Destierran la burka tras un vidrio en el parlamento australiano

Australian House of Representatives

Cámara de representantes de Australia
Wikimedia – por Harishrawat11 (trabajo propio) [CC-BY-SA-3.0)

Han habido fuertes reacciones ante la decisión del pasado 2 de octubre de los funcionarios que presiden el parlamento australiano en lo relativo a la burka. Como el experto en la lucha contra el terrorismo Nick O’Brien informó en el blog académico The Conversation:

[It] would relegate [burqa]wearers to a glass box usually reserved for parties of schoolchildren. The ban, if it is introduced over the prime minister’s belated objection, would include people with any facial coverings and thus the niqab would also be caught under this ruling.

[Esto] relegaría a quienes usan [burka] a un lugar en una caja de vidrio generalmente reservado para grupos de escolares. La prohibición, si prevalece sobre la tardía objeción del primer ministro, incluiría a las personas que usen elementos que les cubran el rostro y en consecuencia la nicab también estaría alcanzada por esta decisión.

Los dos enlaces brindan detalles de la controversia en curso.

El primer ministro Tony Abbott ha solicitado que la decisión sea reconsiderada, a pesar de sus comentarios previos durante la semana acerca de que él considera la burka como “desafiante”.

Twitter se colmó de comentarios en contra de la medida y algunos a favor.

Una respuesta común fue considerarla como un medio deliberado para distraer de los errores del gobierno:

Dudo si una mujer con burka ha entrado alguna vez en el parlamento.¿Entonces por qué esto que no es un problema se ha vuelto un tema? Porque es una distracción respecto a los errores de los liberales 

Alex Greenwich marcó un fuerte contraste con el abuso sexual por los miembros del clero, un asunto que hoy es objeto de estudio de la Comisión real para brindar respuestas institucionales frente al abuso sexual de menores.

Nunca he oído de una mujer musulmana con burka atacando a alguien en Australia, pero muchos sacerdotes en sus sotanas han abusado de menores. 

La actual controversia debe ser considerada en el contexto de:

  • El aumento del nivel de alerta pública nacional del terrorismo de medio a alto, “que señala el incremento de la probabilidad de un ataque terrorista”.
  • Notorias redadas de seguridad con las subsiguientes acusaciones de terrorismo.
  • El apuñalamiento de dos oficiales de policía por un joven musulmán que fue muerto de un disparo.
  • La participación militar de Australia en la coalición contra el grupo terrorista a. utodenominado ISIS.
  • Las nuevas y más severas leyes anti-terrorismo que han sido condenadas por algunos como un golpe “al corazón de la libertad de prensa”.

 Este tuit reflejó la tensión: 

¡Los musulmanes usando burka o hijab le recuerdan a los australianos la amenaza terrorista que enfrentamos y que nuestros hombres y mujeres están arriesgando sus vidas para mantenernos seguros!

Existió mucho humor y sátira. El sitio satírico The Shovel eligió un tema de distracción: 

Government’s Budget Problems To Be Covered With Giant Burqa

Los problemas de presupuesto del gobierno a ser cubiertos con una burka gigante – The Shovel

The GP co-payment, changes to welfare, and a range of other unpopular budget measures will be concealed beneath a fully-enclosed Islamic garment, specially fabricated by the Government, it was revealed today.

El co-pago del GP, cambios en la asistencia social, y una gama de otras medidas presupuestarias impopulares quedarán ocultas bajo una vestimenta islámica totalmente cerrada, fabricada especialmente por el gobierno, según fue revelado hoy. 

Las caricaturas circularon ampliamente: 

Primer perro en la luna en… la controversia sobre la ‘burka’ – caricatura  

No todos estaban en contra de la decisión de relegar a las usuarias de la burka detrás del vidrio. Helena Sindelar planteó otro lado de la cuestión de derechos:

Notable toda la charla en apoyo a la burka/hijab pero nada en respaldo de las mujeres en los países islámicos que son obligadas a cubrirse. 

Otro usuario de Twitter respondió a un programa de televisión matutino con sus inquietudes: 

El derecho de una persona a usar una burka no prevalece sobre el derecho del país a la seguridad. Si no podemos ver tu rostro, no podemos confiar en ti

Pauline Hanson, ex miembro de la Cámara de representantes, tiene una reputación por causar divisiones. Elgar Welch citó su artículo:

‘Sé que no todos los musulmanes son terroristas pero, según mi entender; todos los ataques terroristas han sido obra de musulmanes

Sin embargo, la opinión mayoritaria en línea ha sido rechazar las restricciones propuestas:

Ese es un titular

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.