¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El “Lo siento” del creador de los avisos Pop-up irrita a celebridades y desata el temor a una avalancha de disculpas en Silicon Valley

Henri Vidal's Cain, Jardin des Tuileries, Paris.

Si la manera de disculparse del creador de las páginas emergentes de publicidad, Ethan Zuckerman, se vuelve contagiosa, gestos de exasperación como éste podrían ser frecuentes en enclaves tecnológicos como Silicon Valley. Foto: Caín de Henri Vidal, Jardin de las Tullerías, Paris. De Wikimedia Commons.

Puede que no fuera la mejor disculpa desde que Platón escribiera “La apología de Socrates”, tal y como indicó un comentarista excesivamente entusiasta, sin embargo la onda expansiva del reciente mea culpa de Ethan Zuckerman, se ha hecho sentir en todo el planeta.

Numerosos medios de comunicación, desde Bolivia a Bhutan, han citado y publicado el enlace al artículo redactado por Zuckerman para el sitio web The Atlantic, en el cual, el cofundador de Global Voices y Director del MIT Center for Civic Media expía sus culpas por haber creado las ventanas emergentes de publicidad (pop-up), proyecto puesto en marcha en internet por la empresa pionera Tripod.

“Acabamos creando una de las herramientas más odiosas que puede usar un anunciante…” indicó Zuckerman. “Fui yo quien escribió el código para que saltara la dichosa ventana con los anuncios. Lo siento. No teníamos mala intención.”

La disculpa de Zuckerman le ha tocado las narices al menos a una gran celebridad: según dicen, el cantante británico Sir Elton John, se acordó de los difuntos de Zuckerman, por sacar a relucir el estribillo de una de sus baladas. Al parecer, en un evidente arranque de ira, dijo: Las palabras mas dificiles de pronunciar para cualquiera son “Lo siento”, excepto para Ethan Zuckerberg (sic)”.

No fue posible conocer la opinión de Tracy Chapman ni de Madonna, cantantes que también cuentan en su repertorio con temas titulados “Lo siento”, ni tampoco la de ningún miembro del grupo Chicago, cuya balada “Qué dificil es decir lo siento” llegó a ser número uno de la lista de éxitos Billboard en 1982. Tampoco fue posible ponerse en contacto con la artista Edith Piaf, que interpretaba “No, je ne regrette rien” (No, no me arrepiento de nada). La séance programada con la leyenda del cabaret francés, no pudo llegar a celebrarse (debido a que murió en 1963).

La artista que sí intervino fue Taylor Swift; quien advirtió que la disculpa de Zuckerman no debía tomarse en serio. “Los hombres no paran de decir esas cosas”, indicó Swift, que en 2008 publicó la canción “Tú no lo sientes”.

No es de extrañar que la confesión de Zuckerman haya causado revuelo en Silicon Valley, donde los creadores de otras herramientas y aplicaciones digitales tan omnipresentes e insoportables como ésta, han manifestado su preocupación por la afición de Zuckerman a la penitencia, la cual podría disparar en la comunidad “una avalancha de sentimientos de culpa y de auto castigos”. 

“Si esta historia de las discupas de hace viral, estoy j***do”, comentó un desarrollador, que habló a condición de que no se revelara ni su nombre, ni el de su (imposible de eludir) complemento de navegador web.

“Aquí hay unos cuantos que tendrían que dar muchísimas explicaciones,” dijo un miembro del equipo de desarrollo de Google Wave. “Y si aquí nos tiemblan las piernas, te puedes imaginar cómo estarán en Redmond, cagados de miedo”. [Redmon, Washington, donde Microsoft tiene sus oficinas centrales].”

Se rumorea que los redactores y empleados de Global Voices, la red internacional de medios de comunicación ciudadana, fundada por Zuckerman junto con Rebecca MacKinnon a finales de 2004, se reunieron durante horas para debatir lo próximo de lo que Zuckerman se podría arrepentir.

“En mi país, las disculpas, como la muerte, vienen de tres en tres” dijo un colaborador de Global Voices que pidió que sólo se le identificara por ser de algún sitio entre el Círculo polar ártico y la Antártida. “No me sorprendería oír una disculpa de su teoría del activismo digital en las próximas semanas”.

Some believe the next thing Zuckerman will apologise for is his 2008 "Cute Cat Theory of Digital Activism".

Hay quien opina que el próximo arrepentimiento de Zuckerman será el de su teoría del activismo digital (“Cute Cat Theory of Digital Activism”) de 2008. Foto: Postal con gato de Harry Whittier Frees, 1905. De Wikimedia Commons.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.