¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Vergüenza e indignación en Argelia tras la muerte del futbolista camerunés Albert Ebossé por un objeto lanzado desde las gradas

A screenshot of Cameroonian striker for JSK Kabylie Albert Ebossé  scroring a goal.

Captura de pantalla del delantero camerunés del JSK Kabylie Albert Ebossé marcando un gol.

Albert Dominique Ebossé Bodjongo Dika, futbolista camerunés de 25 años que jugaba en el club argelino JS Kabylie, murió el sábado 23 de agosto de 2014 tras ser golpeado por un objeto lanzado desde las gradas, que observaban cómo su equipo perdía ante el rival USM Alger. Según la declaración del fiscal de la ciudad de Tizi Ouzo, Ebossé murió por derrames internos provocados por un objeto afilado.

Su muerte desencadenó un aluvión de condolencias hacia su familia y de repulsas al comportamiento de los aficionados. Mahfoud Kerbadj, presidente de la liga de fútbol argelina, describió la muerte de Ebossé como un desastre para el fútbol argelino. Una declaración de Issa Hayatou, presidente de la Confederación Africana de Fútbol (CAF), pidió que se adopten medidas rápidas contra los culpables.

El siguiente vídeo de YouTube muestra algunos goles marcados por Ebossé en la liga argelina:

En una carta a la Federación Argelina de Fútbol, el presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter, determina que la muerte de Ebossé a manos de un espectador es “intolerable”. Joseph Owona, presidente de la Federación Camerunesa de Fútbol (FECAFOOT), describió la muerte del jugador como un “suceso abominable… un acto espantoso y cobarde” en un mensaje de condolencia a la familia de Ebossé.

Mientras tanto, el Sindicato Nacional de Futbolistas Cameruneses (SYNAFOC), al que pertenecía Ebossé, también emitió una declaración en francés:

Le Syndicat National des Footballeurs Camerounais (SYNAFOC) exprime son indignation et condamne avec la dernière énergie cet acte ignoble, tenté d’une barbarie machiavélique qui a coûté la vie – sur un terrain de football – à l’un de ses membres.

El Sindicato Nacional de Futbolistas Cameruneses (SYNAFOC) expresa de manera rotunda su indignación y su condena a este vil acto cubierto de una crueldad maquiavélica que se llevó la vida – en un campo de fútbol – de uno de sus miembros.

SYNAFOC llamó a la calma concretamente entre los futbolistas cameruneses en Argelia y prometió hacer cuanto esté en sus manos para asegurar que los culpables son procesados por la justicia.

Una indignación generalizada hacia la muerte sin sentido de Ebossé quedó totalmente de manifiesto en los medios sociales. Maryse Éwanjé-Epée, ex-campeóna francesa y europea de salto de altura, se desahogó en su página de Facebook:

Mort pour sa passion… il rêvait, comme beaucoup de jeunes camerounais de jouer dans le championnat européen… Je ne suis que colère, rage même face à cette indicible violence qui n'intéresse personne ou presque. Des jeux et du pain… Et que continue le spectacle!

Murió por su pasión… como muchos jóvenes cameruneses, soñaba con jugar en una liga europea… estoy enfadada y furiosa por esta violencia atroz que parece no interesar prácticamente a nadie. Pan y circo… ¡que siga el espectáculo!

Jonathan Fadugba, editor del blog Just Football, no encontraba las palabras para describir cómo murió Ebossé:

Todavía no me puedo sacar de la cabeza la muerte de Albert Ebossé. Marcar para tu equipo y entonces ser asesinado por tu propia afición con 25 años. Despreciable. Muy triste.

Otro usuario de Twitter, @heritierduroi, pensó en el hijo recién nacido de Ebossé:

Por culpa de la bestialidad humana un niño crecerá sin padre. Albert Ebossé acababa de ser padre…

Como es de suponer, Argelia y los argelinos se vieron en el centro de la protesta internacional. Kamel Daoud, columnista en el periódico francés Quotidien d'Oran, compartió sus sentimientos de remordimiento en su página de Facebook:

Mots brisés. J’ai beaucoup dit depuis des années. Là, j'ai la langue morte. Ma nationalité est une odeur mauvaise dans les parfums du monde. Honte.

Palabras quebradas. He contado mucho a lo largo de los años. Pero en este caso, no puedo articular palabra. Mi nacionalidad [argelina] emana un hedor desagradable entre los perfumes del mundo. Vergüenza.

Zinedine Ferhat, jugador del USM Alger y de la selección nacional de Argelia, estaba fuera de sí:

¡Nada de ganas de reanudar la liga tras la muerte de #Ebosse! Indignado. Nuestra vida es más importante que toda esta basura.

Luego continuó con una disculpa hacia el pueblo camerunés:

¡En nombre de todos los argelinos pido disculpas a nuestros hermanos cameruneses! ¡Allah Yerahmou! Ebosse. Triste. Indignado.

Para Hamza Bencherif, futbolista profesional argelino que juega en el Lincoln City en Inglaterra, la muerte de Ebossé fue personal:

QEPD mi amigo, mi compañero de habitación, que Dios te tenga en el paraíso albert ebosse .

En reacción ante la ráfaga de comentarios anti-Argelia en los medios sociales, el usuario de Twitter Beghdad Meliza, instó al público a ser más perceptivo:

Basta de decir que la muerte de Ebossé está ligada a un acto racista. Era el jugador favorito de la afición. Fue nuestro salvador.

Otro usuario de Twitter, Mohand Yahiaoui, estuvo de acuerdo:

No hubo nada de racismo en ello. Vemos este tipo de comportamiento en todas las ligas. Desgraciadamente fue fatal para Ebossé en esta ocasión.

El Ministro del Interior argelino ha abierto una investigación sobre la muerte de Ebossé, mientras que autoridades futbolísticas de Argelia han anunciado que van a donar 100.000 euros a la familia, así como su sueldo íntegro hasta la finalización del contrato con JK Kabylie. Durante la espera del resultado, el sentimiento público queda muy bien reflejado en el tuit de Jonathan Fadugba:

Solo espero que los asesinos (vamos a dejarlo claro, para mi estos no son hooligans) sean encontrados y llevados ante la justicia. Ebosse. QEPD

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.