¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El ébola despoja a los africanos de sus valores humanos y culturales

El sociólogo y antropólogo social, Ginny Moony, explica cómo la epidemia de ébola deshumaniza a los africanos:

 La forma en que los africanos occidentales tratan a sus enfermos y a sus muertos es, supuestamente, muy diferente a la del resto del mundo. Nada más lejos de la realidad. En todo el mundo, la esencia del cuidado a los enfermos es prácticamente la misma: tocar a los miembros de la familia enfermos o muertos es un fenómeno natural. En todo el mundo, los difuntos son lavados y sus cuerpos son expuestos con cuidado para que los familiares y allegados puedan darles el último adiós. En los Países Bajos, tenemos la posibilidad de velar a nuestros seres queridos en nuestro salón durante varios días. El contacto físico con el cuerpo de la persona difunta se producirá hasta que el ataúd sea sellado y enterrado o bien llevado al crematorio.

En el caso de los países afectados por ébola, las conductas humanas normales son rechazadas por ser “prácticas anticuadas y poco deseables”, según la Organización Mundial de la Salud y expertos que analizan la epidemia de ébola. Nadie pone en cuestión si es razonable negar a la gente que cuide de sus seres queridos ni el derecho a encargarse del proceso de duelo. La solución para impedir que la gente se infecte de ébola es clara: no tocar, bajo ninguna circunstancia. Otras soluciones más empáticas, como proporcionar a las familias la indumentaria de protección para que puedan enterrar a sus seres queridos ellos mismos o con ayuda, no se están considerando. La población es arrinconada; si no cooperan, irán a la cárcel. Estas medidas severas alejan aún más a la gente de las autoridades. El ébola es un castigo. No para la comunidad internacional, no para los políticos, no para las élites, sino solamente para las masas desfavorecidas. La gente se siente sola. Abandonada. Grandes cantidades de dinero llegan, más y más refuerzos, y sin embargo, la epidemia gana más terreno cada día…

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.