¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Por qué un padre trinitense jamás golpeará a sus hijos

El castigo corporal por largo tiempo se ha arraigado en la estructura de las sociedades caribeñas con algunos haciendo la conexión entre la dura historia colonial de la región y su moderno cambio hacia la violencia. En muchos casos los receptores de estos golpes son los miembros más indefensos de la sociedad – los niños.

En Trinidad y Tobago solo este año han sucedido dos casos de gran difusión en los que videos, uno de una madre golpeando a su hija con un cinturón y otro de una madre que repetidamente golpea un niño con una pala, se volvieron virales lo que provocó una discusión nacional sobre el fino límite que existe entre disciplina y abuso infantil.

Disciplina, en su sentido más estricto no es más que una oportunidad de enseñar y a juzgar por la investigación científica moderna, no se puede conectar con los niños – o a nadie por este asunto – cuando están asustados, porque se agregan la lucha o el instinto de huir.

En realidad, para los padres puede ser difícil alejarse de las antiguas ideas, especialmente si no se libraron de los castigos corporales durante su propia infancia – por lo que es alentador entrar en este blog de un padre trinitense viviendo en EE. UU. detallando como cambió de opinión sobre el castigo corporal.

I used to think spanking a kid was okay – necessary, even. I come from a culture where it is accepted, even expected. I no longer think that it is any of those things.

If you think that a stronger, more physically powerful person hitting a woman is wrong under all circumstances, then you must accept that hitting a weaker, much less powerful human being is equally as wrong – if not more so.

The idea that ‘well, I got hit as a kid and I turned out okay’ is, I think, a fallacy. Because I think that if you think that hitting a kid is okay under [insert circumstances here], you, in fact, did not ‘turn out okay’.

Hitting a kid, especially a young kid, is pure laziness. It’s ‘I can’t be bothered to understand what’s driving my kid to do X so I’m going to revert to my base instinct and lash out.’ It’s lazy, and it is wrong.

I was spanked as a kid. Not often […] but I got spanked. I love my mom, and she is my hero for how she brought us up – but on this, she was wrong […] If I am half the parent to my children that my mother was to us, I’ll be an excellent parent. But I will never hit my kids. That’s one thing that stops with me.

Solía pensar que dar nalgadas a un niño era correcto – incluso necesario. Vengo de una cultura donde es aceptado, incluso esperado. Yo ya no pienso que es ninguna de esas cosas.

Si cree que una persona con más fuerza, más poderosa físicamente, golpea a una mujer actúa mal bajo cualquier circunstancia, entonces debe aceptar que golpear a un ser humano más débil, un ser humano menos poderoso es igual de malo – si no más.

Creo que la idea de que ‘bueno, me golpeó como a un niño y salí bien’ es una falacia. Pienso que si usted cree que golpear a un niño está bien bajo [inserte aquí las circunstancias] de hecho usted no está bien’.

Golpear a un niño, especialmente a uno joven es pura pereza. Es ‘No puedo molestarme para entender qué está conduciendo a mi niño a hacer X por lo que voy a volver a mi instinto de base y arremeto.’ Es pereza y un error.

Fui azotado cuando niño, no muy a menudo […] pero fui azotado. Amo a mi madre y ella es mi héroe por como nos sacó adelante – pero en eso ella estuvo errada […] Si soy la mitad de padre de mis hijos de lo que mi madre fue para nosotros seré un excelente padre. Pero nunca golpearé a mis hijos. Esta es una de las cosas que me detiene.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.