¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Ha llegado el momento de que la gente se alce y diga No Más” a los combustibles fósiles

Participants of the climate change march in Trinidad and Tobago form the shape of a heart in the Queen's Park Savannah in Port of Spain. Photo by Nico Kersting, courtesy IAMovement, used with permission.

Los participantes en la marcha contra el cambio climático en Trinidad y Tobago forman un corazón en Queen's Park Savannah, Puerto España. Foto de Nico Kersting, cortesía de IAMovement, usada con permiso.

Mucho se ha hablado tras la Cumbre sobre el Clima, que se celebró el 23 de setiembre en la sede de la ONU de Nueva York, sobre la magnitud del problema. El secretario general Ban Ki-Moon dijo que las 120 o más personas que se reunieron (desde jefes de estado y funcionarios de gobierno hasta miembros de la sociedad civil) no estaban allí “para hablar, sino para hacer historia”. El actor estadounidense Leonardo DiCaprio, que dio un discurso, comentó a los asistentes que “harían historia o se les vilipendiaría por ello”.

Algunos territorios del Caribe han estado prestando atención y han hecho historia por sí mismos dos días antes de la cumbre participando en un calendario mundial de actividades que se convirtieron en las marchas más multitudinarias de la historia. En la cumbre, Trinidad y Tobago prometió que “el 100% de la electricidad del país provendrá del gas natural, apoyando así el objetivo de cero emisiones para finales de siglo”.

El cambio climático es un asunto global acuciante y muchos consideran que los líderes mundiales y los agentes de cambio lo han estado ignorando durante mucho tiempo pues, por razones económicas principalmente, no han actuado en relación con un problema que podría amenazar la existencia de la humanidad. Esta cumbre constituye un paso en el proceso de avanzar hacia un acuerdo sobre el cambio climático el año que viene, en la Framework Convention prevista por la ONU.

En Trinidad y Tobago, un grupo reducido de jóvenes activistas y ecologistas organizaron una marcha por el cambio climático con el objetivo de mostrar solidaridad con la causa mundial y dejar clara su posición junto a los participantes de otras marchas que se produjeron en grandes ciudades de todo el mundo. En esta primera parte de un artículo de dos partes, Global Voices ha entrevistado a Jonathan Barcant, uno de los cofundadores de la organización sin ánimo de lucro IAMovement, que pretende tener un efecto positivo en la educación, la construcción de comunidades y la concienciación ambiental. Barcant habló sobre la marcha, el cambio climático y el papel de Trinidad y Tobago en ayudar a crear un mundo más sostenible.

Jonathan Barcant, co-founder of the non-profit IAMovement and one of the organisers of the Climate Change March in Trinidad and Tobago. Photo used with permission.

Jonathan Barcant, cofundador de la organización sin ánimo de lucro IAMovement y uno de los organizadores de la marcha por el cambio climático en Trinidad y Tobago. Foto utilizado con permiso.

Global Voices (GV): ¿Por qué era importante que Trinidad y Tobago celebrara una marcha por el cambio climático?

Jonathan Barcant (JB): Trinidad and Tobago is the second highest emitter of greenhouse gases in the world per capita, according to a University of Trinidad and Tobago statistics report. We are a massive fossil fuel producing and consuming nation, and therefore the general opinion of citizens on the subject of climate change has been dismissal and disregard, due to the feeling that we simply have no place talking about this issue when we are one of the biggest perpetrators. Helpless feelings on the part of citizens has, however, been to the advantage of the politicians, who feel no local pressure against climate pollution and therefore have free reign. We thought it important for this event to happen to stand with [other global marches] but also to create feelings of solidarity locally, by showing [people] that they are not alone, and there are in fact a strong group of citizens willing to stand up for one of the most important issues of our day.

Jonathan Barcant (JB): Trinidad y Tobado es el segundo país del mundo con más emisiones de gases efecto invernadero por persona, según el informe estadístico de la Universidad de Trinidad y Tobago. Somos un país en el que se producen y consumen grandes cantidades de combustibles fósiles y, por lo tanto, la opinión general de los ciudadanos sobre el cambio climático ha sido de rechazo o escepticismo, pues se pensaba que no podemos hablar de este problema cuando somos uno de los principales culpables. No obstante, el sentimiento de impotencia de los ciudadanos ha sido ventajoso para los políticos, pues no sintieron presión local contra la contaminación ambiental y, por lo tanto, han gobernado libremente. Creímos que era importante celebrar un evento como este para apoyar a otras marchas mundiales y también para crear un sentimiento de solidaridad local, mostrando a la gente que no está sola y que, de hecho, hay un grupo fuerte de ciudadanos dispuestos a alzarse por uno de los problemas más importantes de la actualidad.

GV: ¿Cuál esperas que sea el resultado de la cumbre y cuál será el papel de Trinidad y Tobago?

JB: We hope that [the marches] will send a strong message to those at the U.N. Summit that we as citizens of the world do care, and that we are no longer willing to sit by and watch leaders fail to make tough but critical decisions. As a major player in the fossil fuel economy, Trinidad and Tobago ought to play a leading role in climate summit talks. We hope that our event will also send the message to our leaders that citizens of Trinidad and Tobago do care about the future of our country and our world.

JB: Esperamos que las marchas envíen un mensaje sólido a los participantes de la cumbre de la ONU y vean que, como ciudadanos del mundo nos preocupamos y que ya no estamos dispuestos  a permanecer sentados y ver cómo los líderes no toman decisiones duras pero críticas. Como un participante importante en la economía de los combustibles fósiles, Trinidad y Tobago debería tener un papel primordial en las conversaciones sobre el cambio climático. También esperamos que la marcha envíe un mensaje a nuestros líderes de que los ciudadanos de Trinidad y Tobago nos preocupamos por el futuro de nuestro país y de nuestro mundo.

GV: ¿Cómo fue la respuesta de los ciudadanos ante la marcha?

JB: We had over 500 online Avaaz petition signers, and 165 participants who showed up to the event. We see this as a great success as it was the first event of its kind here. There was a real sense of achievement, empowerment and unity, and we hope that this serves as a cornerstone for future work and discussion on this issue, and may start the ball rolling on this topic locally sooner rather than later.

JB: En una petición online de Avaaz conseguimos 500 firmas y en la marcha aparecieron 165 participantes. Creemos que esto es un éxito pues era la primera vez que se celebraba un evento como este. Se palpaba un verdadero sentimiento de éxito, poder y unidad y esperamos que esto sirva como un pilar para el trabajo futuro y los debates sobre el tema y lo mejor sería ponerse en marcha lo antes posible.

GV: La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se celebrará en París dentro de 15 meses y se espera que en ella se alcance un acuerdo global. Los Rockefeller ya han informado de que su arma filantrópica será vender sus inversiones en combustibles fósiles y reinvertir en energía limpia. ¿Cuál debería ser el compromiso nacional de Trinidad y Tobago en este acuerdo global?

JB: Some studies suggest that Trinidad and Tobago may have as little as 15 years of oil and natural gas reserves remaining. Climate change aside, while a tremendously important issue, the country should be thinking about the future of its children and grandchildren, who will be adults when our fossil fuel reserves have been depleted. Our nation currently runs on the income from fossil fuels. If (and when) that were to run out, the [economic] situation would change drastically, and could, quite frankly, be nightmarish. We have become a society used to comfort and quick money, and if that were to disappear, it's quite natural that problems such as violence and crime would ensue. This however, is still entirely avoidable. It is in the best interest of the nation to reinvest without delay in renewable energies such as wind and solar [power]. By doing so, we would reap both short and long term benefits by providing good employment for many in green industry – from laborers to designers to business managers – boosting our world reputation as a clean, green and renewable-moving nation. This, in turn, would likely encourage tourism and, most importantly, gradually remove our dependence on fossil fuels, so that by the time our resources are depleted, we are sustainable.

JB: Algunos estudios sugieren que a Trinidad y Tobago le quedan reservas de gas natural y petróleo para unos 15 años. Dejando de lado el cambio climático, a pesar de ser un problema tremendamente importante, el país debería pensar en el futuro de sus hijos y nietos, que serán adultos cuando se hayan agotado nuestras reservas de combustibles fósiles. Si (y cuando) se terminasen, la situación (económica) cambiaría drásticamente y, francamente, podría convertirse en una pesadilla. Somos una sociedad acostumbrada a la comodidad y el dinero rápido y si eso desapareciera, no sería de extrañar que se produjeran problemas de violencia y delincuencia. No obstante, aún puede evitarse. Lo mejor para el país sería reinvertir lo antes posible en energías renovables como la eólica y la solar. Como resultado, obtendríamos beneficios a corto y largo plazo, dando buenos empleos en la industria ecológica (desde obreros hasta directores empresariales) e impulsando nuestra fama mundial como una nación limpia, ecológica y con energías renovables. Por su parte, esto probablemente impulse el turismo y, lo que es más importante, irá reduciendo nuestra dependencia en combustibles fósiles, de manera que una vez se agoten nuestros recursos, seamos sostenibles.

GV: ¿Por qué crees que ha sido necesario tanto tiempo para que los líderes mundiales se tomen en serio el cambio climático y cuál crees que ha sido el estímulo para que los ciudadanos se animaran a alzar sus voces?

JB: The fossil fuel industry [has] had a strong hand for a very long time in lobbying world leaders to support continued fossil fuel extraction, for their continued profit. This, and the fact that climate change is a slow occurring phenomenon – over decades – and is largely invisible (apart from scientific data and more recently, weather events), means that 99% of the population, the common man, have had little grasp on what has really been happening and how they could possibly do something about it. Leaders, who have mostly had only the whispers and manipulating hands of lobbyists to determine their moves, have been too fearful […] to make key climate emission agreements. The powerful movement of scientists and activists […] has resulted in some incredible information sharing through documentary and human mobilization efforts. The climate change issue [has been] simmering in the back of people's minds for too long, while the frustration has built at each failed climate summit. The right moment has come for people to rise up and say ‘No More’.

JB: Durante mucho tiempo, la industria de los combustibles fósiles ha mostrado mano dura presionando a los líderes mundiales para que apoyaran la extracción de combustibles fósiles, para su beneficio ininterrumpido. Esto y el hecho de que el cambio climático es un acontecimiento que avanza lentamente (a lo largo de décadas) y es bastante invisible (salvo por los informes científicos y, recientemente, los acontecimientos climáticos) supone que el 99% de la población, los ciudadanos de a pie, apenas han sido conscientes de lo que realmente estaba pasando y de cómo podían actuar al respecto. Los líderes, que contaban principalmente con los susurros y las artimañas manipuladoras de los lobbys para determinar sus acciones, tenían demasiado miedo […] para llegar a acuerdos importantes sobre las emisiones. El gran movimiento de científicos y activistas ha tenido como resultado que se comparta información a través de esfuerzos de documentación y movilización humana. El asunto del cambio climático lleva mucho tiempo en segundo plano entre los pensamientos de la gente y cada cumbre climática que fracasaba aumentaba la frustración. Ha llegado el momento de que la gente se alce y diga “se acabó”. 

Espere la segunda parte de este artículo, en la que Jonathan Barcan habla sobre por qué la gente debería preocuparse por el cambio climático, cómo podría ser un mundo que funcione con energía limpia y si las marchas por el cambio climático han supuesto un cambio.

1 Comentario

  • Lo que está claro es que A: los combustibles fósiles no son infinitos, y B: al ritmo que vamos nos vamos a cargar el planeta. Hay que ir pensando en nuevas alternativas, por mucha pereza que de y por mucha inversión que sea, mientras aún sean alternativas.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.