¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La actividad económica rusa en Internet se desacelera, obstaculizada por la crisis y leyes hostiles

The RuNet economy is being stunted by government restrictions and a poor economic climate. Images mixed by Tetyana Lokot.

La actividad económica rusa en Internet se encuentra estancada debido a las restricciones del Gobierno y a la delicada situación económica. Imágenes mezcladas por Tetyana Lokot.

Aunque aparentemente el comercio ruso en Internet está creciendo, una observación detallada de las tendencias más recientes revela una caída del crecimiento, influenciada por la crisis económica del país y por la draconiana legislación de la Web. 

Un estudio sobre el funcionamiento de la actividad económica rusa en Internet dirigido por la Asociación Rusa de Comunicaciones Electrónicas (RAEC) y la Escuela Superior de Economía (HSE), revelaba que el tamaño de este segmento de negocio (pagos en línea, proveedores de contenido y otros servicios) se incrementó en 2013 en un 31% con respecto a 2012. 

El valor actual del comercio ruso en Internet se sitúa en torno a 1.1 billones de rublos (algo más de 25 mil millones de dólares), lo que supone el 1.6% del PBI del país (2.1 billones de dólares en total) en 2013. Los datos son aún más espectaculares cuando el estudio analiza las “empresas dependientes de la red”, que incluye a las que usan Internet para sus ventas, marketing y comunicaciones, pero que no actúan exclusivamente en la Web. El valor de este sector, más amplio, es de un sorprendente 10% del PBI.

Es probable que continúe la tendencia de crecimiento: los expertos predicen que la economía rusa en Internet volverá a crecer un 30% en 2014. A modo de referencia, se espera que este año la economía rusa siga estancada, plagada de sanciones internacionales y demás problemas. 

Aunque las perspectivas de crecimiento sean optimistas, en realidad las cosas no parece que vayan tan bien como las cifras indican. De hecho, el valor acumulado del comercio en Internet mostró menor crecimiento en 2013 comprado con 2012 (en el que el volumen de negocio en la Web creció un 39%). Dado que el comercio de Internet en Rusia (y la economía en su conjunto) aún está desarrollándose, esta ralentización representa un serio problema.

También cabe destacar que el crecimiento económico de RuNet en 2014 se debió en gran medida al aumento de los precios, derivado de la devaluación del rublo causada por la crisis que sufre la economía del país. Es decir, el aumento del valor agregado de los bienes y servicios producidos por las empresas de Internet no es debido al aumento del volumen de negocio, sino al incremento de los precios. 

Desde enero hasta octubre de este año, la tasa de cambio del dólar se elevó en un 20% y la del euro en un 30%. Algunos expertos ponen en tela de juicio las predicciones optimistas, en un mercado con gran dependencia de las importaciones. Herman Klimenko, presidente de la Asociación para el Desarrollo del Comercio Electrónico, manifiesta que es difícil predecir el futuro del segmento de negocio en la Web.

Но мы не знаем, что нас ждёт в следующем году в экономике вообще. Пока же спрос на импорт продолжает падать, то есть ожидать роста рынка в целом можно с большой долей оптимизма.

No tenemos ni idea de lo que ocurrirá con el economía el año próximo. Entre tanto la demanda de las importaciones decrece, por lo cual pecaríamos de optimistas si esperáramos un crecimiento del mercado.

Tal y como destaca el autor en su estudio, hay otra cuestión que menoscaba la actividad comercial rusa en Internet: la violación de los derechos de propiedad intelectual y la piratería. Hace un año, el 40% de los internautas no estaba dispuesto a pagar por el contenido online (muchos internautas rusos están acostumbrados a descargar películas, música y juegos forma gratuita de páginas web de torrents) Actualmente está cifra se sitúa en el 50%. Sólo el 22% de los usuarios ha comprado alguna vez contenido en Internet. Los expertos concluyen que debido a la delicada salud general de la economía, muchos de los potenciales compradores se aprovecharán del contenido disponible en la red sin importarles las cuestiones legales, mientras puedan descargarlo sin coste alguno.

Se supone que mediante la RAEC y la HSE, la industria de Internet se beneficiará de la aplicación de las leyes de propiedad intelectual, pero queda por demostrar que esto sea efectivo. También se habla de que la cultura del intercambio de archivos, en realidad, no destruye la industria del entretenimiento y además ofrece diversos beneficios. La postura del autor del estudio es clara en este aspecto: La HSE es una universidad fundada por el Gobierno, que lucha con vehemencia contra la piratería, y la RAEC es una asociación nacional de productores de contenido y lobbys de la industria, y ninguno de los dos favorece a los usuarios piratas. 

Una cuestión interesante del estudio de la RAEC/HSE, es que en 2013, la economía de RuNet se estaba desarrollando en un contexto innovador, algo que no está ocurriendo este año. A finales de 2014, los expertos predicen que el mercado se desacelerará, y que seguirán disminuyendo los ingresos por publicidad y el poder de compra de los consumidores. 

El estudio no muestra una clara correlación entre la caída del crecimiento y falta de innovación con las nuevas regulaciones restrictivas en la industria de Internet, pero mucho se ha hablado sobre las severidad de estas leyes que, entre otras cosas, obligan a mantener los datos de los usuarios rusos en servidores dentro del país, y que otorgan al Gobierno un mayor acceso a los registros de comunicaciones y metadatos almacenados por los proveedores de servicios de Internet. Por muy difícil que resulte cuantificar el impacto directo de esta legislación en el comercio electrónico en Rusia, el cambio de tendencia del mercado habla por sí mismo. 

¿Hay luz al final del túnel para el comercio ruso en Internet? El autor opina que lo mejor para las empresas de comercio electrónico es que sean ellas las que tomen la iniciativa, si quieren cambiar esta tendencia de reducción y retroceso. Según el estudio, cabe esperar que la industria rusa en Internet empiece a entender que debe actuar en sus propios términos, y que intente modificar la tendencia restrictiva en materia de legislación, a una más innovadora. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.