¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Motociclistas argentinos en lucha contra la discriminación

Alleged criminal arrested for motorcycle theft, Buenos Aires, April 19, 2012, by Claudio Santisteban. Demotix.

Presunto delincuente arrestado por robo de moto, Buenos Aires, 19 de abril de 2012, por Claudio Santisteban. Demotix.

Desde abril de 2014, bajo el lema de “Las personas no se patentan”, un grupo de motociclistas argentinos protesta contra la vigencia de la Resolución 224/14 que impone medidas para combatir la delincuencia en motos, y que según afirman, son discriminatorias. En resumen, se obliga a los ocupantes de motocicletas a llevar en el casco la matrícula del motovehículo y un chaleco reflectivo con la misma información en la espalda, so pena de fuertes multas, retención del vehículo o la licencia de conducir. También se habilita a los municipios a restringir por zonas y horarios la circulación de motovehículos con o sin acompañante. Los gobiernos de otras provincias tomaron medidas similares, y otras regiones ya tienen proyectos de ley al respecto, probablemente con miras a las elecciones presidenciales de 2015.

Marcha Motera

Manifestación de motociclistas en Buenos Aires. Foto del usuario de Facebook Javier Fo To, publicada con permiso

En principio, hubo buena reacción por parte de la opinión pública hacia el total de las medidas, donde la Resolución 224/14 se diluye y pierde importancia para quienes no son afectados:

El Daniel al que alude el tuit es Daniel Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires.

En los últimos años, el aumento de la violencia producto de la delincuencia ha generado que se cuestione la falta de acción de la policía y el gobierno ante la libertad con que los delincuentes toman las calles. Así, toda medida que apunte a reducir los delitos es bien recibida.

En las redes sociales se generan debates entre las distintas opiniones con respecto a la medida que afecta a motociclistas. En Twitter, mari.peque se queja:

@danielscioli #LasPersonasNoSePatentan y a los #motociclistas nos marcan como “presuntos” delincuentes y eso es anticonstitucional

— mari.peque (@maripeque3) julio 23, 2014

Cristina Pérez comenta:

Violencia en aumento
En Change.org, un ciudadano expone la necesidad de que el gobierno tome medidas contra los “motochorros” (delincuente que usa una motocicleta para cometer un robo):

Los motociclistas también reclaman medidas serias contra la delincuencia, pues los ladrones roban motocicletas para cometer delitos o vender sus partes. Estas motocicletas son abandonadas y se reemplazan por otras, lo que impide la identificación y arresto del delincuente.

PeladoMoterociclista tuitea:

Desde que el decreto provincial entró en vigencia, no ha habido mejoras en materia de seguridad y se han multiplicado los casos de robos violentos de motos con muerte de las víctimas. De otro lado, la fuerza policial no actúa sobre el problema de fondo y el delincuente arrestado termina liberado y vuelve a delinquir.

“Marcados como ganado”
Uno de los puntos más sensibles para el motociclista es la obligación de portar un chaleco fluorescente y numerado. Según voceros de los motociclistas, ‘el decreto viola el principio de inocencia que establece la Constitución Nacional’. Es decir, al motociclista se lo presume culpable y se marca como potencial delincuente. El problema es que no se han tomado acciones similares para pasajeros de automóviles, por ejemplo, vehículos utilizados para secuestros extorsivos y robos.

Imagen que muestra con ironía el marcado de motociclistas. Fuente: Motociudadanos

Imagen que muestra con ironía el marcado de motociclistas. Fuente: Motociudadanos. Publicada con permiso.

El 5 de agosto, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) pidió la inconstitucionalidad del Decreto 220/14, que declara la emergencia de seguridad en la Provincia y que incluye la Resolución 224/14. Con respecto a los motociclistas, expresa que “se viola el derecho a la igualdad y no discriminación, dado que en el decreto, el vínculo establecido directamente, entre nuevas modalidades delictivas, inseguridad y grupos excluidos –en donde el uso de motovehículos parece adquirir un rango similar al de un instrumento delictivo– es discriminatorio e inconstitucional”.

Activismo
Los motociclistas realizan concentraciones los miércoles a las 18 horas frente al Obelisco de Buenos Aires y en otras ciudades del país. Algunos fines de semana hacen caravanas a municipios del interior que aplican con más fuerza la Resolución 224/14, o que se tornan abusivos hacia los motociclistas. En las redes sociales, grupos y perfiles informan sobre el estado del reclamo y negociaciones con el gobierno, entre otras cosas.

El sector de prensa del grupo creó varios spots publicitarios, entre ellos los que siguen:

Además, se realizan acciones como recursos de amparo de particulares y asociaciones civiles como ASUMA, y denuncias civiles en la Defensoría del Pueblo, el INADI y el Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión, organismo que tras numerosas denuncias se pronunció en un informe sobre el uso del término “motochorro” en los medios audiovisuales, pues fomenta que la gente mire cada vez con más desconfianza al motociclista.

Entre sus propuestas, los motociclistas sugieren controles de documentación, detención e investigación de personas con motos en situación irregular (actualmente sólo secuestran la moto y dejan ir al sospechoso), mayor agilidad del sistema judicial y vigilancia estricta en zonas comerciales y bancarias.

2 Comentarios

  • Milton Fernández Galván

    A raíz de la creciente inseguridad, de la cual también los motociclistas somos víctimas, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Sr Daniel Scioli, ha decidido implementar “medidas de emergencia” a través de la Resolución 224/14 de fecha 8 de abril de 2014 que considero injustas e inconstitucionales, debido a que con este decreto buscan obligarnos a realizar una serie de modificaciones en nuestro estilo de vida y vestimenta, decisión que totalmente es arbitraria y afecta gravemente nuestra identidad como ciudadanos honestos.
    Estas medidas incluyen lo que algunos hemos llamado “patentamiento humano”, es decir, obligar al acompañante de motos a utilizar un chaleco reflectivo con el número de patente del rodado, así como colocar calcos reflectivos con la misma patente en el casco, y cuya falta sería considerada GRAVE, penada con fuertes multas, retención del registro y secuestro de la moto (es decir, lo equiparan a manejar alcoholizadoo bajo consumo de drogas).
    Por otro lado, se busca restringir la circulación con acompañante en ciertas áreas de las ciudades, lo cual atenta contra el derecho de uso y disposición de un vehículo de nuestra propiedad y homologado para llevar a DOS personas, y contra el derecho a la libre circulación por el territorio nacional. Es evidente que la medida es totalmente improvisada, no contó con el previo asesoramiento de especialistas en motovehículos y en seguridad general, atenta contra nuestra integridad y en ningún momento regula la dotación de estos chalecos (por lo cual se pueden hacer en cualquier lado con cualquier N° de patente) ni contempla qué hacer en casos especiales como el hecho de poseer más de una moto, o de que el acompañante puede variar, ser un familiar, amigo, pareja, hijo, etc. (al igual que sucede con los pasajeros de un automóvil y demas vehiculos), entre otros.
    Creemos que ha habido una fuerte campaña de estigmatización y desprestigio del motociclista ante la opinión pública, y se ha hecho mucho eco de algunos robos cometidos en motos que bien podrían haberse evitado con un control más estricto de documentación y cumplimiento de las leyes ya existentes. Los robos en moto no son más de los que se realizan a pie, en bicicleta o automóvil, y no se aplican medidas similares para estos casos. Es por ello que considero que esta medida es absolutamente discriminatoria hacia un grupo de ciudadanos en particular, vulnera nuestra integridad como personas honestas y trabajadoras, y viola el principio de presunción de inocencia, ya que según este decreto, hay que “demostrarla” llevando un chaleco patentado.
    De más está decir que como medida de seguridad no será en eficaz, ya que los delitos donde utilizan motos se llevan a cabo con motos robadas a los trabajadores, y también se seguirán cometiendo con chalecos y cascos patentados robados o falsos, por lo tanto, la patente indicada en el chaleco del presunto delincuente NO podría considerarse una prueba de culpabilidad del titular de ese dominio. Para empeorar las cosas, el momento de tensión que se produce durante el robo de una moto se verá prolongado por el robo de chalecos y cascos también, lo cual pone aun en mayor riesgo de vida al motociclista a quien roban.
    Como dato adicional, a raíz de la modificación a la Ley 24.674 sobre los impuestos internos, que castiga duramente y de manera desproporcionada al sector de motovehículos, las motos pasaron a valer casi el doble, y por ello han aumentado los robos de motos por los repuestos en todo el país. Tanto este impuesto, que rige a partir del 1° de enero de 2014, como la nueva medida de “seguridad” que desean imponer (y que ya están imitando en el gobierno de la Cuidad de Buenos Aires y el Gobierno Nacional) no sólo nos discrimina como ciudadanos honestos, sino que además ponen en riesgo nuestra seguridad física.
    He tomado conocimiento de tres factores de seguridad fundamentales por lo cual debemos ser amparados contra estas medidas de modo urgente:
    1. La Agencia Nacional de Seguridad Vial advierte sobre el riesgo que implica la colocación de adhesivos o cualquier modificación en la superficie del casco, ya que reduce su capacidad de protección y su garantía.
    2. Las normas internacionales IRAM establecen las mismas recomendaciones sobre no modificar la calota del casco. Y las normas DOT (las cuales regulan propiamente seguridad en cascos a nivel mundial) asi lo confirman al indicar estrictamente no repintar cascos ni colocar materiales disolventes (pegamento en calcomanias y stickers).
    3. Los chalecos con airbags o protecciones rígidas para motociclistas no admiten el uso de otras prendas sobre ellos.
    Es por todo lo expuesto anteriormente que considero que estas medidas representan un riesgo para los motociclistas, son sumamente discriminatorias y avasallan nuestros derechos y garantías establecidas en la Constitución Nacional Argentina, por lo que ruego se nos brinde asesoramiento y amparo ante este abuso de poder del mencionado funcionario público quien debería estar hace años trabajando en materia de prevención de delitos con medidas reales y eficaces.

  • Jorge

    Este manco de inutil quiere pagarse la campaña con todo lo q recauda en multas, no hay otra explicacion la delincuencia seguira creciendo a menos q los politiCHORROS dejen de crear estupidas leyes q solo hacen para beneficio propio y no para la ciudadania toda, un motocicliasta con chaleco y casco membretado esta doblemente expuesto a la inseguridad, es mucho mas facilmente identificable d donde viene y a donde va, asi los maleantes pueden hacer seguimiento y caer en una invasion de propiedad sabiendo de donde viene y a donde va el motociclista, aparte de ser muy facilmente identificable cuando pasa por alguna zona q una pandilla lo espere en alguna esquina alertado de antemano por uno de sus secuases, asi de facil es perjudicar la vida de una persona honesta, poniendonos como evidencia para q los chorros (amigos de los politicos), terminen de sacarnos lo q los politicos no pueden.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.