¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

A debate la naturaleza del fracaso en el sistema político macedonio

Screen shot of two pages of e-version of Macedonian primary school textbook for Civic Education.

Descripción del ” gobierno” desde el estado- publicado en el libro de texto ” Educación Civil de octavo curso” para la escuela primaria en Macedonia. Pantallazo de dos paginas del libro digital. Cliquee para agrandar.

Un coloreado y brillante hombre fuerte domina encima de un grupo de gente atontada de color gris. La ilustración pretende describir el rol del gobierno y aparece en un libro de texto escolar oficial de primaria en la República democrática de Macedonia.

Pero los analistas políticos, blogueros y usuarios de los medios sociales están empezando a cuestionar la etiqueta “democrática”, debatiendo si el país ha retrocedido estando en democracia durante estos últimos años.

La ilustración es del libro de texto para escuela primaria, “Educación Civil para octavo curso” de Gordana Trajkova Kostovska, Ksenofon Ugrinovski, y Krste Vasileski. Fue publicado en el 2010 por el  Ministerio de Educación y Ciencia de la República de Macedonia y está disponible en Internet en macedonio y albanés.

La prensa macedonia, a excepción de unos cuantos portales nuevos independentistas, tales como Plusinfo, PortAlb, Radio MOF y Taratur, fracasó en dar cobertura al escándalo. A inicios del 2014, los usuarios de los medios sociales alertaron sobre los contenidos de este libro.

Los usuarios de medios sociales y funcionarios extranjeros por igual señalaron que esto no se trata solamente de los libros de escuela. Erwan Fouéré, el primer representante especial de la Unión Europea y jefe de la Delegación estadounidense en Macedonia, escribió que “la democracia ha perdido su significado en Macedonia” en un muy debatido artículo de opinión publicado justo después de las elecciones del 2014 en Macedonia:

El diccionario de Oxford define la democracia como “un estado que está gobernado por toda la gente, directamente o en su representación; una forma de sociedad que ignora la clase noble y tolera la opinión de la minoría”.

 A juzgar por su historial de estos últimos años, el partido de gobierno VMRO-DPMNE es radicalmente diferente; sigue esta línea: un estado donde el gobierno controla todos los niveles de poder, incluyendo el proceso judicial y electoral, no tolera ninguna minoría o voz divergente, y utiliza el miedo y la intimidación para ejercer su autoridad sobre la sociedad.

VMRO-DPMNE, el partido conservador gobernante, ganó tanto los votos parlamentarios como los presidenciales en esas elecciones, asegurándose así un tercer periodo. Ellos llegaron al poder en el 2006 con la promesa de mejorar la economía y acabar con el ya muy avanzado proceso de integración a la UE y la NATO.

Ocho años después, Macedonia sigue siendo un país pobre, con el nivel de ingresos desiguales más elevado en Europa. Unos cuantos inversores extranjeros han aceptado la oferta de la explotación de la mano de obra barata y exenta de impuestos. El impacto de la emigración masiva sigue siendo “desconocido” mientras que el gobierno se niega a realizar un largamente atrasado censo.

Un veto de Grecia llevó al fracaso la unión a la NATO el 2008, mientras que las reformas pro-UE han mostrado “pequeños avances”, mientras el partido gobernante está centrado en el nepotismo, propaganda nacionalista, y populista, con políticas comparables a la del Primer Ministro húngaro Orbán, quién proclamó el final del “estado liberal” en su país en julio de 2014, y el presidente de Turquía Erdoğan, quién a menudo ha sido acusado de ejercer un régimen autoritario durante sus anteriores once años de estancia como primer ministro del país.

La captura de las instituciones de estado, en particular dentro del sistema judicial, y de los recursos del estado dentro del reinado de los medios publicitarios, trabajos para el gobierno, subvenciones para la agricultura, y similares, sirven como herramientas para distribuir ideologías políticas antes de las elecciones y en general.

Empezando con la libertad de expresión, el rango de Macedonia ha caído en picado y en todo lo pertinente a los índices de los derechos humanos.

Antes de las elecciones, el autor del blog Sandokhan explicó porqué el partido gobernante ganaría las elecciones, otra vez:

Desde el 2006, el Partido ha estado utilizando lo que ellos definen como “política inteligente”. Ha creado muchos grupos de ciudadanos que son dependientes del estado. El Partido está ganando los votos de la gente mediante tres maneras:

La manera más popular de ganar votos es a través del nacionalismo. Desde el 2006, los miembros del Partido se han estado declarando “patriotas” y la gente que está “siempre preparada para proteger Macedonia y todo lo que sea macedonio”. Ellos han efectuado incontables reclamaciones diciendo que Macedonia no cambiará su nombre, incluso si sólo es para irritar a todos los griegos, búlgaros y cualquier otro “enemigo” del país. Puede que me encuentren extraño, pero creo que El Partido gana un diminuto porcentaje de votos al expresar puntos de vista nacionalistas.

Otra manera de ganar votos es empleando gente en compañías del estado. Según la Unión Europea, la administración no debería tener más de 90.000 empleados. Y Macedonia tiene aproximadamente 200.000 empleados en este sector. Simplemente, El Partido ha empleado demasiadas personas en la administración, así como compañías del estado, ganando muchos votos gracias a este proceso. Además, El Partido no tiene que amenazar con expulsar a ninguno de estos empleados en el caso que ellos no los voten. Todos y cada uno de ellos sabe que si otro partido gana las elecciones, ellos perderán su trabajo. Por consiguiente, los trabajadores administrativos votarán a El Partido. Es como si ellos se sintieran en deuda con El Partido, y ellos sienten que si éste paga sus deudas, ellos conservarán sus amigos… y su trabajo.

Se puede decir lo mismo de las empresas. Es un secreto a voces que éstas negocian con el tema del desempleo y esto es la principal causa de sus deudas. El Partido está al corriente de este tema, pero no lo considera un problema. Un claro ejemplo de esto es el empleo de más de 1600 personas en “Makedonski Shumi”, y (no) por una elección del azar. Después que esta farsa acabara, El Partido decidió conceder una ayuda a la deuda de 40 millones de Euros de “Makedonski Shumi”.

La tercera manera, y probablemente la más eficiente de las tres, es hacer sentir a la gente como si debieran al Partido todo lo que tienen. El Partido ha conseguido con éxito este efecto al incrementar el bienestar, proporcionando subsidios e aumentando los beneficios y pensiones para los ciudadanos de mayor edad. Como resultado, los granjeros piensan que los subsidios son pagados en verdad con el dinero del Partido y tienen la impresión que el Partido está actuando humanamente. La misma opinión es compartida entre la gente mayor y aquellos candidatos al uso del estado del bienestar. Lo que esta gente falla en darse cuenta es que el dinero viene de los bolsillos de cada ciudadano de la República de Macedonia.

¿Cómo El Partido obtuvo tantísimo dinero, para crear los anteriormente mencionados grupos de ciudadanos?

La respuesta puede ser resumida en una palabra: Préstamos.

Durante su mandato de 8 años, El Partido ha triunfado en hacer deber a Macedonia millones y millones de Euros. Justo esta mañana, leí que Macedonia tenía una flagrante deuda externa de 2.2 billones de dólares en el 2006. El año pasado, la misma deuda era de 5.1 billones de dólares (fuente: emagazin.mk).

Otro aspecto de esta regla es que usan el nacionalismo para distraer al pueblo, haciendo precarios los prospectos de seguridad, lo cual es destacado por varios analistas. Como el activista de derechos humanos, escritor y productor Xhabir Deralla repetidamente señala: “Macedonia está pagando los juegos cínicos de sus gobernantes”.

La tensión étnica es un problema endémico en Macedonia tal y como está ahora. Tanto si se produce en forma de pelea en autobuses, escuelas, áreas de deporte, o en las calles, importa poco. Lo que importa es que hay tensiones fuertes y constantes, y pueden estallar en cualquier ocasión.

Durante años, estas divisiones que siguen una línea étnica, religiosa y política han sido usadas con el fin de crear un intensificado ambiente de animosidad étnica en el periodo previo a las elecciones.

Así fue el caso de las elecciones locales celebradas el año pasado. La misma atmosfera fue creada y mantenida durante las elecciones presidenciales en mayo.

De hecho, los desacuerdos político-étnicos entre los dos partidos vigentes, VMRO-DPMNE y la Unión Democrática para la Integración, DUI, fueron la razón principal para hacer un temprano llamamiento paralelo a las elecciones con encuestas de opinión sobre la presidencia.

VMRO llegaron a las encuestas en una ola de nacionalismo, pidiendo a la gente que les den una mayoría absoluta en el parlamento, así no serían los rehenes de sus compañeros étnicos albanos.

Durante todos estos años, el DUI han seguido con este juego. Esta más reducida versión albana del partido Gruevski, alimenta las mismas tensiones que impulsan un clima nacionalista entre los albanos. Al mismo tiempo, el partido sigue obedientemente todas las decisiones clave de su compañero político.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.