¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

50 años después, los zambianos se preguntan qué significa el Día de la Independencia

Zambia's National Freedom Day last year in Lusaka. October 24, 2013, photo by Owen Miyanza. Demotix.

Día Nacional de la Libertad de Zambia en Lusaka. 24 de octubre de 2013. Foto de Owen Miyanza. Demotix.

Zambia celebró sus bodas de oro el 24 de octubre de 2014. El aniversario de este año fue el primero en 50 años de independencia que el jefe de estado de Zambia estuvo ausente de las festividades, pues el presidente Michael Sata estaba en el extranjero para lo que su personal llamó una “revisión médica”.

Mientras los zambianos en todo el mundo celebraban la fecha con comida, los colores nacionales y más, algunas observaciones han planteado serias preguntas acerca del pasado y futuro del país.

Zambia's official golden jubilee logo.

Logo oficial del 50 aniversario de la independencia de Zambia.

La crítica de mayor notoriedad vino de la oposición, pues Hakainde Hichilema, líder del Partido Unido por el Desarrollo Nacional (UPND, por su nombre en inglés) pidió al pueblo vestir de negro y no celebrar la ocasión:

What did the freedom fighters envisage this country will be 50 years down the road? Is it what it is today? Since the PF came to power on a platform of lies and deceit the country has witnessed repression, the country has witnessed violation of fundamental human rights, freedoms and liberties, bias public media coverage, police brutality, political violence of unprecedented levels I never thought I would live post 1991 to see a country that has so much political violence.

¿Cómo avizoraron los luchadores por la libertad que sería este país luego de 50 años? ¿Es lo que es hoy día? Desde que el Frente Patriótico llegó al poder en una plataforma de mentiras y engaños, el país ha presenciado represión, el país ha presenciado violación de derechos humanos fundamentales, libertades, cobertura parcializada de medios públicos, brutalidad policial, violencia política a niveles sin precedentes que nunca pensé viviría después de 1991 para ver un país que tiene tanta violencia política.

Algunos zambianos usuarios de medios sociales no estuvieron de acuerdo con Hichilema, que pasó el día consolando a los afligidos y repartiendo bolsas de alimento de maíz y aceite para cocinar, pero fue Canicius Banda, uno de los dos vicepresidentes de UPND, el que llamó más la atención en el aniversario de Zambia con una pregunta planteada en Facebook. Banda desafió al público a pensar más en la fecha, y preguntó si el día de la independencia celebra el simple transcurso del tiempo o los logros del país desde esa ardiente noche de verano de hace 50 años, cuando Rhodesia del Norte se transformó en la República de Zambia. Escribió:

ON ZAMBIA'S GOLDEN JUBILEE [The Case of Merely Rejoicing Over the Passage of Time and NOT Achievement/The Calendar Parties]: Vernon Mwaanga, one of Zambia's own freedom fighters and political authorities, in his book, The Long Sunset, observes as follows: ‘…the colonialists left more than 40 years ago and in the case of many African countries we can no longer blame them for our woes. Slavery belongs to our painful past. Now we must transform our countries and move towards modernity, correcting our past mistakes, but moving forward all the time…’ The Republican Vice President Dr Guy Scott, fifty years post-independence, only one week ago, commenting on the 2015 National Budget said this: ‘Our priorities as a nation are wrong. Instead of fighting unemployment we are focusing on single-digit inflation; meanwhile citizens in the Lukanga swamps are surviving on [eating] scorpions. This is not right.’ Mr Alexander Chikwanda, Minister of Finance, a few weeks ago stated as follows: ‘We have failed to progress in this country because of leadership failure.’ Mr Chikwanda is spot on with his diagnosis. As we start another 50 years, we need a new breed of youthful, patriotic, nationalistic, knowledgeable, wise and God-fearing leaders. This is our prayer. Lord hear us! And we are sure that He will answer our prayer. These ‘Belinda Times’, times of deception must surely end!

EN LOS 50 AÑOS DE ZAMBIA [El caso de no regocijarse simplemente por el paso del tiempo y NO Fiestas de logros y del calendario]: Vernon Mwaanga, uno de los luchadores por la libertad y autoridad política de Zambia, en su The Long Sunset (El largo atardecer), observa lo siguiente: ‘…los colonialistas se fueron hace más de 40 años y en el caso de muchos países africanos, ya no podemos culparlos de nuestras penas. La esclavitud pertenece a nuestro doloroso pasado. Ahora debemos transformar nuestros países y avanzar hacia la modernidad, corregir nuestros errores pasados, pero avanzando todo el tiempo…’. El vicepresidente republicano, doctor Guy Scott, cincuenta años luego de la independencia, hace apenas una semana, comentando sobre el Presupuesto Nacional 2015 dijo: ‘Nuestras prioridades como nación están equivocadas. En lugar de combatir el desempleo, nos concentramos en la inflación de un solo dígito; mientras tanto, los ciudadanos en los pantanos de Lukanga sobreviven con [comiendo] escorpiones. Eso no está bien’. El señor Alexander Chikwanda, ministro de Finanzas, afirmó hace pocas semanas: ‘Hemos fracasado en progresar en este país debido a fracaso en la dirigencia’. El señor Chikwanda es certero en su diagnóstico. Ahora que iniciamos otros 50 años, necesitamos una nueva hornada de líderes juveniles, patrióticos, nacionalistas, informados, prudentes y temerosos de Dios. Esta es nuestra plegaria. Señor, ¡escúchanos! Y estamos seguros de que Él responderá nuestras plegarias. Esos ‘Belinda Times’, tiempos de decepción, ¡con certeza deben terminar!

Michael Chishala, en una contribución al sitio web de noticias Zambian Watchdog, escribió:

After 50 years of self-rule, it is shameful that our economic statistics are equivalent to war-torn countries, some of which are now doing better than us in many areas. Every Zambian government has blamed something other than themselves for the mess we are in. They are elected to bring change but they fail, while we the citizens are not putting enough pressure on them. It is time we the new generation make a change.

Luego de 50 años de autonomía, es vergonzoso que nuestras estadísticas económicas sean equivalentes a las de países destrozados por la guerra, a algunos de los cuales les está yendo mejor que a nosotros en muchas áreas. Todos los gobiernos zambianos han culpado a otros antes que a ellos mismos por el desorden en el que estamos. Se les elige para que traigan cambio, pero fracasan, mientras que los ciudadanos no les ponemos suficiente presión. Es momento de que la nueva generación haga un cambio.

Chishala planteó algunas maneras para que Zambia pueda avanzar:

I believe there has to be a change of ideas and attitudes. Zambians should firstly realize that they should take their vote seriously and not be swept off their feet by smooth talking politicians. They should adopt a skeptical disposition and thoroughly question prospective candidates … Civil Society, the Church, political parties and all of us must press for a drastic reduction in the powers of the Executive, arguably the greatest single problem.

Creo que debe haber un cambio de ideas y actitudes. Primero, los zambianos deberían darse cuenta de que deben tomar su voto seriamente y no dejarse arrastrar por políticos de hablar suave. Deberían adoptar una disposción escéptica y cuestionar minuciosamente a los posibles candidatos… La sociedad civil, la Iglesia, los partidos políticos y todos nosotros debemos presionar por una reducción drástica de los poderes del Ejecutivo, podría decirse que es el mayor problema.

En una carta pastoral conjunta en la víspera del Día de la Independencia, las tres iglesias “madres” de Zambia —la Conferencia Episcopal de Zambia, el Consejo Cristiano de Zambia y la Hermandad Evangélica de Zambia— destacaron la necesidad de reducir la pobreza como la principal prioridad:

The challenge though still remains for Zambia to put in place better redistributive policies so that the majority poor and the most vulnerable in our society are not left to be mere spectators in the current economic activities. In other words, the country’s economic boom would only be meaningful if it significantly reduces poverty among the people of Zambia and allows the active participation of the majority citizenry. Unfortunately, what we see being achieved is the ever widening gap between the rich and the poor and marginalization of rural areas in terms of infrastructure development and economic activities.

El desafío aún persiste para que Zambia ponga en práctica mejores políticas redistributivas, para que la mayoría pobre y los más vulnerables en nuestra sociedad no se queden como meros espectadores de las actuales actividades económicas. En otras palabras, el auge económico del país solamente será significativo si reduce considerablemente la pobreza entre el pueblo de Zambia y permite la activa participación de la mayoría de ciudadanos. Desafortunadamente, lo que vemos que se ha logrado es la cada vez mayor brecha entre ricos y pobres y la marginalización de áreas rurales en términos de infraestructura y actividades económicas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.