¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tensión entre los chiitas de Bahréin mientras políticos y religiosos juran lealtad a ISIS

Foto del perfil de Turky Albinali, erudito bahreiní que se ha unido a ISIS @turky_albinali

Cinco acontecimientos recientes en la pequeña isla de Bahréin, regida por monarcas suníes de la familia Al Khalifa han provocado mucha inquietud entre la población musulmana chií, mayoritaria en el país.

Entre otras cosas, ciertos musulmanes suníes muy poderosos han hecho peligrosos comentarios sectarios en público sin consecuencias, y algunos han jurado lealtad al grupo extremista ISIS, contrario a los chiíes, que recientemente declaró un califato (estado islámico) en Iraq.

Ya en 2011, los bahreiníes, mayoritariamente musulmanes chiíes, se quejaron de sufrir marginación política y económica en un país de 1,3 millones de habitantes, pero los recientes acontecimientos sugieren una tendencia creciente hacia su exclusión definitiva.

Los militares reprimieron las protestas chiíes contra el gobierno suní en 2011. Desde entonces, Bahréin ha sido acusado de violaciones de los derechos humanos de los musulmanes chiíes, aunque han seguido las protestas de forma más discreta. Según afirma Mark Lynch en la revista Foreign Policy en 2011, «el régimen bahreiní respondió no solo con violencia, sino también incentivando un ruin sectarismo para dividir el movimiento popular y forjar un apoyo nacional y regional a su represión».

Entre las herramientas que se han utilizado para plantar las semillas del sectarismo que condujeron a los cinco incidentes siguientes, una de las más potentes son las persuasivas arengas de la minoría salafista extrema. Además de estar en contra de los chiíes, el salafismo es una secta suní puritana que ha inspirado a organizaciones extremistas como Al Qaeda e ISIS.

1. Un predicador bahreiní jura lealtad a ISIS

A principio de este mes, Turky Albinalim, un predicador bahreiní suní,apoyó a la organización contraria a los chiíes ISIS, que ha sido acusada por Human Rights Watch de secuestrar, asesinar y expulsar a minorías, entre ellas a musulmanes chiíes. Albinali apareció en un vídeo de YouTube declarando su lealtad al nuevo califa de ISIS, Abubaker Albaghdadi (vídeo en árabe):

2. El principal clérigo chií de Bahréin es declarado «infiel»

En una conferencia de prensa celebrada a mediados de julio, el poderoso exmilitar Adel Fulaifel, que está acusado de tortura, anunció que el clérigo chií de mayor rango de Bahréin, Isa Qassimn, es un infiel. Fulaifel añadió que «lo cazarán como a una rata». Así respondía a la petición que hizo Isa Qassim para formar un consejo conjunto chií–suní.

A principios de este año, Bahréin suspendió el principal consejo chií del país, una maniobra que desencadenó una serie de protestas por toda su geografía.

BahrainMomo tuiteó a sus 21 000 seguidores:

استقبال مشايخ تكفيرية و فليفل يكفر ويهدد بقتل علماء الشيعة واليوم اغلاق المجلس العلمائي الشيعي من قبل النظام ! سياسة دولة سلفية داعشية

— أم أحمد البحرينية (@bahrainmomo) July 15, 2014

Mientras acoge clérigos extremistas, Fulaifel amenaza con matar a clérigos chiíes, y hoy el régimen cierra el consejo religioso. Una política digna de un estado salafista como ISIS.

3. Diplomático estadounidense expulsado, predicador saudita radical bienvenido

Dos días antes de que Fulaifel lanzara su amenaza, un diplomático estadounidense fue expulsado del pequeño reino petrolero, que la marina de EE.UU. ha utilizado como base durante años. Un día después, el controvertido predicador saudita Mohamed Alarefe, sectario y radical, fue recibido en Bahréin para dar una serie de sermones a jóvenes bahreiníes, a pesar de las protestas de los internautas. El predicador saudita ha sido clasificado de amenaza para el Reino Unido.

4. El político que apoya abiertamente a ISIS

El exmiembro del parlamento Nasser Alfadhala, que se presenta a las próximas elecciones por el partido Al-Menbar (que según las sospechas del Reino Unido tendría vínculos con el terrorismo), respaldó sin tapujos a ISIS en este vídeo de YouTube el mes pasado:

«نحن نقف مع هذه الثورة التي صبرت طويلاً وطال انتظارها، لطرد هذا الظلم وهذا الخبث، الذي تدعمه بلاد الفرس، من أجل إذلال بلاد الرشيد، بلاد العزة والكرامة»

Apoyamos esta revolución [la de ISIS] que se ha iniciado para eliminar la injusticia y la maldad favorecida por la nación de Persia para humillar a la nación de Rashid [califato histórico]], la tierra de la gloria y la dignidad.

El tuitero iProtester respondió publicando una foto de Alfadhala sobre un fondo de banderas de ISIS, cerca de la embajada americana:

Una reunión autorizada con banderas de una organización no terrorista (sarcasmo) en la puerta de la embajada norteamericana, presidida por Nasser Alfadhala

El periodista y humorista satírico Faisal Hayyat tuiteó:

تمت جرجرة خليل المرزوق بين النيابة والمحاكم بسبب رفع علم الإئتلاف،يا ترى هل سيتم جرجرة ناصر الفضالة بسبب رفع أعلام داعش؟ #مي_مقبولة #البحرين

— رياضيونا رهائن (@FaisalHayyat) July 18, 2014

Khalil Almarzooq fue procesado y compareció ante un juez por enarbolar la bandera de la coalición de jóvenes. ¿Pasará por lo mismo Nasser Alfadhala por enarbolar la bandera de ISIS?

Almarzooq es un destacado miembro del mayor grupo opositor, Alwefaq, y fue arrestado y procesado por ondear una bandera de la coalición juvenil bahreiní 14 de febrero, que lideró las protestas en 2011.

5. Deserción de un soldado bahreiní

A mediados de julio, el militar suní Mohamed Albinali (o Abu Isa Alsalmi, como lo apodaban sus compañeros), tuiteó:

أنا محمد بن عيسى البنعلي، ملازم في الداخلية البحرينية أعلن عن #انشقاقي عن هذا النظام منذ اكثر من أربعة أشهر #البحرين

— أبو عيسى السلمي (@bu3utbah) July 15, 2014

Yo, Mohamed Isa Albinali, teniente del Ministerio del Interior bahreiní, declaro que he desertado de este régimen hace más de cuatro meses.

El ministro de Interior de Bahréin ha sido criticado por su sectaria política de selección y su uso sistemático de la tortura.

Aunque el FMI advirtió que Bahrein podría no tener la capacidad para pagar a sus funcionarios en 2017, el país, que depende del turismo, prohibió que los hoteles de tres estrellas vendieran alcohol o contrataran grupos musicales. Bahréin acoge a dos millones de turistas cada año.

En 2011, cuando el popular columnista del New York Times Nicholas Kristof visitó Bahréin, lo describió como un estado casi de apartheid. Pero mientras los simpatizantes de ISIS y los predicadores del odio y la militancia como Fulaifel, Alfadhala y Alarefe campan a sus anchas por Bahréin, el país parece cada vez más un estado totalmente discriminador, que margina económica, política y socialmente a la mayoría chií del país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.