¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Profundas diferencias ideológicas en Brasil antes de la segunda vuelta presidencial

On one side, fear of communism. On the other, fear of fascism. Will the two groups ever make peace? Image by flickr users Ninja Mídia and Aécio Neves. CC BY 2.0

De un lado, miedo al comunismo. Del otro, miedo al fascismo. ¿Llegarán los dos grupos alguna vez a la paz? Imagen en Flickr de los usuarios Ninja Mídia y Aécio Neves. CC BY 2.0

Apenas a días de distancia de la segunda vuelta electoral presidencial, las emociones estaban al tope entre los electores brasileños. Innumerables manifestaciones de apoyo a ambos candidatos –Aécio Neves, de la centro-derecha del Partido Social-Demócrata Brasileño (PSDB), y la presidenta Dilma Roussef, de la centro-izquierda del Partido de los Trabajadores– han tomado las principales ciudades de Brasil en las últimas semanas.

Pero algunos creen que el tono del discurso político ha tomando un giro de odio en las calles y especialmente en los medios sociales, con campañas que amedrentan en lugar de debatir ideas.

De un lado, los partidarios de Neves en las manifestaciones portan carteles contra la corrupción y expresan su temor de que Brasil se dirige a una dictadura bolivariana, “como Venezuela”, dicen. Del otro, los partidarios de Rousseff hablan de perder políticas sociales de Brasil que tanto han logrado conseguirse y de volver a los tiempos duros de los años 90, cuando el PSDB estaba al mando. Cuanto más un lado saluda la bandera nacional, tanto más el otro alza la bandera roja. Con Brasil acercándose a sus sétimas elecciones directas desde que se convirtió en una democracia, ¿se reconciliarán alguna vez estos dos grupos ideológicos?

El jueves 23 de octubre, en el centro de São Paulo, algunos partidarios de Neves y Rousseff se enfrentaron después de que ambos grupos se encontraran por casualidad. Y el martes, en la Universidad PUC de São Paulo, los oponentes arrojaron tazas, cigarrillos y vasos de plástico y otros objetos a manifestantes que apoyan la reelección de Roussef. En un video de YouTube, se muestra a un estudiante diciendo “la universidad no es lugar para campañas políticas”– a pesar de portar una etiqueta de apoyo a la candidatura de Aécio Neves.

Aécio Neves, por primera vez candidato presidencial y exgoberandor del segundo estado más poblado de Brasil, Minas Gerais, ha calado en un sector de la sociedad brasileña insatisfecho con el gobierno del Partido de los Trabajadores, en el poder desde 2003. Históricamente, el partido Social-Democrático ha representado a los sectores conservadores de las clases media y alta brasileñas, en oposición al Partido de los Trabajadores, que tiene su origen en la clase trabajadora.

Pobreza, raza y privilegio

El tipo de votante que cada partido atrae no solamente ha sido causa de mucho debate, sino también de munición para las campañas para influir en la elección de las personas.

Luego de la primera vuelta, cuando la actual presidenta Dilma Rousseff terminó con 42 por ciento de los votos, el expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), que gobernó con el Partido Social-Democrático y ahora es abierto partidario de Neves, ofreció una entrevista al sitio web de noticias UOL diciendo que Rousseff lo había hecho bien en ciudades lejanas y regiones pobres porque sus poblaciones estaban “menos informadas”. Algunos creen que esto animó las voces xenofóbicas contra los brasileños del norte que siguieron a la primera vuelta.

Otro expresidente, Luiz Inácio Lula da Silva, que apoya a Rousseff, repitió una controvertida declaración de un líder comunitario local sobre una posible victoria de Neves en Twitter:

“Un gobierno del PSDB significa el genocidio de la juventud negra”, Elaine, representante del movimiento cultural de la periferia.

Un joven negro respondió:

Soy negro y voto por Aécio, dejen de tratar de dividir a los brasileños por su color o ingresos, todos somos # 45 [número para votar por el PSDB].

La idea de que los pobres votan por Rousseff y los poderosos y ricos votan por Neves ha sido muy explotada en la campaña del Partido de los Trabajadores. A comienzos de la semana, dieron a conocer una vieja entrevista que Neves dio a un periódico local de Nueva Jersey en 1977, cuando era un estudiante de intercambio de 17 años en Estados Unidos. Con el título “La vida de un adolescente en Río no es tan diferente”, habló de su vida en su país natal diciendo cosas como “en Brasil, todos tienen dos empleadas domésticas, una para limpiar y otra para cocinar”, o “nunca he tendido mi propia cama”, declaraciones que el Partido de los Trabajadores ha usado para retratarlo como un elitista “hijito de papá”, lejos de la realidad de la mayoría de brasileños. 

Candidate Aécio Neves was featured at a US newspaper when he was 17 years old; what he said back then has been used by PT to portray him as a "daddy's boy". Image: Brasil247

El candidato Aécio Neves apareció en un periódico estadounidense cuando tenía 17 años, el Partido de los Trabajadores ha usado su ciertamente clasista testimonio para retratarlo como un “hijito de papá”. Imagen: Brasil247.

¿Es lejana esa descripción? Aunque es un vehemente partidario de la meritocracia, su primer empleo a los 19 años fue como publicista de su propio padre, que era diputado federal en los años 70, y debe mucho de su carrera política a su familia. Sus simpatizantes ciertamente no ayudan a una imagen positiva: el jueves 23, activistas a favor de Neves se unieron a una manifestación en São Paulo que The Economist llamó la “revolución del casimir”. La marcha se llevó a cabo en la Avenida Faria Lima, un importante centro financiero de la ciudad, y la mayoría de sus asistentes usaban trajes y pashminas, y portaban costosos iPhones. Según la revista, “lo único que faltaba eran los vasos de champán”.

‘¿Qué tan desagradable es toda esta generalización que está haciendo la gente?’

En un muy difundido video de TV Folha, que incluye a activistas de ambos lados, sus simpatizantes mostraron abiertamente su desagrado hacia el Partido de los Trabajadores. Una mujer dice: “si dependiera de mí, habría una intervención militar”, mientras otros idolatran a la policía. Otra muchacha dice que cree que el Partido de los Trabajadores es uno que crea este ambiente lleno de odio y que “están tratando de segregarnos, enfrentarnos entre nosotros”.

Sin embargo, los partidarios de Rousseff creen que el odio en realidad está dirigido a ellos, y que los culpables son los medios de comunicación. Para PC Siqueira y Diego Quinteiro, presentadores de televisión y vlogueros, los medios tienen un papel crucial en hacer que el pueblo malintereprete las posiciones de izquierda. Han creado un video llamado #DesçaDoMuro, o “Sal del medio”, haciendo un llamado al pueblo para que profesen abiertamente sus opiniones políticas aunque parezcan radicales. “Y por favor, no empiecen a decirnos que nos vayamos a Cuba o Corea del Norte. Escuchen lo que tenemos que decir”, insisten.

Otros piden un tono más moderado, en la creencia de que “escoger un partido” es perjudicial. El periodista Gustavo Foster publicó en su cuenta de Facebook:

Como é desagradável essa generalização que muita gente faz. De um lado, “quem estuda não vota na Dilma”; do outro, vídeo engraçadinho tirando eleitor do Aécio para clone da Rachel Sheherazade com deficiência mental. A gente sabe que não é assim. Isso é uma das coisas mais despolitizantes que se pode fazer. Um desserviço à ainda recente e capenga democracia brasileira.

Qué desagradable es toda esta generalización que mucha gente hace. De un lado, “quien estudia no vota por Dilma”; del otro, videos graciosos que caracterizan al elector de Aécio como clones de [la conservadora presentadora de televisión] Rachel Sheherazade. Sabemos que no es así. Esa es una de las cosas más despolitizantes que se pueden hacer. Un verdadero daño a nuestra aún reciente y dañada democracia.

Wagner Martins, humorista fundador del sitio web Cocadaboa, también propuso un debate con un tono más amistoso:

Desafio eleitores do Aécio fazerem um elogio ao governo Dilma.  Desafio eleitores da Dilma a falarem uma coisa que seria boa em um governo do Aécio. Vamos ver qual dos dois lados é mais gentil, civilizado e ponderável. E quem são os extremistas. E quem vai se abster. Comentem aí.

Desafío a los electores de Aécio a hacer un elogio al gobierno de Dilma. Y desafío a los de Dilma a decir algo positivo del posible gobierno de Aécio. Veamos cuál de los dos lados es más educado, civilizado y flexible. Y quiénes son los extremistas. Y quién se va a abstener. Empiecen a comentar.

Pero su desafío no tuvo ningún éxito, pues la mayoría de comentaristas respondió con sarcasmo, como “me gusta cuando el Partido de los Trabajadores roba, estoy a favor de la corrupción”, o “Un gobierno de Neves hará más felices a los accionistas de la empresa para la que trabajo”. Tal vez el ampliamente difundido autodespectivo tuit de @thaisss resume cómo se sienten muchos brasileños en este momento:

Todos aquellos que hayan perdido familia y amigos debido a estas elecciones, pasemos juntos la Navidad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.