¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cómo las “aldeas climáticamente inteligentes” de Bangladesh, India y Nepal preparan a los agricultores para el futuro

56 years old Kamla Devi listens to messages of weather and best climate friendly crop practices on her mobile phone while working in the cowshed at her home in Anjanthalli. Image by Prashanth Vishwanathan. Used with permission.

Kamla Devi, de 56 años, escucha a través de su teléfono móvil mensajes sobre el tiempo y buenas prácticas para el cultivo ecológico mientras trabaja en su establo, en la aldea de Anjanthalli. Imagen tomada por Prashanth Vishwanathan. Usada con permiso.

Una de las iniciativas que surgió en la cumbre sobre cambio climático de las Naciones Unidas del pasado 23 de setiembre fue la Alianza Global para la Agricultura Climáticamente Inteligente: un grupo de 16 países y 37 organizaciones cuyo objetivo es que para el año 2030, 500 millones de agricultores de todo el mundo practiquen la agricultura climáticamente inteligente.

¿Qué es agricultura climáticamente inteligente? La idea es ayudar a los agricultores a adaptarse a los cambios climáticos a la vez que se les aleja de técnicas y tecnologías que producen efecto invernadero. En algunos países de África y de Asia, el Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional (CGIAR), un consorcio global dedicado a la investigación agrícola, ya ha puesto en marcha la idea gracias a las “aldeas climáticamente inteligentes” (el CGIAR es un miembro fundador de la alianza de las Naciones Unidas).

Los agricultores del norte de la India han crecido acostumbrados a una amplia diversidad meteorológica y trabajan sus tierras durante las estaciones del monzón, que normalmente traen lluvias torrenciales. Pero el cambio climático está empezando a alterar la meteorología y el CGIAR alerta sobre las predicciones de los científicos que apuntan a que las condiciones para el cultivo en el país se volverán probablemente aún más desafiantes, ya que podrían alternarse de manera repentina periodos de fuertes tormentas con otros de sequía.

En respuesta a los retos agrícolas surgidos a raíz del cambio climático, el programa de investigación sobre Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria del CGIAR, ha presentado, junto con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo y otras organizaciones participantes, un portafolio de tecnologías y prácticas agrícolas climáticamente inteligentes puestas en práctica en sus aldeas.

Paramjeet Singh uses the “Green Seeker” to check the nutrient levels of his paddy fields in Uncha Samana. The device helps him decide the most appropriate dosage of nitrogen fertilizers (Urea) for his crops.

Paramjeet Singh usa el “Green Seeker” para comprobar los niveles de abono de sus arrozales en Uncha Samana. El dispositivo le ayuda a elegir la dosis más adecuada de abono nitrogenado (urea) para sus cultivos. Imagen tomada por Prashanth Vishwanathan. Usada con permiso.

Investigadores, cooperativas de agricultores, organismos gubernamentales y entidades del sector privado están trabajando juntos en estas aldeas para identificar qué tecnologías y prácticas agrícolas pueden mejorar la productividad y los ingresos así como la resistencia a los riesgos climáticos. La agricultura “climáticamente inteligente” está muy localizada; lo que funciona en un sitio, puede no funcionar en otro.

En India, el proyecto se está llevando a cabo actualmente en Haryana, Bihar y Punjab. El mismo modelo se está usando también en Khulna (Bangladesh) y Rupandehi (Nepal). Este vídeo explica la idea que hay detrás del proyecto de estas aldeas:

Según el CGIAR, en las aldeas climáticamente inteligentes de la India, los agricultores han empezado a cambiar el uso de los teléfonos móviles, Internet y los dispositivos básicos de medición, para adaptarse a los cambios surgidos a raíz del cambio climático. Resulta interesante el hecho de que los agricultores no hablan mucho sobre el cambio climático, pero sin embargo, sí que recurren a prácticas alternativas e innovadoras. El CGIAR también habla sobre el dinero que están ahorrando al hacer cosas como, por ejemplo, usar nuevos métodos de plantación para el arroz que reducen la cantidad de agua necesaria y el tiempo de trabajo, lo cual se traduce en un ahorro significativo de costes.

Harpreet Singh checks the water level through a Tensiometer in his paddy fields in Birnaryna as a part of the Climate Smart Village (CSV) programme.  Image by Prasanth Viswanathan. Used with permission

Harpreet Singh comprueba, a través de un tensiómetro, el nivel del agua en sus arrozales de Birnaryna, como parte del programa de Aldea Climáticamente Inteligente (ACI). Imagen tomada por Prasanth Viswanathan. Usada con permiso.

Bajo el marco de este proyecto, los agricultores reciben mensajes de texto y de voz, en hindi o en la lengua local, dos veces por semana. Estos mensajes incluyen pronósticos del tiempo y sugerencias para los agricultores, información sobre plagas y soluciones para combatirlas, etc. Según el CGIAR, el año pasado se enviaron mensajes a 1400 agricultores de 50 aldeas de Karnal y Bihar y de 10 aldeas en Punjab.

Anjantheli, la primera aldea climáticamente inteligente en Haryana, donde cada persona tiene las previsiones meteorológicas en la punta de sus dedos

Se está animando a los agricultores a que mejoren la gestión de sus abonos y fertilizantes, por ejemplo, a través del uso de una tabla colorimétrica:

27 year old Vinod Kumar (L) uses the Nutrient Expert computer programme to ascertain his farms nutrient needs being part of the Climate Smart Village programme in Anjanthalli. Image by Prashanth Vishwanathan. Used with permission.

Vinod Kumar (a la izquierda), de 27 años, usa el programa informático Nutrient Expert para determinar el abono necesario para sus cultivos, como parte del programa “Aldea Climáticamente Inteligente” en Anjanthalli. Imagen tomada por Prashanth Vishwanathan. Usada con permiso.

El Programa del CGIAR para el Sur de Asia, dentro del marco de su modelo de aldea climáticamente inteligente, también ha puesto en marcha un programa de seguro climático para proteger a los agricultores de las pérdidas de cosechas a causa de desastres naturales.

El éxito de los modelos en la India ha propiciado la réplica de la iniciativa de aldea climáticamente inteligente en varios países africanos y surasiáticos. El blog del CGIAR relata numerosas iniciativas y desafios a los que se enfrentan las aldeas climáticamente inteligentes.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.