¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Líder golpista tailandés pretende que los periodistas olviden al anterior Primer Ministro

Former Thailand Prime Minister Yingluck Shinawatra (left) with her brother,  ousted Prime Minister Thaksin Shinawatra (center).  Photo from Facebook of Yingluck.

Anterior Primera Ministra tailandesa, Yingluck Shinawatra (a la izquierda), con su hermano, el destituido Primer Ministro Thaksin Shinawatra (en el centro). Imagen de la página de Facebook de Yingluck.

En estos días es difícil que los hermanos Yingluck y Thaksin Shinawatra eviten aparecer en las noticias. Los dos nombrados son exprimeros ministros de Tailandia, donde un golpe militar se hizo con el poder a principios de 2014. Los hermanos Shinawatra se encontraron recientemente en Japón y volaron juntos a China para realizar un viaje turístico. Donde quiera que vayan los dos exlíderes, parece que los periodistas los siguen como paparazzi para catalogar sus viajes.

Sin embargo, esto no divierte al nuevo Primer Ministro de Tailandia. El líder golpista que ocupó el cargo este año después de la dimisión de Yingluck, el general Prayuth Chan-ocha, está pidiendo a los medios que no informen de los movimientos de los anteriores jefes de Estado tailandeses.

Everyone is entitled to freedom of the press, freedom of the people. But if these freedoms lead to conflicts or violate other people's rights, they become inappropriate. Therefore, please don't make me use laws or power or force. I ask you to engage in conversations and find solutions for the problems that have been building up in the past.

Todos tienen derecho a la libertad de prensa, es una libertad del pueblo. Pero, si esta libertad provoca conflictos o atenta contra los derechos de otras personas, entonces no parece adecuada. Por tanto, por favor, no me obliguen a utilizar la ley, el poder o la fuerza. Les pido que se unan para dialogar y encuentren una solución para este tipo de problemas que han ido en aumento desde el pasado.

Esto fue lo que dijo el ejército para hacerse con el poder el pasado mayo y con ello poner fin a las hostilidades entre las enfrentadas facciones políticas del país. Pese a su destitución, Thaksin Shinawatra sigue siendo una figura política importante en Tailandia. Como rico empresario y político de éxito, Thaksin fue primer ministro entre 2001 y 2006, año en que lo derrocó un golpe de Estado. Desde ese momento, Thaksin ha vivido en un exilio autoimpuesto evitando así algunos presuntos cargos criminales. El partido político de Thaksin, no obstante, ha seguido ganando las elecciones, incluso impulsando a su hermana pequeña para que alcanzara la oficina del Primer Ministro.

La “petición” de Prayuth a los periodistas ha provocado cierta resistencia, dado que muchos trabajadores de los medios ven la solicitud como una orden de mordaza para la prensa.

Suravitch Veerawan, del canal ASTV, dijo a Prayuth que no debería temer a los medios, los cuales, según el argumento de Veerawan, deben ser libres para expresarse. Pichate Yingkiattikun, gestor de proyectos del grupo de reflexión Siam Intelligence Unit, se pregunta por qué el primer ministro tailandés ha decidido “ir contra los periodistas” y difundir el miedo entre los medios locales del país con los que Prayuth no está contento.

El director ejecutivo de la Alianza de la Prensa de Asia Sudoriental tuiteó:

RT @forestmat El Primer Ministro dice a los medios que eviten informar sobre Thaksin. The Nation http://t.co/u5HgWe3Afs más ‘directrices’ para la prensa.

El usuario de Twitter @iiDudes pidió sarcásticamente a los periodistas que rechazaran la petición de Prayuth y en cambio sugirió la buena idea de utilizar máscaras con la cara de Thaksin:

Ojalá tuviera una máscara facial para poder molestar al líder.

El pasado mayo, el gobierno militar tailandés anunció una serie de reformas que limitarían la libertad de expresión. El Comité para la protección del periodista condenó el esfuerzo censurador y pidió una restauración inmediata e incondicional de las libertades de prensa nacionales.

Lo cierto es que el periodismo en Tailandia ha tenido que esforzarse mucho desde que Prayuth llegó al poder. Es más, una considerable facción de periodistas pro-Junta están dificultando todavía más la resistencia a la represión de los medios. Cómo consiguen avanzar los periodistas en la atmósfera actual de Tailanida es un misterio en su mayor parte.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.