¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bloguero egipcio Alaa Abd El Fattah es liberado bajo fianza

Alaa Abd El Fattah and Manal Hassan. Photo by Lilian Wagdy via Wikimedia Commons (CC BY 2.0)

Alaa Abd El Fattah y Manal Hassan. Foto de Lilian Wagdy desde Wikimedia Commons (CC BY 2.0)

El prominente activista y bloguero egipcio Alaa Abd El Fattah fue liberado bajo fianza el 15 de setiembre de 2015, tras la sentencia del tribunal penal de El Cairo. También fueron liberados otros dos acusados, Mohamed Noubi y Wael Metwally.

Estas tres personas fueron los únicos detenidos de entre 25 acusados sentenciados en ausencia a 15 años y una multa de 100.000 libras egipcias en junio de este año tras haber sido condenados por atacar a un oficial de policía e infringir una ley de protesta de 2013 que prohíbe las manifestaciones no autorizadas. Según Mada Masr, que citó al sitio gubernamental de Ahram Gate, están acusados de: “organizar una protesta no autorizada fuera del consejo de la Shura en El Cairo, atacar a un oficial de policía, robar un radiocomando, vandalismo, agresión hacia oficiales de policía, cortar calles, abarrotar un espacio público y destruir propiedad privada”.

A fines de agosto, Abd El Fattah inició una huelga de hambre, días antes del fallecimiento de su padre, el prestigioso abogado de derechos humanos Ahmed Seif El Islam.

Luego de la apelación de sus abogados, se emitió un nuevo juicio a Abd El Fattah en agosto de 2014. Este 15 de setiembre, el juez a cargo se recusó del caso tras un incidente que tuvo lugar la semana pasada, en el cual la fiscalía presentó un video donde se veía bailar a Manal Hassan, la esposa de Abd El Fattah. El video, obtenido de la laptop de Hassan que había sido confiscada por la policía cuando Abd El Fattah fue arrestado y que tomaron de la casa de su familia en noviembre de 2013, no guarda una relación directa con su actividad política. En otro giro, el juez ordenó que el mencionado video fuera presentado al fiscal general y se investigue por violación de la privacidad de Abd El Fattah.

La periodista Amira Howeidy informó a sus cincuenta mil seguidores de Twitter:

No es raro que los jueces se recusen. Lo que resulta extraño es que un juez refiera las pruebas de la fiscalía de un video personal de la laptop de Alaa a los fiscales para investigar un caso de violación de privacidad.

Abd El Fattah ha sido encarcelado o investigado a lo largo de su vida por cuanto jefe de estado egipcio ha ejercido. En 2006, fue arrestado por participar de una protesta pacífica. En 2011, pasó dos meses en prisión, lo que lo hizo perderse el nacimiento de su primer hijo. En 2013, fue arrestado y detenido durante 115 días sin juicio. Y ahora enfrenta 15 años de prisión.

Abd El Fattah ha trabajado durante mucho tiempo en proyectos de activismo tecnológico y político con su esposa, Manal Hassan. Proviene de una familia de prestigiosos defensores de los derechos humanos. Su padre, Ahmed Seif El Islam, fue arrestado en numerosas oportunidades bajo el régimen de Hosni Mubarak. Las hermanas de Abd El Fattah, Mona y Sanaa Seif, han enfrentado la censura en relación a su activismo en los juicios militares del país. Actualmente, Sanaa Seif está en prisión, también por supuesta violación de la controvertida ley de protestas.

Abd El Fattah se encuentra en su día N° 27 de huelga de hambre por tiempo indefinido, la cual afirmó que continuaría hasta que fuera liberado. No quedó claro si continuará con su huelga de hambre mientras se encuentre bajo fianza.

Según Nervana Mahmoud, fue su huelga de hambre, y la de otros detenidos y aliados fuera de la prisión, lo que generó los acontecimientos de ayer.

La liberación de los detenidos políticos de Egipto es un logro de la campaña “Egipto en huelga de hambre” que ha cobrado impulso.

Apenas se anunció el veredicto, las felicitaciones inundaron los medios sociales. Sin embargo, para muchos la lucha continúa. En Facebook, Aida Seif Elldawla escribe:

مبروك الحرية لعلاء ونوبي ووائل ومبروك الفرحة لاهاليهم وحبايبهم واصحابهم ومبروك للجدعان والجدعات اللي اضربوا واعتصموا واللي لسه هيضربوا ويعتصموا لحد الكل ما يخرج

Felicidades por la liberación de Alaa, Noubi y Wael, y compartimos la alegría de sus familiares, parientes y amigos. Felicitaciones a los hombres y mujeres valientes que están en huelga de hambre y que continuarán hasta que todos los detenidos sean liberados.

El egipcio Mahmoud Refaat se pregunta por qué tantos jueces piden revocarse de los juicios. Tuitea:

El juez del caso de Alaa Abdel Fattah ha renunciado. Los jueces renuncian a fin de asegurar la imparcialidad del juicio. La cantidad de jueces que han dejado los casos es un indicador sin precedente de la presión que ejerce el poder ejecutivo en la decisión de los tribunales.

Y para Abdulmonen Mahmood, un ex bloguero de la Hermandad Musulmana que también fuera arrestado durante el gobierno de Mubarak, no se hizo justicia en el caso de Abdel Fattah. Y tuitea:

Alaa ganó sus derechos muy tarde, sin un gesto por parte del Estado, y nada compensará el hecho de haber estado ausente para cuidar a su padre en sus últimos días… miles aún esperan en la cárcel por sus derechos. 

El egipcio Tamer Mowafy coincide:

El camino que queda es largo. Además de todos aquellos detenidos injustamente que deberían ser liberados de la cárcel de la injusticia, hay todo un país que debería ser liberado del carcelero.

Y el escritor egipcio Mohamed El Dahshan se lamenta:

Estoy feliz porque muchos de los oprimidos pasarán la noche con sus familias, pero triste al recordar la cantidad de oprimidos que permanecen injustamente encarcelados.

Mientras tanto, la bloguera palestina Abir Kopty concluye:

El engaño del opresor nos contenta con migajas de justicia, y nuestra grandeza surge de las sonrisas y la insistencia en que nuestra batalla contra él no ha terminado y que no nos contentaremos con nada que no sea una justicia completa. 

Las sentencias que pesan sobre Abd El Fattah y las otras 24 personas son las más largas hasta el momento de una serie de hechos de represión de la libertad de expresión, reunión y opinión del país. La controvertida ley de protestas estipula que los ciudadanos deben obtener una autorización expedida por el gobierno antes de llevar a cabo una manifestación, y ha sido utilizada para arrestar a otros activistas destacados, entre ellos el locuaz abogado de derechos humanos Mahienour El-Massry, y el fundador del Movimiento 6 de abril, Ahmed Maher. En junio, tres periodistas de Al Jazeera fueron sentenciados a siete y diez años de prisión por “difundir noticias falsas”.

Como Kopty, muchos defensores de los derechos humanos de Egipto consideran que el caso de Abd El Fattah y otros similares son de naturaleza meramente política, y con la intención de mantener a destacados activistas encarcelados a la vez que intimidan a otros para que se mantengan al margen del proceso político.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.