¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Poco tiempo antes de su muerte, la estudiante libanesa Sara Khatib dio una charla inspiradora acerca de su lucha contra el cáncer

Sara Khatib at TEDxLAU (Source: Humans of LAU)

Sara Khatib en TEDxLAU. Fotografía de Humans of LAU. Usada con permiso. 

La muerte de la estudiante de la Universidad libanesa norteamericana (LAU) a consecuencia del cáncer el 5 de septiembre de 2014 provocó una gran cantidad de manifestaciones de dolor en línea.

Sara Khatib, de 22 años, cursaba el cuarto año de la carrera de farmacia en LAU. Dos semanas antes de su muerte, brindó una charla en TEDxLAU llamada “4 lecciones que aprendí luchando contra el cáncer” en la que relató su historia de cómo pasó de ser una persona definida por la enfermedad a convertirse en un ser humano más empoderado al trascender el cáncer.

A la mitad de la charla recibió una ovación de pie por superar su temor al cáncer diciendo: 

I chose not to be Sara Khatib, the cancer patient and amputee, but to continue being Sara Khatib, the fourth-year pharmacy student who is clumsy, loves Nutella, and just happens to have cancer and a missing arm.

Tomo la decisión de no ser Sara Khatib, enferma de cáncer y amputada, sino que elijo seguir siendo Sara Khatib, la estudiante de cuarto año de farmacia que es torpe, adora Nutella, y que simplemente tiene cáncer y le falta un brazo.  

En un comunicado oficial, LAU lamentó la muerte de Khatib:

She turned a bright face to the world and decided to enjoy life no matter what it brought on. That was Sara Khatib’s gift to all those who knew her, and she will remain an inspiration to many, long after her passing on.

Ella le puso su mejor cara al mundo, y decidió disfrutar la vida sin importar lo que surgiera. Ese fue el regalo de Sara Khatib para todos los que la conocieron, y ella seguirá siendo una inspiración para muchos por un largo tiempo pese a su desaparición física. 

Noura Andrea Nassar de Humans of LAU, que cubrió el evento de TEDxLAU, recordó a Khatib de la siguiente manera:

I woke up this morning to terrible news: Sara El Khatib, a speaker at TEDxLAU's event on August 23, had passed away. I met Sara at TEDxLAU a couple of weeks ago. She was a fighter, an inspiration and a very a kind person. I am sure that those of you who knew her or at least saw her Talk agree.

Cuando me desperté esta mañana me enteré de la terrible noticia: Sara El Khatib, que había participado como disertante en el evento de TEDxLAU el 23 de agosto,ha dejado de existir. Conocí a Sara en TEDxLAU hace un par de semanas. Era una luchadora, una inspiración y una persona muy agradable. Estoy segura que quienes la conocieron o la vieron en la charla estarán de acuerdo. 

La estudiante de la Universidad norteamericana de Beirut Kareem Zreik estuvo de acuerdo y recordó su historia con ella: 

I remember meeting her outside the audition room for the first time. Had no idea who she was. She was looking around, I think unsure which door to open or whether she could (possibly because an audition was taking place inside). I just smiled at her and said, pardon me are you here for TEDxLAU? She of course nodded and smiled, and I gestured toward the door and leaned forward to open it for her. Again, I had no idea who she was. The position she standing in concealed any evidence of previous surgical history. Yet, in that brief moment, and at the risk of sounding melodramatic, one could tell that she was a very special human being with a great deal of love and kindness inside her. She was the sort of person who if you spent even a minute talking to her, you'd feel at ease and happy. And again, my first interaction with her was prior to knowing anything about her, or even being able to recognize any signs of who she is (since I knew we had an individual who was to audition that day with a particular story). She was right after all. She isn't her disease. She's, simply, Sara. And I am glad that this is the person I got to know, however briefly and fleetingly.

I've dealt with a lot of death, and so I wouldn't pretend to know what would be best for others in this tragedy. But what common thread with all the loss I have seen is to continue to make something positive and meaningful out of the person's life. And with Sara, if we do anything at all, I think it should be to remember her strength, her hope, her smile and most importantly her message. For those of us struggling with sickness or injury, and for our loved ones who have struggle along side us, let us take Sara's message to heart it and apply it.

We are not our disease. We may feel pain, but the suffering that can come with it is optional.

May this wonderful human being rest easy now. We are all grateful to have been touched by her mind and soul.

Recuerdo que me encontré con ella por primera vez en la sala de audiciones.No tenía idea de quién era. Ella estaba mirando alrededor, creo que no estaba segura de qué puerta abrir o de si podía hacerlo (posiblemente porque adentro estaban en una audición). Yo sólo sonreí y le dije, disculpa, ¿estás aquí por TEDxLAU? Ella, por supuesto, asintió con una sonrisa, y le señalé la puerta y me adelanté para abrírsela. Repito, no tenía idea de quién era ella. La posición en la que estaba ocultaba cualquier evidencia de su historia quirúrgica. De hecho, en ese instante y a riesgo de sonar melodramática, uno podía decir que era un ser excepcional con mucho amor y amabilidad. Era la clase de persona que con sólo charlar un minuto con ella hace que te sientas cómoda y feliz. Y repito, mi primera interacción con ella fue anterior a saber acerca de ella, e incluso antes de reconocer algún signo de quién era (ya que yo sabía que había alguien en la audición ese día con una historia particular). Ella tenía razón después de todo. Ella no era su enfermedad. Ella era simplemente Sara. Y me alegra que esa haya sido la persona que conocí, aunque brevemente y de modo pasajero.  

He lidiado con muchas muertes y por eso no voy a pretender saber que sería lo mejor para los demás en esta tragedia. Pero lo que tienen en común las pérdidas que he visto es que los que quedan continúan haciendo algo positivo y significativo con las vidas de los que partieron. Y con Sara, si hacemos algo, creo que debe ser recordar su fortaleza, su esperanza, su sonrisa y sobre todo su mensaje. Para aquellos de nosotros que luchamos con enfermedades o lesiones, y para nuestros seres queridos que han luchado con nosotros, tomemos el mensaje de Sara en nuestros corazones y apliquemos su enseñanza. 

No somos nuestras enfermedades. Puede que sintamos dolor pero el sufrimiento que conlleva es opcional. 

Que este maravilloso ser humano descanse en paz. Estamos agradecidos de haber sido tocados por su mente y alma.  

Khatib había organizado un grupo de apoyo para personas que sufrieron una amputación en Líbano. En honor a su memoria, sus amigos, colegas y seres queridos han decidido continuar con su causa. 

En una versión previa de esta historia hubo un error en el primer nombre de Sara Khatib.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.