¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Crece el temor a una represión como la de Tiananmen en Hong Kong mientras continúan las protestas pro democracia

Thousands of protesters light up Admiralty, a business and commercial district in the city center in the evening of September 29.

Miles de manifestantes iluminan las calles de Admiralty, uno de los distritos comerciales del centro de la ciudad, la noche del 29 de setiembre.

El comunicado sobre las protestas producidas en Hong Kong para pedir elecciones democráticas legítimas al gobierno de la ciudad y a Beijing fue redactado por Oiwan Lam y publicado originalmente en chino el 29 de setiembre de 2014 en la plataforma de medios ciudadanos inmediahk.net. La noticia fue traducida por Stan Moon, miembro del colectivo de traductores de Facebook HKDemoNow y republicada en Global Voices gracias a un acuerdo de distribución de contenidos.

Tras el uso abusivo de gas lacrimógeno para contener a los manifestantes de la protesta pacífica por la democracia, ha aumentado el número de personas que se han levantado para unirse a la protesta en los principales distritos comerciales, incluyendo Admiralty, Causeway Bay y Mongkok. El transporte de la ciudad lleva paralizado dos días, pero los afectados han expresado su apoyo a los protestantes alegando que una molestia momentánea es mucho mejor que el gobierno de un “mal jefe ejecutivo” en el futuro.

Chan Kin-man, uno de los organizadores de la sentada, llamada Occupy Central, defiende que la única forma de acabar con la crisis actual es con la dimisión del líder de Hong Kong, el jefe ejecutivo Leung Chun-ying. La reforma política necesita un comienzo de cero, destacó Chan en una rueda de prensa. Los legisladores pan-democráticos también han presionado al Presidente del Consejo Legislativo, Jasper Tsang, para que organice una reunión y haga públicos los actos del jefe ejecutivo.

Tras las consecuencias de la violenta represión llevada a cabo por la policía, Fanny Law, miembro del Consejo Ejecutivo, reconoció en un programa de radio que la acción policial ha despertado la ira de las masas y que le deben una explicación al Consejo acerca de las medidas tomadas.

Temor a un mini Tiananmen

Otro miembro del Consejo Ejecutivo, Regina Ip, expresó su total apoyo a las operaciones policiales en otro programa de radio. Ip está segura de que la decisión del cuerpo policial “fue evaluada” con la intención de “causar un efecto disuasorio”. En una entrevista anterior con el periódico de habla inglesa South China Morning Post, declaró que el gobierno de Hong Kong, una región administrativa especial de China, estaba preocupado de que el boicot estudiantil que ha acompañado a las protestas pudiera instigar un “mini Tiananmen” que resultase en una sangrienta respuesta por parte del ejército como la que ocurrió en Beijing durante las protestas a favor de la democracia que tuvieron lugar en 1989.

En los últimos meses, la idea de que se repitiera la masacre de la Plaza de Tiananmen ha proliferado tanto entre partidarios como entre opositores del gobierno de Beijing, especialmente después de que Chen Zuo-er, consejero de asuntos de Hong Kong y Macau, reclamara usar la “técnica relámpago” para sofocar la protesta Occupy Central. También han circulado informes e imágenes de vehículos blindados del Ejército Popular de Liberación (nombre que recibe el ejército chino) que han aparecido en las calles del centro de la ciudad por la noche en los últimos meses. El 29 de setiembre, The Global Times, el periódico del Partido Comunista de China, publicó un artículo en el que proponía que el gobierno de Hong Kong pidiera ayuda a los cuerpos de seguridad para acabar con la “insurrección”.

La explicación de Regina Ip confirmó que las medidas tomadas por la policía fueron autorizadas por el gobierno de Hong Kong para evitar la intervención militar de Beijing. Aunque algunos políticos partidarios del gobierno culparon a los organizadores de las protestas de Occupy Central por provocar un “mini Tiananmen”, son conscientes de que las intervenciones violentas vienen de fuerzas ajenas a Hong Kong. Sin embargo, nadie se atreve a nombrar a quienes realmente mueven los hilos de las medidas tomadas por las fuerzas de seguridad contra los protestantes.

La política llega a las aulas

Después de que la Federación de Estudiantes de Hong Kong y el Sindicato Profesional de Profesores de Hong Kong (HKPTU por sus siglas en inglés) iniciaran boicots en las aulas y huelgas de profesores, en casi todas las instituciones de educación superior hubo asambleas para boicotear las clases el 29 de setiembre. Más de una docena de escuelas secundarias respondieron con asambleas estudiantiles en los centros, de las que los estudiantes informaron con fotografías a través de las redes sociales. (inmediahk.net ha recopilado una serie de imágenes de los boicots y asambleas de las escuelas en Facebook.)

The Hong Kong Chinese Women's Club College has always been known as conservative with strict school rules. Although the students did not have class boycott today, they wore black T-Shirts while holding rallies to raise the awareness of the students in the playground during class break, recess and lunch break. Photo submitted by student to inmediahk.net's Facebook.

La escuela Hong Kong Chonese Women´s Club College siempre se ha conocido por su ideología conservadora y por sus estrictas reglas. Aunque hoy no ha habido boicots en sus clases, las alumnas llevaron puestas camisetas negras en las reuniones que celebraron en el patio durante el recreo y la hora de comer para concienciar a los estudiantes. Imagen subida por una alumna al Facebook de inmediahk.net.

El Departamento de Educación emitió un comunicado para expresar que lamentaba la huelga convocada por HKPTU. La Federación de Trabajadores del Sector de la Educación de Hong Kong (HKFEW), a favor del gobierno de Beijing, pidió a los profesores que se dedicaran a sus labores y evitaran politizar las aulas.

Algunas escuelas secundarias gestionadas por partidarios del gobierno de Beijing actuaron para evitar que los alumnos se reunieran en asambleas al aire libre. Por ejemplo, la Escuela Secundaria de Wong Cho Bau, una escuela controlada directamente por el HKPTU, prohibió a sus alumnos entrar en la cafetería y en el patio. Las noticias acerca de la represión en las escuelas se extendieron con rapidez por las redes sociales. Algunos exalumnos volvieron a la escuela para mostrar su apoyo a los alumnos desde el otro lado de la valla. La represión en los centros ha llevado con éxito la política a las aulas.

Las protestas de Occupy Central se extienden a otros distritos

Connaught Road, Yee Wo Street y Nathan Road, en Mongkok, llevan ocupados más de 48 horas al 30 de setiembre. Las protestas no dejan de recibir nuevos participantes. Un reportero de Inmediahk.net entrevistó a un guarda de seguridad nocturno que se unió a la ocupación de Mongkok el 29 de setiembre después del trabajo. “Yo también llevo una pistola, ¡pero nunca he apuntado a nadie con ella!”, dijo el guarda con indignación. Algunos estudiantes han decidido volver a las zonas de protesta después de clase, bajo el lema “No pueden matarnos a todos”, que se ha usado a menudo en las últimas protestas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.