¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Diario desde una cárcel etíope: testimonio de Befeqadu Hailu

Befeqadu Hailu, bloguero y defensor de los derechos humanos, escribió este testimonio a finales de agosto de 2014. Befeqadu es miembro fundador del colectivo de blogueros Zone9 y miembro de la comunidad de Global Voices, y fue arrestado y encarcelado el 25 de abril de 2014 junto con otros cinco miembros de Zone9 y tres colegas periodistas. El 17 de julio de 2014, los nueve detenidos fueron imputados con arreglo al código penal del país y la Proclamación contra el Terrorismo de 2009. Befeqadu menciona en su texto los nombres de varios de sus compañeros detenidos, incluidos Abel, Mahlet y Natnael. Todos son miembros del colectivo Zone9.

Esta es la primera de dos entregas de la versión abreviada del testimonio de Befeqadu. Fue traducida del amárico al inglés por Endalk Chala y editada para mayor claridad y contexto por Ellery Roberts Biddle. El testimonio íntegro está disponible en formato PDF aquí.

“Entonces, ¿cuál piensas que es tu crimen?”

Mi interrogador planteó esta pregunta después de obligarme a relatar mi trabajo como activista y bloguero progresista. Poco después del interrogatorio, cuando mis captores me llevaron con mis amigos blogueros, nos dimos cuenta de que a todos nos habían hecho esta misma pregunta:

Befeqadu Hailu. Photo used with permission.

Befeqadu Hailu. Fotografía utilizada con permiso.

“Entonces, ¿cuál piensas que es tu crimen?”

La pregunta es intrigante. Arroja luz sobre nuestra inocencia, sobre nuestra negativa a reconocer cualquier crimen que nuestros captores sospechan hemos cometido. Sí, nos investigaron rigurosamente, pero cada sesión terminaba con la misma pregunta. La investigación no pretendía probar o refutar nuestros delitos. Pretendía simplemente hacer que nos declarásemos culpables.

Después de dos años de escribir y trabajar para que los ciudadanos participen en el debate político, nos han detenido e investigado. Nos acusan de cometer actos delictivos, de supuestamente ser miembros y “aceptar misiones” de [los partidos políticos de la oposición] Ginbot7/May 15 y OLF[1]

El siguiente paso es el “debido proceso” y nuestro procesamiento, pero creo que todavía quedan preguntas por responder. ¿Cómo llegamos aquí? ¿Cómo fue nuestro interrogatorio? ¿Somos realmente miembros de Ginbot7/May15? Si no lo somos, ¿por qué nos detuvieron? ¿Nos liberarán pronto?

De cualquier modo, existen límites en este país. Aquellos que escriben sobre la realidad política de Etiopía se enfrentan a la amenaza de ser encarcelados mientras vivan aquí.

Creemos que todos los que sufren esta realidad, temiendo las consecuencias de expresar sus puntos de vista, viven en el círculo exterior de la prisión ─ la propia nación. Por eso llamamos a nuestro blog Zone9. [2]

Zone9 acababa de cumplir dos semanas cuando en 2012 el gobierno bloqueó el acceso a nuestro blog colectivo en Etiopía. A pesar del bloqueo, seguimos escribiendo, pero sabíamos que nuestro destino podría seguir el de nuestros blogs bloqueados. Sabíamos que podíamos acabar siendo arrestados.

En los días y semanas previas a nuestro encarcelamiento en abril de 2014, agentes de seguridad gubernamentales nos amenazaron con un arresto inminente, pero aún así nos sentimos estremecidos por lo que nos sucedió. Los seis miembros locales del colectivo de blogs y nuestros tres aliados periodistas fuimos detenidos y encarcelados. Con la excepción de uno de los periodistas (Asmamaw Hailegiorgis, del diario Addis Guday) fuimos arrestados el viernes 25 de abril a las 11:00 p.m. y nos llevaron de nuestras respectivas ubicaciones. Asmamaw fue arrestado a la mañana siguiente. Para cuando nos detuvieron y trasladaron al centro de detención, había vencido el plazo de la orden de registro que autorizaba nuestro arresto según la legislación etíope. Aquí comenzó la intrusión ilegal en nuestros derechos. De inmediato nos convertimos en víctimas de múltiples violaciones de la ley etíope por las autoridades.

La idea de poner un pie en el recinto del tristemente célebre centro de detención Maekelawi provoca escalofríos a cualquiera que conozca su historia. Pero mi puro optimismo y confianza en que el trato brutal e inhumano de las personas solo era un recuerdo distante me salvaron de temblar mientras me escoltaban al recinto. Supongo que lo mismo les ocurrió a mis amigos. Es más, no teníamos nada que temer, porque no somos ni agentes encubiertos ni miembros de las fuerzas armadas. Solo somos escritores.

Pero tan pronto como llegué a Maekelawi, otros detenidos me informaron que me habían asignado a una de las famosas secciones del centro de detención, conocida como “Siberia”. En menos de una semana, sentí como si estuviera viviendo en medio de un relato en el informe de Human Rights Watch de 2013 titulado “Quieren una confesión”. [3]

Esta es la primera de dos entregas de la versión abreviada del testimonio de BefeqaduFue traducida del amárico al inglés por Endalk Chala y editada para mayor claridad y contexto por Ellery Roberts Biddle. El testimonio íntegro está disponible en formato PDF aquí.

Lea la segunda parte: Diario desde una cárcel etíope: la ceremonia de Maekelawi

Para más información sobre el caso contra los blogueros de Zone9, lea el blog de seguimiento del juicio.

Six of the detained bloggers in Addis Ababa. Photo used with permission.

Seis de los blogueros detenidos en Adís Abeba. Fotografía utilizada con permiso.

 [1] Ginbot7 y el Frente de Liberación Oromo (OLF, por sus siglas en inglés) son partidos políticos de la oposición con sede en Estados Unidos. Ambos han sido acusados ​​de terrorismo por el gobierno etíope.
[2] “La cárcel Kality de Adís Abeba está dividida en ocho zonas distintas, la última de las cuales —Zona Ocho— está reservada para periodistas, activistas de derechos humanos y disidentes. Cuando nos reunimos, decidimos crear un blog dedicado a la notoria cárcel dónde viven todos los etíopes: la Zona Nueve”. Extracto de “Seis miembros de un colectivo de blogueros detenidos en Etiopía”, por Endalk Chala.
[3] “Quieren una confesión” documenta graves violaciones contra los derechos humanos, tácticas ilícitas de interrogación y precarias condiciones de detención en el centro de detención Maekelawi de Adís Abeba, a partir de entrevistas con antiguos detenidos en Maekelawi y sus familiares. Entre los detenidos en Maekelawi se encuentran decenas de políticos de la oposición, periodistas, organizadores de protestas y presuntos partidarios de insurgencias étnicas. El informe completo está disponible aquí.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.