¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Humans of New York” inspira retratos íntimos de la vida en Irak y en todo el mundo

Humans of Lebanon

Un paraguas hace la diferencia. Calle Hamra, Beirut. Fotografía por Fadi BouKaram, de la página de Facebook  Humans of Lebanon.

Miro Humans of Lebanon (Humanos del Líbano) e inmediatamente me recuerda cuánto me encanta ese lugar. Una imagen de un joven huyendo de la lluvia mientras una pareja de jóvenes conversa amigablemente debajo de un paraguas burbuja me trae recuerdos de una noche lluviosa similar en la calle Hamra, donde las alcantarillas amenazaban con inundar las aceras; el agua de lluvia salía a borbotones. Nos movimos hacia la calle, bailando bajo un aguacero.

Nuestro pequeño momento no fue capturado por una cámara (hasta donde sé), pero Humans of Lebanon, al igual que su inspiración Humans of New York, está repleto de estos retratos. Junto con los comentarios (a veces irónicos, a veces desgarradores) de los sujetos de las fotografías, estas páginas son una ventana a otros mundos, un enfoque visual en los relatos de viajes.   

Humans of New York (HONY), donde todo comenzó, se ha convertido en un fenómeno. Luego que su creador Brandon Stanton realizara un viaje a Irán el año pasado (en el cual fotografiaba a personas de la misma manera en que “humanizaba” a los neoyorquinos desde hace más de un año), su sitio web explotó. Esto le otorgó la publicación de un libro y una gran cobertura en la prensa convencional. Recientemente, Stanton fue invitado por la ONU a realizar un tour global. Hasta ahora, sus fotografías de Irak y Jordania se han vuelto virales y muchos comentaristas se enfocaron en el efecto “humanizador” de sus imágenes.

“I’m living a good life. I’m a business owner. A lot of hotels say, ‘Come shine shoes for us. We will pay you better.’ I tell them: ‘Why would I do that? I am free.’” (Shaqlawa, Iraq). From the Humans of New York Facebook page, uploaded on August 1, 2014.

“Vivo una buena vida. Tengo mi propio negocio. Muchos hoteles dicen, “Lustre zapatos por nosotros, le pagaremos mejor”. Yo les digo: “¿Por qué lo haría? Soy una persona libre”” (Shaqlawa, Irak). Extraído de la página de Facebook de Humans of New York, subido el 11 de agosto de 2014.

“Trato de no crear filosofías generales sobre de qué se trata HONY, qué aporte hace al mundo, cuál es el significado detrás del trabajo, tú sabes, ¿por qué lo hago? Lo hago porque amo hacerlo, a otra gente parece gustarle y quiero mejorar. Si existe un significado detrás del trabajo, deja que salga naturalmente”, expresó Stanton en una entrevista realizada en 2013.

Aún así está claro que HONY y sus otras copias se han convertido en una lente hacia otros mundos. Una búsqueda rápida en Facebook nos muestra decenas de páginas, desde Humans of India hasta Humans of Stony Brook (Humanos de Stony Brook, Nueva York). Las páginas conforman un censo fotográfico de grandes y pequeñas ciudades. Nos ofrecen un rápido vistazo a las cafeterías y barrios bajos de destinos remotos sin la necesidad de subirse a un avión, pero además nos permiten vislumbrar las mentes de sus habitantes. 

"I started feeding him, he started protecting me from the bullies. Now we're brothers." From the Humans of India Facebook page.

“Yo le daba de comer, él me protegía de los matones. Ahora somos hermanos”. Extraído de la página de Facebook de Humans of India, subido el 26 de junio de 2014.

"In Syria, I used to have a small library and a club for young people who love to read, and would sell books for cheap prices so as many people as possible could benefit. I'm the one in charge of the publishing house you can see inside, which is where I sell books as well." "How did reading change your life?" "Human! Reading made me human." "When did you start reading?" "I started at the age of 15, I used to spend my pocket money on books to read without my parents knowing. They would always ask me where I spent all the money, until they saw all the books I was hiding under my bed."

“En Siria solía tener una pequeña biblioteca y un club de lectura para jóvenes, les vendía libros a precios baratos así la mayor cantidad de gente posible podía acceder a ellos. Soy el único a cargo de la casa editorial que ves adentro, donde también vendo libros.” ¿Cómo la lectura transformó tu vida? “¡Humano! Leer me hizo humano.” ¿Cuándo comenzaste a leer? “Cuando tenía 15 años. Solía gastar mi dinero en libros sin que mis padres supieran. Ellos siempre preguntaban en qué gastaba el dinero, hasta que vieron todos los libros que escondía debajo de la cama.” Extraído de la página de Facebook Humans of Amman (Humanos de Amán, Jordania). Subido el 15 de agosto de 2014.

Hace dos años, el gobierno sueco encontró un uso para @sweden, una cuenta de Twitter que habían registrado anteriormente. Cada semana el control de la cuenta pasaba a manos de un ciudadano sueco diferente, ofreciéndole al mundo tuitero una imagen diversa de lo que significa ser sueco. Aunque no sin controversias, el proyecto ha sido un gran éxito, con versiones cono @twkUSA (donde los estadounidenses muestran sus vidas) o @WeAreNaija (donde los nigerianos nos enseñan su país). Es fascinante ver cada semana a una persona nueva representar a su país de forma diferente a la anterior.

En los mundos de Humans of… y Twitter, las cuentas a veces interactúan entre sí. @sweden and @twkUSA debaten sobre cuál de los dos bebe más café. Humans of China deja un comentario en HONY. Pequeños momentos compartidos entre culturas. Pequeños momentos saboreados entre amigos a la distancia.

Con frecuencia, en alguna página de Humans of…, una fotografía es publicada y poco después alguien identifica al sujeto en los comentarios. Uno dice, “¡Hey, ése es mi amigo!” y etiqueta a la persona en la foto (o no, recordemos que no todo el mundo se encuentra en la popular red social). De la misma manera en que solía buscar algún artefacto personal de una distante celebridad en línea, un individuo al cual (por sólo un momento) comienzo a admirar resulta estar sólo a un clic de distancia. Puedo recorrer su casa virtual, dar un vistazo a su vida tal como uno miraría por la ventana de una atareada calle residencial. 

Humans of Tehran (Humanos de Teherán), quien anuncia en su página que “Teherán no está tan lejos como crees,” posee casi 160.000 seguidores, muchos de ellos estadounidenses. Mientras que los ciudadanos de EE.UU. técnicamente pueden viajar a Irán, muchos no lo hacen. El distanciamiento entre los gobiernos de ambos países da la impresión de que es un lugar peligroso, y las restricciones iraníes sobre los viajeros estadounidenses desalientan a aquellos que quieren intentarlo. A pesar de todo, los comentarios en Humans of Tehran demuestran que sí existe un interés. Comentarios agradables como éste son la regla, no la excepción: “Finalmente es posible ver y escuchar otras historias desde Teherán más allá de lo que muestran los medios”.

Similarmente, Pakistán es un país evitado por la mayoría de los estadounidenses, un hecho del cual el creador de Humans of Lahore es plenamente consciente. Por ello el propósito de la página es “hacer un aporte desde esta parte del mundo, la cual es a menudo incomprendida y gravemente malinterpretada”. Y lo hacen, mostrando fotografías de artesanos, niños pobres, celebraciones hindúes, vendedores de especias y mujeres en motocicletas, un verdadero mosaico de un diverso y fascinante país. 

Muchos de nosotros hemos llegado a creer que nuestras interacciones en línea existen sólo en una burbuja, que nuestras conversaciones ocurren sólo con personas con opiniones similares a las nuestras, dejando fuera de alcance cualquier posibilidad real de cambio político y social. Aún así, proyectos como Global Voices, Humans of…, y las cuentas de Twitter específicas de un país demuestran que las personas se extienden más allá de las líneas geográficas, y por qué no, políticas. 

Para mí esto es verdadero. Dediqué los últimos ocho años a extender esas líneas, y a pesar de que es cierto que muchas manos extendidas hacia mí pertenecen a personas con ideologías similares; nuestra crianza, nuestras familias y nuestra educación no podían ser más diferentes. Sí, es valorable cruzar las líneas políticas, pero no olvidemos el valor de cruzar las líneas geográficas. Viajando (de manera real o virtual) he encontrado a algunos de mis amigos más cercanos, cómplices y mentes similares a la mía. Y probablemente tú también, a través de estos portales.

Algunos de mis favoritos:

Humans of Syracuse (Nueva York)
Humans of Zagreb
Humans of Paris
Humans of Buenos Aires
Humans of Singapore (Humanos de Singapur)
Humans of India
Humans of Amman
Humans of Toronto
Humans of Detroit
Humans of Durban (Sudáfrica)
Humans of Lublin (Polonia)
Humans of Rome (Humanos de Roma)

Jillian C York es una escritora y activista de la libertad de expresión, actualmente trabaja como Directora de International Freedom of Expression (Libertad de expresión internacional) en la Electronic Frontier Foundation en San Francisco. Su trabajo se centra en la intersección entre la tecnología y la política.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.