- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

La violencia invisible de la guerra cibernética en la Revolución de los Paraguas de Hong Kong

Categorías: Asia Oriental, China, Hong Kong (China), Activismo digital, Libertad de expresión, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, Política, Protesta, Tecnología
Protesters face tear gas in Hong Kong, Sept. 28, 2014. Photo by 海彥, released to public domain by Voice of America. [1]

Los protestantes se enfrentan a gases lacrimógenos en Hong Kong, el 28 de setiembre de 2013. Fotografía realizada por 海彥, publicada por Voice of America.

Este artículo fue escrito por by Oiwan Lam y originalmente publicado [2] en chino el 6 de octubre de 2014 en la plataforma de medios ciudadanos inmediahk.net. Fue traducida por Loki Chu y Ronald Yick y publicada en Global Voices como parte de un acuerdo para compartir contenido. 

El conflicto entre los ciudadanos y las autoridades del gobierno por el sufragio en Hong Kong se ha visto reflejado no solo en huelgas masivas por toda la ciudad, sino también en ataques a medios de comunicación independientes y en la organización de plataformas ciudadanas que se han llevado a cabo en una escala sin precedentes desde el 27 de setiembre.

Hasta ahora, estos ataques no han sido denunciados por los principales medios de comunicación, a pesar del hecho de que los más importantes medios de información ciudadana partidarios de la democracia han sido criticados fuera de línea durante los últimos diez días.

Justo después de que los estudiantes ocuparan la Civic Plaza en la oficina central del Gobierno de Hong Kong el 27 de setiembre, varias páginas web pro-democráticas independientes, incluyendo Passion Times [3], Post852 [4], HKDash [5] e inmediahk.net [6], sufrieron un frenesí de ataques de piratas informáticos que las han dejado bastante inestables. Algunas páginas web han pasado largo periodos de tiempo fuera de línea. Incluso la web oficial [7] del grupo civil que se encuentra tras la organización de las huelgas masivas, el movimiento no-violento de protesta Occupy Central with Love and Peace (OCLP), fue bajado de internet por atacantes malintencionados durante dos días. 

Páginas web y organizaciones partidarias del sistema también se han visto afectadas por la organización de piratas informáticos “Anonymous Asia”. Por ejemplo, la web de la Alianza Democrática para la Mejora de Hong Kong (DAB por sus siglas en inglés), un partido político favorable a Pekín, fue paralizada durante aproximadamente dos días y el portal de noticias del Gobierno de Hong Kong se vio interrumpido durante unas 12 horas. Sin embargo, ya que las páginas web partidarias del sistema tienen una gran influencia sobre los principales medios de comunicación, la interrupción no afecta a su difusión de información.

El impacto de la ciberguerra en los medios de información ciudadana independientes es destructivo. Ya que cuentan con pequeños presupuestos y recursos de personal limitados, los ataques han sido perjudiciales para su capacidad de difundir información sobre los últimos movimientos de protestas masivas, haciendo que sea más difícil construir un consenso colectivo sobre la dirección de la campaña y la estrategia.

Aparte de los servidores web, estos fuertes ataques sobre los medios de comunicación independientes también han ido dirigidos a contenidos específicos en sus sistemas de base de datos, así como al sistema de nombres de dominio (DNS).

Inmediahk.net se enfrenta a ataques múltiples 

Durante la última semana, la plataforma de medios independiente inmediahk.net se ha enfrentado a ataques en una escala sin precedentes. El 27 de setiembre, el tiempo de retraso del servidor se intensificó y el servidor del grupo se iba offline a menudo. Los editores no podían publicar nuevos artículos en la web y tuvieron que recurrir a la publicación de artículos completos en su página de Facebook. A la mañana siguiente se formó en primer lugar un equipo técnico. Trabajaron para migrar el servidor y configurar un servicio facilitado por CloudFlare con el fin de proteger los servidores DNS, los cuales contribuyó (aunque de forma temporal) a mitigar el ataque mediante solicitud HTML.

El 3 de octubre, la cantidad de ataques aumentó considerablemente. La web recibió 60MB de pedidos por segundo. Según el servicio Google Pagespeed, el ancho de banda de subida y bajada alcanzó los 12GB, unas 24 veces superior a la cantidad habitual de 500MB. Fue necesario aumentar la memoria RAM para mejorar la velocidad de la CPU.

DNS report from Cloudflare.

Informe DNS de CloudFlare.

El 4 de octubre, además de los ataques provenientes de direcciones IP extranjeras, tuvo lugar un ataque desde la IP local de Hong Kong 111.68.15.122. Entre el comienzo del ataque y la mañana del 6 de octubre, fueron enviadas un total de 2.300.000 pedidos desde esta IP local. El servidor DNS recibió 10 millones de pedidos por hora, demorando el tiempo de respuesta hasta 461 milésimas de segundo frente a las 20-50 milésimas de segundo de un servidor DNS razonablemente rápido. El equipo técnico tuvo que mejorar la web del servidor DNS, así como recurrir a CloudFare para enfrentarse al problema de demora del DNS. Además, algunos de los ataques fueron dirigidos al sistema de base de datos. Por ejemplo, se interceptaron y bloquearon visitas a artículos referentes al tema “movimiento social”. El ancho de banda de subida y bajada de la web saltó rápidamente a los 40GB, 80 veces superior a la cantidad anterior al ataque. 

The bandwidth of inmediahk.net surged to 40 billion on Oct. 3, according a Google pagespeed report.

El ancho de banda de inmediahk.net se incrementó a 40 billones el 3 de octubre, según el informe de Google pagespeed.

El 5 de octubre, los ataques comenzaron a surgir de diversos países vecinos, incluyendo China, Corea del Sur y Vietnam. Los piratas informáticos volvieron inestable la página al atacar la aplicación web usada por el sistema de administración de contenido de inmediahk. Más recientemente, el 6 de octubre, los hackers emplearon contra el servidor un último método de ataque de denegación de servicio (DDoS), conocido como “http flood”, dificultando a un sistema de defensa corriente distinguir si las visitas proceden de una navegación normal o de ataques malintencionados.

Desde el 27 de setiembre, el equipo técnico ha controlado permanentemente el estado de la página web y se ha esforzado en personalizar sus métodos de defensa para frenar los ataques.

Los principales medios de comunicación guardan silencio sobre la guerra cibernética

En esta guerra cibernética, varios medios de comunicación independientes y la web del movimiento OCLP han sufrido ataques prolongados y han sido retirados de Internet. La intención queda clara: acabar con la retransmisión de información durante el movimiento. No obstante, los principales medios de comunicación han permanecido totalmente en silencio mientras eran testigos de la caída de estas páginas web ciudadanas, sin una sola pregunta o informe sobre el asunto. Esto podría ser una señal de que los ataques cibernéticos están siendo considerados como algo normal y por lo tanto insignificante para la atención de los medios. Esto es un acontecimiento terrible para el ambiente de libertad de expresión en Hong Kong.

Los contraataques de Anonymous Asia no contribuyen a la causa por la democracia

En un intento por vengar la violencia de la policía hacia los manifestantes pacíficos, “Anonymous Asia” empezó a atacar numerosas páginas web [8] pertenecientes al Gobierno de Hong Kong y a los grupos políticos favorables a Pekín. El 3 de octubre el colectivo de piratas informáticos hackeó la página web de DAB y continuó dirigiéndose a otras webs partidarias del sistema y del Gobierno de Hong Kong. El portal de noticias del Gobierno fue brevemente bajado de internet el 4 de octubre.

Aunque algunos estaban a favor de la actuación de Anonymous Asia, el contraataque no contribuye para nada en la lucha por la democracia en Hong Kong. Los grupos favorables a Pekín y el Gobierno de Hong Kong dependen principalmente de los programas  y canales de noticias televisivos para sus comunicados de prensa, y de los periódicos impresos favorables a Pekín para expandir su opinión. La interrupción en línea no tiene un efecto real. Al contrario, la declaración de ciberguerra de Anonymous Asia parece haber incrementado el ataque a las páginas de noticias locales independientes desde el 3 de octubre.

A diferencia del relativo silencio sobre los ataques a páginas pro-democráticas e independientes, los ataques de Anonymous Asia a la página de DAB y al portal de noticias del Gobierno fueron resaltados en varios informes de noticias importantes, y han reflejado negativamente en el movimiento OCLP. Durante las primeras horas del 6 de octubre, la policía detuvo a cinco personas relacionadas con los ataques de Anonymous Asia. Puede que tengan que enfrentarse a cargos por acceder a un ordenador con un propósito criminal o deshonesto.

Mientras que el Gobierno, el bando partidario del sistema e incluso la policía pueden utilizar recursos públicos para frenar las invasiones, los medios de información ciudadana no tienen otra opción que resistir estos ataques de gran escala por su propia cuenta. La razón por la que han sobrevivido a este ambiente de creciente represión, es el conocimiento de que las plataformas independientes en línea son un elemento de gran importancia para una sociedad libre, así como el trabajo incansable y a tiempo completo de sus equipos técnicos. Sin el apoyo de los ciudadanos preocupados por la libertad de expresión y la democracia, los medios de información ciudadana no serían capaces de mantenerse a largo plazo ante este nivel de ataques técnicos.