¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Intelectuales y expertos instan al gobierno alemán a reconsiderar su apoyo incondicional a Israel

Screenshot_Brief Gaza

Captura de pantalla de la página web de la carta abierta, en la que se puede leer: “Carta abierta de los expertos alemanes en Medio Oriente sobre la crisis de Gaza”.

En una carta abierta al gobierno alemán, numerosos intelectuales piden un cambio en la política exterior del país en Medio Oriente a tenor del ataque israelí a Gaza, que ha acabado con la vida de más de 2.000 palestinos.  

El actual gobierno alemán, como otros anteriores, es muy comprensivo con Israel y su ofensiva en la franja. Entre otros, han firmado la petición intelectuales y expertos que trabajan en los territorios palestinos ocupados, así como personalidades alemanas preocupadas por este tema. En ella se puede leer lo siguiente: 

Über einem Monat haben wir einem zerstörerischen Krieg zusehen müssen, der […] auf Monate, möglicherweise auf Jahre hinaus die Entwicklungsperspektive des Gazastreifens beeinträchtigt und Hoffnungen auf einen dauerhaften Frieden in Nahost schmälert. Wir verurteilen die Anwendung von Gewalt zur Durchsetzung politischer Ziele. Gewalt, die sich gegen Zivilisten richtet, ist weder von militanten palästinensischen Gruppen noch von Seiten Israels zulässig.

Durante más de un mes hemos tenido que sentarnos y observar una guerra destructiva que […] comprometerá cualquier perspectiva de progreso en la franja de Gaza y frustrará cualquier esperanza de una paz duradera en Medio Oriente en los próximos meses o incluso años. Condenamos el uso de la violencia con fines políticos. La violencia que tiene por objetivo a la población civil es inaceptable, tanto desde los grupos militantes palestinos como de Israel.  

Según sus autores, la carta se ha escrito con la intención de volver a dirigir el foco del debate en Alemania al actual conflicto. Gracias a los diversos estallidos antisemitas de algunos manifestantes, la cobertura de Gaza durante las pasadas semanas ha pasado a un segundo plano en favor del debate acerca del antisemitismo, y ya no parece factible promover un discurso sobre la actual política exterior en Israel. Kai Hafez, experto en comunicación, aseguró en una entrevista para la radio alemana Deutschlandfunk:

Also es ist schon etwas bezeichnend, dass wir in Deutschland immer wieder kulturell orientierte Debatten über Islam und Judentum in Zeiten führen, wo man eigentlich eine politische Analyse oder sogar Kriegskritik führen müsste.

Es una característica nuestra alemana tener un debate cultural sobre el Islam y el judaismo, cuando lo que deberíamos hacer es llevar a cabo un análisis político o incluso una revisión crítica de la guerra. 

En la carta, se insta al gobierno alemán a dar pasos concretos para cambiar su actual política exterior en Medio Oriente. Dicha política fue (y sigue siendo) modulada por la “histórica culpa alemana” proviniente del gonocidio sistemático nazi de millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial. La canciller alemana Angela Merkel habló ante la Knéset, la Asamblea de Israel, en 2008 sobre “la especial responsabilidad histórica alemana con la seguridad israelí”. E incluso hoy en día, la canciller hace énfasis en el derecho israelí a la legítima defensa, mientras que se condenan vehementemente los ataques de misiles de Gaza contra Israel.

La carta pide el reconocimiento del derecho a una vida sin miedo, también para los palestinos.

Die israelische Zivilbevölkerung hat ein Recht auf ein Leben ohne Angst. Das gilt ebenso für alle Palästinenserinnen und Palästinenser. Fast 2.000 Opfer, nach UN-Schätzungen rund 80% Zivilisten, von denen wiederum nach UNICEF-Angaben bis zu 30% Kinder sind, dürfen nicht mit dem Argument des Anti-Terrorkampfes oder des Rechts auf Selbstverteidigung hingenommen werden.

La población civil israelí tiene derecho a una vida sin miedo. Lo mismo se aplica a los hombres y mujeres palestinos. De las 2.000 víctimas, casi el 80% son civiles según las estimaciones de la ONU y el 30% son niños según la información proporcionada por UNICEF,  esto no se puede esconder bajo la alfombra esgrimiendo el argumento de la guerra del terror o el derecho a la legítima defensa. 

Los autores dirigen algunas de sus peticiones a los contribuyentes alemanes, porque también hay proyectos financiados con sus impuestos que se están destruyendo en Gaza. El ejecutivo alemán ya explicó el año 2012 que se estaban obstaculizando o incluso destruyendo proyectos financiados con dinero alemán en territorios palestinos bajo control israelí. Así mismo, declaran que durante el actual conflicto, se ha destruido prácticamente la totalidad del trabajo de las organizaciones internacionales de desarrollo, benéficas y ONG que trabajaban sobre el terreno en la franja de Gaza; en el sentido material con las bombas, pero los efectos sobre las personas son aún peores. Toda la población civil está traumatizada. También manifiestan que no se puede cambiar la situación con proyectos y que se necesita una reforma completa de la política, como se pide en la carta. 

Los intelectuales instan al gobierno alemán a:

  • sich für die Erreichung eines nachhaltigen Waffenstillstandes einzusetzen, der das weitere Sterben von Zivilisten auf beiden Seiten verhindert und der massiv bedrohten, überwiegend jungen Zivilbevölkerung in Gaza dauerhaften Schutz bietet;
  • gegenüber Ägypten und Israel die Aufhebung der Blockade des Gazastreifens durchzusetzen, um eine Normalisierung des Güter- und Personenverkehrs zu ermöglichen und dabei israelische Sicherheitsinteressen durch internationale Beobachter und Unterstützung zu gewährleisten;
  • Nothilfe und Wiederaufbaumaßnahmen in Gaza bereitzustellen, aber nicht ohne auch Israels völkerrechtliche Verantwortung als Besatzungsmacht für den Wiederaufbau einzufordern;
  • die bereits anerkannte, im Juni eingeschworene palästinensische Einheitsregierung und ihre Regierungsgewalt über den Gazastreifen sowie Handlungsfähigkeit in den gesamten palästinensischen Gebieten inklusive Ostjerusalems mit Nachdruck zu stärken;
  • die Tötung von Zivilisten vor und während der Angriffe auf den Gazastreifen zu untersuchen, zu einer internationalen Untersuchung aktiv beizutragen und den Beitritt Palästinas zum Internationalen Strafgerichtshof zu unterstützen. Gleichzeitig die Zerstörung ziviler Infrastruktur (so wie die Bombardierung des einzigen Elektrizitätswerkes von Gaza, Kläranlagen, Krankenhäuser etc.), die seit Jahren mit EU- und bundesdeutschen Geldern finanziert wird, zu untersuchen und Kompensation von Israel einzufordern;
  • die restriktiven deutschen Rüstungsexportbestimmungen auch im Nahen Osten auf alle Konfliktparteien anzuwenden sowie die militärische Zusammenarbeit mit Israel auf den Prüfstand zu stellen;
  • sich mit Nachdruck für ein Ende der israelischen Besatzung der palästinensischen Gebiete einzusetzen und für beide Seiten verbindliche, völkerrechtskonforme Vorschläge für eine Konfliktregelung zu machen.
  • Hacer lo que pueda para alcanzar un alto el fuego permanente, que evitará la muerte de más civiles en ambos bandos y ofrecerá una protección a largo plazo de la población civil joven de Gaza, que está en grave peligro.
  • Trabajar con Egipto e Israel para levantar el bloqueo de la franja de Gaza y así facilitar la normalización del transporte de bienes y personas y, después, salvaguardar los intereses de seguridad de Israel con la vigilancia y el apoyo internacional.  
  • Dar ayuda de emergencia y poner en marcha medidas en Gaza, pero no sin apelar a la responsabilidad de Israel en el redesarrollo como potencia ocupante, de acuerdo con la ley internacional. 
  • Apoyar rotundamente al reconocido gobierno de unidad palestino, que tomó posesión oficialmente en julio, y reforzar su poder de gobierno sobre la franja, así como su capacidad de actuar en todos los territorios palestinos, incluido el este de Jerusalén. 
  • Investigar el asesinato de civiles antes y durante los ataques a la franja de Gaza, para contribuir activamente a la investigación internacional y apoyar la unión de Palestina en la Corte Penal Internacional (CPI). Así mismo, investigar la destrucción de infraestructuras civiles (como los bombardeos a la única central eléctrica de Gaza, a las plantas de tratamiento de agua, a hospitales,etc.) que se han financiado durante años por la Unión Europea y por Alemania y pedir una indemnización a Israel.  
  • Hacer uso de la restrictiva regulación alemana sobre exportación de armas a todas las facciones beligerantes de Oriente Medio y poner a prueba la cooperación militar con Israel.
  • Hacer todo lo que pueda para poner fin a la ocupación de los territorios palestinos y sugerir estrategias jurídicamente vinculantes a ambos bandos conforme a la ley internacional para resolver el conflicto. 
Anne Hemeda ha colaborado en las investigaciones realizadas en este artículo. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.