¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Están listas las estructuras sanitarias de Madagascar para enfrentar un posible brote de ébola?

Chauve souris à Madagascar - via wikipédia Public Domain

Murciélago de Madagascar. Via Wikipedia Dominio Público

El combate contra la epidemia del ébola se está transforma rápidamente en una emergencia internacional. El número de víctimas aumenta rápidamente en los tres países más severamente afectados de África Occidental: Guinea, Liberia y Sierra Leona. También han muerto pacientes en la República Democrática del Congo y Nigeria. La Organización Mundial de la Salud informa que la epidemia más seria en la historia de esta fiebre hemorrágica ha matado hasta ahora más de 2 800 personas de los 5 833 casos registrados al 20 de setiembre 2014. 

El Consejo de seguridad de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 2177 para hacer frente a la crisis de salud pública. El 18 de setiembre 2014, 131 países patrocinaron la resolución que reconoce “la magnitud sin precedentes de la epidemia del ébola en África” y describe la creación de una misión especial, la Misión de las Naciones Unidas para respuesta de emergencia del ébola (UNMEER). El presidente de EE.UU. Barack Obama anunció que visto el empeoramiento de la crisis con el virus creciendo exponencialmente enviaría 3 000 tropas de su país a África occidental.

Otros países en África están preocupados por la posibilidad de que la epidemia se extienda también a ellos y sus establecimientos de salud no están preparados para hacerle frente. Un estudio señala que 15 países africanos están potencialmente en riesgo debido a que sus condiciones medio ambientales son iguales a la de los países afectados.

Este es el caso de Madagascar, donde un barco de Liberia sospechoso de portar el virus del ébola atracó recientemente en el puerto de Toamasina. Una reunión de emergencia fue realizada en Antananarivo el 5 de agosto 2014 para ver de cerca las precauciones necesarias a tomar.

El Secretario General del Ministerio de Salud, Philémon Tafangy, reconoció el riesgo:

Un pays comme le nôtre n’est pas à l’abri des risques, même si la zone d’expansion du virus est assez éloignée de nous

Un país como el nuestro no está exento de riesgos [del ébola] aún si la zona de expansión del virus está bastante alejada de nosotros.

El Primer Ministro Kolo Roger, sin embargo ha declarado que el sistema de salud está listo para enfrentar tal eventualidad y tiene establecido un plan de contingencia:

Ce plan contient les scénarios et les dispositions nécessaires pour faire face notamment aux épidémies de fièvres hémorragiques virales telles que la maladie à virus Ebola. 

Este plan tiene los escenarios y las disposiciones necesarias para hacer frente a las epidemias de fiebres hemorrágicas como la enfermedad producida por el virus ébola.

Chambre d' hôpital à Mandritsara, Madagascar - CC BY 2.0

Pieza de hospital en Mandritsara, Madagascar – CC BY 2.0

Pero parece que las infraestructuras de salud malgaches no serán capaces de hacer frente si la enfermedad se propaga dramáticamente. El Primer ministro ha decidido ignorar las advertencias de los científicos confiando en los controles del aeropuerto señalando que el medio ambiente de la salud pública en Madagascar está protegido por la falta de vuelos desde las áreas afectadas por el virus.

Los científicos señalan que el virus puede propagarse de una forma diferente. De hecho una publicación reciente explica cómo la enfermedad podría propagarse desde el reino animal a los seres humanos: los murciélagos de la fruta pueden llevar la enfermedad sin mostrar ningún signo de ella y son capaces de migrar y de transferirla a otros animales tales como monos y roedores. En Madagascar los monos se comen algunas veces como carne silvestre. Aun cuando el consumo de carne puede no causar ébola la preparación de carne cruda infectada aumenta el riesgo de infección.

Ilaym, un bloguero para el DailyMg con sede en Antananarivo, explica porque los malgaches son específicamente vulnerables a un brote del ébola. Enumera algunas de las razones: algunos malgaches cazan y comen murciélagos y lemures; práctican la ‘famadihana’, una tradición que consiste en la exhumación de los muertos de sus tumbas.

Léa Ratsiazo en Antananarivo cuestiona, en una columna para el periódico Madagascar Tribune, la habilidad real del país para contrarrestar la posible llegada del ébola a Madagascar a la luz de un reciente evento en un hospital de la capital:

On ne demande qu’à le croire car quasiment au même moment où il fait cette déclaration à la presse, une équipe de chirurgiens étrangers oeuvrant dans l’humanitaire le contredit involontairement. Il s’agit d’une équipe composée de 11 chirurgiens qui réalisent des œuvres humanitaires à travers plusieurs pays du monde dont Madagascar. Ils réalisent gratuitement des interventions chirurgicales en faveur des patients qui en ont besoin dans les pays qu’ils visitent en partenariat avec les hôpitaux locaux. L’hôpital HJRA d’Antananarivo, qui est le plus grand centre hospitalier de Madagascar est choisi pour ce partenariat sauf que les responsables de HJRA ont oublié de communiqué au public l’évènement. Résultat : aucun patient n’est venu. Ils ont quand même pu avoir 2 patients de HJRA au lieu des 25 prévus quotidiennement. Agacés, ces chirurgiens ont précisé qu’ils ne sont pas venus pour passer ici des vacances mais pour aider les autres, le moindre des choses serait de communiquer et de sensibiliser le public, d’ailleurs ils ne comprennent pas du tout que les patients à opérer prennent en charge tous les médicaments et autres outils nécessaires pour l’intervention. Ils notent aussi d’ailleurs que le HJRA manque cruellement de matériels de base pour des interventions chirurgicales.

Eso cuesta creer, pues casi al mismo momento en que hace la declaración a la prensa un equipo de cirujanos extranjeros que realizan trabajos humanitarios lo contradice involuntariamente. Se trata de un equipo de 11 cirujanos que realizan obras humanitarias en varios países del mundo siendo uno de ellos Madagascar. Realizan gratuitamente intervenciones quirúrgicas en pacientes que lo necesitan en los países que visitan en colaboración con los hospitales locales. El hospital HJRA de Antananarivo, que es el centro hospitalario mas grande de Madagascar, fue elegido para tal colaboración, excepto que los responsables del HJRA olvidaron de comunicarlo al público. Resultado: ningún paciente vino. Terminaron con sólo 2 pacientes de HJRA en lugar de los 25 previstos cada día. Molestos, estos cirujanos dijeron que no vinieron aquí por vacaciones si no para ayudar a los otros, y que lo mínimo sería comunicar y sensibilizar al público, además no comprenden en absoluto que los pacientes a operar se hagan cargo de todos los medicamentos y otros elementos necesarios para la intervención. Agregan al mismo tiempo que en el HJRA hay una grave escasez de material básico para las intervenciones quirúrgicas.

El Movimiento de ciudadanos malgaches de París también se pregunta ¿a quien creer con respecto al riesgo de un brote de ébola en Madagascar: al Primer Ministro Kolo quien dice que los riesgos son mínimos o a los científicos de investigación que incluyen a Madagascar entre las naciones en riesgo?

Así, aunque exista un plan de contingencia queda por verse si Madagascar ha sido capaz de poner en marcha los recursos necesarios para implementarlo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.