- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Construir un carril de alta velocidad de Internet en Rusia podría ser una buena forma de reprimir los medios independientes

Categorías: Europa Central y del Este, Rusia, Ucrania, Medios ciudadanos
The Net neutrality paradise of information equality may be coming to an end in Russia. Images mixed by Kevin Rothrock.

El paraíso de la neutralidad de la red basada en la igualdad de información puede estar llegando a su fin en Rusia. Imágenes mezcladas por Kevin Rothrock.

El Servicio Federal Antimonopolio (FAS, por sus siglas en inglés) podría [1] permitir a los proveedores de servicios de Internet cobrar tasas a los sitios web que estén dispuestos a pagar una tarifa por la distribución priorizada de contenidos.

El FAS afirma [2] que la popularidad de sitios web y servicios de contenidos que requieren un alto ancho de banda, como YouTube y Skype, ha dado lugar a un aumento espectacular de la cantidad de datos que viajan a través de Internet. El aumento de la carga en la red de telecomunicaciones de Rusia requiere nuevas inversiones en la infraestructura nacional, pero los ISP se quejan de que no tienen dinero.

Como es el caso en todo el mundo, los proveedores de servicios de Internet rusos se oponen abiertamente a la neutralidad de la red, que en Rusia existe en gran medida de facto, sin estar legalmente consagrada. Rostelecom, una empresa local líder de telecomunicaciones con participación mayoritaria del gobierno ruso, ha culpado a Skype de engullir gran parte de su ancho de banda y a su vez permitir a los usuarios hacer llamadas “gratis”, en lugar de utilizar los servicios telefónicos de Rostelecom. Según la empresa [3], la utilización por los clientes de Skype le costó 6,7 mil millones de rublos (166 millones de dólares) solo en 2009.

Aunque la neutralidad de la red no está explícitamente protegida en la legislación rusa, los ISP rusos tratan efectivamente todo el tráfico de Internet por igual en cuanto a su “tamaño” o la cantidad de ancho de banda necesaria para su transporte. Cabe señalar que los ISP rusos bloquean cierto tráfico por razones políticas — una práctica contraria al principio de neutralidad de la red [4], que es tratar a todo el tráfico por igual, sin excepción.

Los detalles sobre el plan para acabar con la neutralidad de la red rusa siguen siendo escasos. Hasta ahora, el FAS se ha limitado a presentar su propuesta al gobierno, que deliberará durante nadie sabe cuánto tiempo. De hecho, el propio anuncio de FAS fue bastante inesperado. Hace apenas unos meses, el jefe de la agencia, Igor Artemyev, expresó su apoyo [5] a los principios de neutralidad de la red, diciendo que los ISP deberían tratar a todos los contenidos por igual.

И мы можем ещё раз подчеркнуть, что ликвидация мобильного рабства, технологическая нейтральность, сетевая нейтральность, конкуренция между стационарной электросвязью, развитие её с мобильной и так далее являются фундаментальными вопросами, о которых мы мечтали 10 лет.

Podemos subrayar una vez más que el fin de la “esclavitud móvil” [la introducción de la portabilidad para números de teléfono móvil] y la llegada de la neutralidad tecnológica, la neutralidad de la red, la competencia entre líneas fijas y redes móviles, etcétera, representan cosas fundamentales con las que soñamos durante la última década.

Sin embargo, ahora los funcionarios del FAS citan los argumentos de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos en contra de la neutralidad de la red. La nueva propuesta del FAS exigiría que los ISP mantuvieran un servicio “básico”, pero las empresas estarían autorizadas a cobrar más dinero por ofrecer una mayor velocidad para los contenidos con recargo.

La neutralidad de la red sigue siendo un asunto sin resolver también en EE.UU., donde la posición de la FCC parece indecisa, a pesar de que el 9 de octubre el presidente Obama declaró [6] que se opone a “la creación de dos o tres o cuatro niveles de Internet”. En materia de normativa de Internet, las autoridades rusas a menudo modelan sus políticas en los enfoques ya probados en Estados Unidos. Al “imitar” a EE.UU., Moscú puede defenderse diciendo que “actúa como las democracias occidentales”.

Dependiendo de lo que haga la FCC respecto a la neutralidad de la red, el FAS de Rusia podría tener que reexaminar su justificación para la reforma de sus políticas.

En Rusia, donde el espacio en línea para los medios independientes se reduce rápidamente, la perspectiva de filtrar los contenidos de Internet plantea peligros adicionales. De hecho, si se permite que los ISP rusos tengan favoritismos a la hora de ofrecer sitios web y servicios, los usuarios ordinarios de Internet podrían despertar un día y encontrarse que los medios de comunicación en línea cercanos al Kremlin cargan mucho más rápido que la combativa prensa libre.