislumbra la vida diversa y difícil de los habitantes del Medio Oriente que son expulsados en masa a medida que la agitación creciente lanza a las personas hacia nuevos lugares y en distintas direcciones. 

Como siempre, las semblanzas de Stanton son reveladoras, personales y llaman a la reflexión. Sin embargo, más que las fotos son los comentarios de los usuarios de Facebook los que dan para pensar. No es ninguna noticia que el relato del conflicto sirio es complicado, violento, impersonal y no se entiende. Lo que me sorprendió fueron los comentarios constantes agradeciendo a HONY por “humanizar el Medio Oriente”.

No es que los comentarios fueran maliciosos, en realidad la mayoría eran verdaderamente amigables y bien intencionados. Y yo entiendo que los principales medios en Occidente sean muchas veces racistas, le tengan fobia al Islam y que simplifiquen la compleja trama social del Medio Oriente con estereotipos engañosos de retórica enlatada. Lo que no entiendo, sin embargo, es cómo en esta era digital, en países donde la libertad de expresión es la norma, algunas personas todavía necesitan que una población que tiene casi el tamaño de la de Estados Unidos sea “humanizada”.

No entiendo que en países donde hay tanta diversidad y pluralidad como en los Estados Unidos, algunos necesiten que un medio social de moda los ayude a ver a otros ciudadanos del mundo como “seres humanos”. Y aunque admiro la franqueza de la comunidad HONY, no entiendo cómo puede aceptarse que se diga de manera casual que antes de las fotos de Stanton no veían a las personas del Medio Oriente como seres humanos.

La triste verdad, quizás sea, que todos los “otros” deben ser humanizados, casi como una opción predeterminada. Como miembro de una comunidad que ha tratado de crear conciencia en Estados Unidos durante tres años sobre la lucha de los sirios, constantemente escuché que nuestras historias solo se volverían relevantes cuando pudieran relacionarse con los estadounidenses. El estilo de Stanton le ha dado a los sirios, y a todos los que subsisten en el Medio Oriente, la “relevancia” que necesitan en la siempre reducida atención de los Estados Unidos.

HONY no es solo una página donde Stanton comparte semblanzas, sino un espacio donde la comunidad comparte su apoyo. Las anécdotas de amor, dolor, lucha, éxito y humor en Nueva York, y ahora en el Medio Oriente, llevan a las personas alrededor del mundo a involucrarse. Mi esperanza es que ese diálogo prospere y llegue al punto en el que ninguna persona, no importa su nacionalidad, localidad, raza, género o capacidad necesite una semblanza para demostrar que es  “humano”.

Hiba Dlewati es traductora e investigadora y se ha graduado recientemente en la Universidad de Michigan. Su trabajo fue publicado en Today's Zaman, The Michigan Times, Qua Literary Magazine y en United for a Free Syria.  Síguela en  Twitter: @Hiba_Dlewati. 

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.