¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Conmoción por asesinato de transexual presuntamente cometido por marine estadounidense en Filipinas

CCTV footage of Jennifer Laude with alleged murder suspect PFC Pemberton entering an Olongapo City lodge. Photo Credits: kapederasyon.wordpress.com

Toma de CCTV de Jennifer Laude con el soldado de primera Pemberton, sospechoso del crimen, entrando en un albergue de la ciudad de Olongapo. Fotografía: kapederasyon.wordpress.com

La muerte de una transexual filipina en un motel de la ciudad de Olongapo, presuntamente en manos de un marine estadounidense ha generado gran conmoción y cuestionamientos acerca de los beneficios para el país de los acuerdos de cooperación militar existentes entre EE.UU. y Filipinas, como el Acuerdo de Fuerzas visitantes (VFA) y el Acuerdo de cooperación en materia de Defensa reforzada (EDCA).  

Según estos reportes, Jennifer Laude murió ahogada y existen signos de que su cara fue introducida en el inodoro, lo que le provocó lesiones y laceraciones en la cabeza y cuello. Su cuerpo sin vida fue encontrado a las 11:30 p.m. de la noche del 11 de octubre de 2014, menos de una hora después de haber salido de una disco y hecho el check-in en un motel al otro lado de la calle con un oficial en servicio de la marina de los EE.UU.

Kapederasyon, una organización de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, y transexuales de Filipinas, condenó el asesinato de Laude y sus miembros se mostraron alarmados porque el crimen supuestamente se debió a la condición sexual de la víctima:

Hate crimes have been a persistent nightmare of the LGBT sector. Every day, hundreds of our kapederasyon are subjected to hate speech, discrimination, and violence. We are victimized physically, emotionally, and psychologically amidst the backdrop of the prevailing patriarchal and “macho” culture.

Los crímenes de odio han sido una pesadilla constante para la comunidad LGBT. Cada día, cientos de nuestros compañeros sufren discriminación y son blanco de manifestaciones de odio y violencia. Son víctimizados física, emocional y psicológicamente en el marco de la cultura patriarcal y “machista” dominante.

El soldado de primera Joseph Scott Pemberton, el marine estadounidense sospechoso de ser el responsable del asesinato de Laude, es uno de los más de 3,000 miembros de las tropas estadounidenses que se encuentran en Filipinas como parte de un ejercicio de desembarco anfibio (PHIBLEX). Los soldados norteamericanos estaban a bordo de los buques USS Peleliu y USS Germantown, que llegaron al país el mes pasado.

La hermana de Marilou Laude está exigiendo que se impida la partida de los buques norteamericanos que están en el puerto de la bahía de Subic desde los ejercicios navales, para permitir la investigación del asesinato sin impedimentos.

Se presume que Pemberton se encuentra detenido a bordo del USS Peleliu. Según la policía local, el VFA ha limitado su potestad para investigar a los miembros activos del ejército norteamericano involucrados en delitos.

Conforme a las disposiciones del VFA, la potestad para mantener en custodia a miembros del ejército norteamericano acusados de violar leyes filipinas “corresponderá de manera inmediata a las autoridades norteamericanas.” Sin embargo, el gobierno filipino podrá solicitar el traspaso de la custodia del oficial norteamericano a su favor.

La experimentada periodista Ellen Torsedillas opina que la potestad del gobierno norteamericano de mantener bajo custodia al oficial Pemberton constituye un atentado contra la soberanía filipina:

The DFA [Department of Foreign Affairs] and the AFP [Armed Forces of the Philippines] chief’s subservient stance on U.S. custody over Pemberton denigrates Philippine sovereignty – the supreme right of the state to command obedience within its territory.

With a diminished sovereignty, what does that make of the Philippines?

El DFA [Departamento de Asuntos Exteriores] y la posición subordinada de las AFP [Fuerzas Armadas de Filipinas] en la custodia de Pemberton es un atentado contra la soberanía filipina – el derecho supremo del estado a exigir obediencia dentro de su territorio.

¿Con una soberanía disminuida, en qué se convierte Filipinas?

Activists burn a US flag during a protest action in front of the US Embassy. Photo Credits: Richard James Mendoza.

Activistas queman una bandera norteamericana durante una protesta frente a la embajada de EE.UU. Fotografía: Richard James Mendoza.

En su estado de Facebook, el profesor Judy Taguiwalo, ex regente de la Universidad de Filipinas y activista por los derechos de las mujeres, comparó la situación actual del país con los días en los que las bases militares estadounidenses en Subic y Clark aún estaban intactas antes del retiro de las fuerzas en 1991:

Nothing has changed since American soldiers killed Filipinos and considered them wild pigs so powerfully depicted in Nora Aunor's film “Minsa'y Isang Gamu-Gamo” [Once a Moth]. The sorry excuse that is the so-called Philippine government instead of asserting our right to have custody of the Marine who violated our kabaro and our laws justifies the continued custody of the suspect by the Americans !

Nada ha cambiado desde la época en que los soldados norteamericanos mataban filipinos y los consideraban cerdos salvajes, tal como es descrito de manera tan poderosa en la película de Nora Aunor “Minsa'y Isang Gamu-Gamo” [Una vez una polilla]. ¡La disculpa lastimosa que es el así llamado gobierno filipino el que en lugar de reivindicar nuestro derecho a tener la custodia del marine que violó a un miembro de nuestra comunidad y nuestra legislación, justifica la custodia continua del sospechoso por los norteamericanos!

El blog Jumping Jolens también comparó el asesinato de Laude con el caso de la violación de una mujer filipina que involucró al militar norteamericano Daniel Smith diez años atrás:

It was Gloria Arroyo [former president of the Philippines 2001-2010] leading the Malacañang [presidential palace] at that time, and [she] turned over Smith’s custody to the Americans. Now we have BS Aquino who’s much less ballsy than Arroyo. I don’t think he’d even try to assert our right to the custody of whoever killed Jennifer, much less fight tooth and nail to convict him. No Filipino leader in my lifetime has ever been bold enough to kick Uncle Sam’s ass — all they do is kiss it.

Fue Gloria Arroyo [ex presidente de Filipinas entre 2001 y 2010] a cargo del Malacañang [el palacio presidencial] en esa época, que traspasó la custodia de Smith a los norteamericanos. Ahora tenemos a BS Aquino que es mucho menos atrevido que Arroyo. No creo que él haya intentado reclamar competencia sobre la custodia del culpable del asesinato de Jennifer, ni mucho menos luchado con uñas y dientes para condenarlo. Ningún líder filipino en toda mi vida ha sido lo suficientemente decidido para mandar al diablo al tío Sam — todo lo que hacen es besarlo.

Activistas filipinos condenaron al gobierno filipino por declinar competencia en el caso del asesinato de Laude. En una encendida protesta ante la embajada de EE.UU., los manifestantes reclamaron que el gobierno descarte los acuerdos VFA, EDCA, y otros acuerdos militares que según ellos sólo ocasionarán el incremento de los delitos cometidos por tropas estadounidenses en el país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.